Imprimir

Print Friendly and PDF

sábado, 22 de enero de 2011

Chipirones al ajillo / Baby squid in a garlic sauce

Cefe borda los chipirones en todas sus variantes, al ajillo, rellenos, en su tinta. Esta receta es sencillísima. Lo único engorroso es limpiar los chipirones. Hay que tener en cuenta que los chipirones merman mucho al hacerse. Un kilo da para 4 personas si se sirve acompañado de arroz blanco, por ejemplo, o para tres como plato único.
Ingredientes
1 kg de chipirones
4 ajos
perejil (opcional)
sal
aceite de oliva
Se pueden comprar los chipirones ya limpios pero soy de la opinión de que cuanto menos intermediarios haya, mejor. Hay que limpiarlos de uno en uno y para la cantidad de esta receta tardé unos 20 minutos y acabé con la piel de los dedos como un garbanzo.
Se limpian bajo un chorro de agua fría. Primero hay que quitarles la parte de los tentáculos. Al tirar, sale también la tripa. Los tentáculos se pueden reservar para añadirlos al guiso. Se quita la telilla negra exterior. A continuación, se saca la pluma, se les da la vuelta y se limpia todo el interior, siempre bajo el grifo. Se van poniendo en un escurridor para eliminar el agua de más.
Este procedimiento es siempre el mismo para todas las recetas de chipirones. Si se van a hacer rellenos hay que ir con más cuidado para no romperlos al darles la vuelta. En este caso no es necesario tener tanto cuidado puesto que, una vez limpios, hay que cortarlos en unos 3 trozos cada uno.

En un mortero, se majan los ajos con un poquito de sal (cuidado con la sal, con un pelín basta, sino el guiso saldrá "salado como perros" que decía mi abueli) y el perejil (si se va a usar). Se pone un chorrito de aceite en una sartén. Cuando está caliente, se añade el majado de ajos. Se da unas vueltas y, en cuanto empiece a tomar color, se añaden los chipirones. En dos o tres minutos están listos. Hay que removerlos con una cuchara de madera. En cuanto se ponen blancos ya están listos. Los chipirones tienden a endurecerse si nos pasamos con el tiempo de cocción. Sueltan su propio agüilla y la salsa es digna de pringue.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll