Imprimir

Print Friendly and PDF

miércoles, 25 de enero de 2012

Callos con chorizo y azafrán / Saffron tripe with chorizo

Pese a los buenos propósitos tras los ágapes navideños, el frío de estos días me ha llevado a pecar. Y puestos a pecar, que el pecado sea mortal: unos deliciosos callos con garbanzos. Platos como éstos hacen que segreguemos dopaminas, endorfinas y sonrisas placenteras durante horas y horas. 
Ingredientes (8 personas)
1 kg de callos de ternera
2 capaduras de chorizo
2 hojas de laurel
1/2 cebolla
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
2 tomates medianos
2 ajos
1 cucharada rasa de cominos molidos
unas hebras de azafrán
1 tarro de garbanzos ya cocidos
sal
agua
aceite de oliva virgen extra
Aunque ahora es fácil encontrar callos envasados al vacío en el súper, sigo prefiriendo los comprados en la carnicería. Los encargué y A. , que me mima mucho, incluso me los cortó en cuadraditos. Se ponen en una olla junto con el chorizo y el laurel y se cubren de agua fría.
En mi olla rápida los tuve 1 hora. En cazuela necesitarían por lo menos 2. Sí, ya sé que la olla estaba demasiado llena. Tuve cuidadito y los dejé hacer sólo con una rayita de presión. 
Éste fue el resultado. Los escurrí bien, reservando un vaso del líquido de cocción. Así se elimina la grasa que pueda tener el chorizo y se evita el sabor excesivamente fuerte. Retiré el laurel. Quité la piel del chorizo y lo partí en trozos pequeños que reservé.
Como los callos ya están blanditos se pueden cortar fácilmente en trozos más pequeños con unas tijeras. 
Pelé y piqué la cebolla. Lavé y piqué los pimientos. Lavé, pelé y piqué los tomates.
Cubrí el fondo de una sartén con aceite y freí a fuego medio/bajo la cebolla y los pimientos durante 10 minutos, removiendo de vez en cuando.
Añadí entonces el tomate, mezclé bien y lo dejé hacer otros diez minutos, deshaciendo el tomate con el canto de una cuchara de madera.
Mientras tanto puse el ajo, un pellizco generoso de sal, el azafrán y el comino en un mortero.
Lo machaqué todo junto, mezclando bien y le añadí parte del vaso del agua de cocción de los callos. Lo desleí todo y se lo añadí a la sartén del sofrito junto con lo que quedaba en el vaso y el chorizo cortado en trocitos.
Le dí un hervor a todo junto durante 5 minutos a fuego medio y lo añadí a la olla junto con el agua suficiente para que los callos quedaran cubiertos. Lavé bien los garbanzos ya cocidos y los incorporé a la olla también.
 Llevé todo a ebullición y lo deje hervir, a fuego medio/bajo, con la olla destapada, 20 minutos. Y ya está. Los callos incluso están mejor de un día para otro. Ya sabéis, también, que este plato se puede congelar estupendamente. 
Es muyyyyyy aconsejable servirlo acompañado de un buen pan.
Bon appétit!

domingo, 15 de enero de 2012

Pollo con tomate y champiñones/ Tomato mushroom chicken

Continuando en la línea de recetas poco calóricas, aquí tenéis este rico pollo en salsa de tomate con champiñones, zanahoria, cebolla y aceitunas negras. Servido con un simple arroz blanco es un plato único estupendo.
Ingredientes (6 personas)
1 kg de pechuga de pollo
1 cebolla grande, pelada y picada
2 zanahorias, peladas y cortadas en cuadraditos
2 ajos
150 grms de champiñones
1 bote pequeño de tomate triturado natural
1 cucharadita de azúcar moreno
1 cucharada de vinagre de Módena
1 cucharadita de romero
1/2 vaso de vino blanco
1 vaso de agua
1 bolsa de aceitunas negras deshuesadas
sal
aceite de oliva
Empezamos quitándole la piel a la pechuga y cortándola en tacos. También podríamos hacer este plato con muslos y contramuslos en trozos o con pechuga de pavo. La doramos en aceite.
Sacamos de la sartén y la reservamos. Dejamos sólo el fondo de la sartén cubierto de aceite y pochamos la cebolla con la zanahoria durante 5 minutos, a fuego medio bajo, removiendo de vez en cuando.
Mientras tanto picamos los champiñones y pelamos los ajos.
Añadimos los champiñones y los ajos picados a lo anterior, mezclamos bien y dejamos hacer durante otros 5 minutos.
Pasamos todo a una cazuela grande. Añadimos el vino y el agua y lo dejamos hervir a fuego fuerte un par de minutos para que se evapore el alcohol.
Incorporamos entonces la pechuga y mezclamos bien.
Y, por último, añadimos el bote de tomate, el azúcar moreno y el romero. Lo dejamos hacer a fuego suave durante 20 minutos. Incorporamos entonces las aceitunas y continuamos haciendo al chup-chup durante otros 10 minutos. 
Rectificamos de sal, y a comer.
Bon appétit!

viernes, 6 de enero de 2012

Ensalada con aliño de miel y mayonesa

Empezamos otra vez con los platos ligeritos, ricos de ver y comer y muy sanos. La ensalada de hoy lleva manzana, nueces, aguacate y cerezas deshidratadas. Esta últimas pueden sustituirse por pasas, orejones o ciruelas picados, etc. El aliño de mayonesa y miel le da un toque distinto. Es estupenda para acompañar tanto asados como unos simples filetes a la plancha.
Ingredientes (6 personas)
1/2 lechuga iceberg
1 manzana starky
1 aguacate
12 nueces
2 cucharadas de cerezas deshidratadas
4 cucharadas de mayonesa
3 cucharadas de miel
3 cucharadas de vinagre
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta negra molida
Lavamos y picamos la manzana. La puse con piel, por aquello de la fibra y las vitaminas,  pero también puede pelarse si os dan yu-yu las posibles ceras que pueda llevar. Se pela y se pica el aguacate. Se cascan las nueces y se tuestan en una sartén. Se va colocando todo en una fuente.
Se lava y se pica la lechuga. Se coloca encima de lo anterior y se guarda en la nevera hasta el momento de servir. Así evitamos que la manzana y el aguacate se oxiden.
Preparamos el aliño batiendo con las varillas en un bol la mayonesa, la miel, el vinagre y el aceite, salpimentando al gusto. Cuando vayamos a llevar la ensalada a la mesa, se lo añadimos y mezclamos bien.
Bon appétit!

miércoles, 4 de enero de 2012

Crema de espinacas / Spinach cream

Pasadas las fiestas empezamos con los "menuses" de desintoxicación. ¿Qué mejor que una crema de espinacas? Contiene fibra, algo de hierro (no tanto como nos hicieron pensar con Popeye), es saciante, diurética y, pese a su color verde esmeralda, apetecible. Añado que hasta los tiernos infantes se la comerán sin protestar.
Ingredientes (6 personas)
3 puerros
400 grms de espinacas
1 litro de caldo de pollo
6 trozos de pan del día anterior
aceite de oliva virgen extra
Pelamos, lavamos y picamos los puerros. Los doramos en un chorrito de aceite, removiendo de vez en cuando, a fuego medio, durante diez minutos.
Lavamos las espinacas. Yo usé una bolsa de 400 grms, con espinacas ya en hojas. Aunque en la bolsa decía lavadas, yo las volví a lavar. Si se usan espinacas frescas hay que deshojarlas y lavarlas.
Las fui añadiendo a puñados a la cazuela en que se habían dorado los puerros. Removiendo y añadiendo espinacas. La espinaca contiene mucho agua, apenas con un par de vueltas pierde todo su volumen.
Los 400 grms de espinacas quedaron así.
Añadí entonces el caldo de pollo. Se puede usa caldo de pollo natural, o el de Aneto (estupendo) o el de Knorr (estupendo) o agua con un cubito.
Se deja hervir 20 minutos y se tritura con la batidora. Se sirve con unos coscurros de pan frito (croutons). Voilá
Bon appétit!

lunes, 2 de enero de 2012

Pierna de cerdo asada / Pineapple roast ham

Llevaba tiempo queriendo hacer este plato tan habitual en estas fiestas y por Pascua tanto en Inglaterra como en Estados Unidos. El resultado es espectacular y riquísimo. Es ideal para reuniones multitudinarias, sencillo de preparar y apto para congelar. Aviso, habrá bofetadas por la piña asada, recomiendo aumentar la cantidad que indico. 
Ingredientes (10 personas)
1 paletilla de cerdo ( 5 kilos)
3 cucharadas de miel
2 cucharadas de mostaza à l'ancienne
3 cucharadas de azúcar moreno
1 vasito de vino dulce
1 naranja
1 piña natural
sal
pimienta
20 clavos
Lo habitual es encargar la pierna de cerdo. Las paletillas suelen pesar alrededor de cinco kilos, las piernas llegan a los ocho. A., responsable de mi carnicería/charcutería/delicatessen, me informó de todo esto. Pronto os incluiré una entrada sobre mi tienda habitual, Azorín.
El tiempo de asado varía en función del peso. Hay que calcular en torno a media hora o tres cuartos por kilo dado que se hace a una temperatura relativamente baja. En la carnicería ya os la darán limpia, apenas con un poquito de grasa que no eliminaremos.
Empezamos preparando una marinada con la miel, la mostaza, el azúcar, el zumo y la ralladura de la naranja que pondremos a hervir en un cazo.
Cuando llega a ebullición se añade el vino dulce. Usé uno riquísimo regalo de mi amiga Nila.
Dejamos hervir un par de minutos para que se evapore el alcohol y dejamos templar. Mientras tanto salpimentamos la pierna de cerdo y la colocamos en una fuente de horno grande que previamente habremos forrado de papel de aluminio.
Precalentamos el horno a 170 grados. Hacemos unos cortes horizontales y verticales no muy profundos para obtener un dibujo de celosía. Pinchamos los clavos en los cuadraditos resultantes. El clavo es una especia muy fuerte y habitualmente se utiliza en cantidades muy pequeñas. Hay que tener en cuenta que ésta es una pieza muy grande. El clavo le da un aroma y un sabor deliciosos. 
Pelamos la piña. La cortamos en rodajas y retiramos la parte central dura. Cortamos las rodajas en trocitos. Con ayuda de una brocha pintamos toda la pieza. Sobrará marinada que iremos utilizando después. Ponemos unos trocitos de piña por encima de la pieza. Reservamos los demás.
Y al horno. Pasada la primera hora se vuelve a pintar con la marinada. La mía tenía este aspecto.
Al cabo de otra hora se vuelve a pintar con el resto de la marinada y se añade el resto de la piña. Pasada una hora más se vuelve a regar con los jugos que haya ido soltando y se cubre con papel de aluminio para que no se tueste en exceso. Media hora más y listo. Se deja reposar unos 15 minutos antes de servir. Se cuela la salsa y se lleva a la mesa en salsera aparte.
Bon appétit!

domingo, 1 de enero de 2012

Relleno para el pavo asado /Stuffing for roast turkey

Muy feliz 2012 para todos. Deseo que tengamos salud, trabajo y muchas ocasiones para compartir ágapes e intercambiar recetas. Empiezo el año con esperanza y ganas de luchar y os envío mis mejores vibraciones y energía.
Siguiendo con la tradición familiar, el plato principal de la comida de navidad fue pavo asado relleno, para el que ya os di la receta el año pasado. También siguiendo con la tradición, el relleno fue distinto este año y eso os voy a contar en esta entrada. El resultado fue estupendo y todos (incluidos, por supuesto, M. & N.) disfrutamos de lo lindo.
Ingredientes (para un pavo de unos 3 kgms)
300 grms de salchichas frescas
200 grms de ternera picada
1/2 cebolla picada
10 orejones picados
50 grms de pasas
1 huevo batido
50 grms de pan rallado
2 cucharaditas de tomillo seco
sal
pimienta negra
A sugerencia de J. este año usé por primera vez salchichas frescas de cerdo. Se trata de quitarles la tripa y poner el contenido en un bol. Se añade el resto de ingredientes, se salpimenta, y se mezcla con las manos como si estuvieramos preparando la carne para unas albóndigas.
Se procede entonces a rellenar el pavo como ya os indiqué. Se embrida y se unta de mantequilla. Se coloca en una fuente de horno. Esta vez puse las patatas directamente en la fuente.  Se cubre la pechuga con bacon.
Lo tapé todo con papel de aluminio y al cabo de tres horas, voilá, servido con coles de bruselas y setas al ajillo con jamón.
Bon appétit!

Foodieblogroll