Imprimir

Print Friendly and PDF

viernes, 15 de abril de 2011

Bollitos ingleses o Scones / English Scones

Ya os he contado que ando reuniendo recetas para el té inglés que preparo para la familia de mi cuñada N. No pueden faltar, por supuesto los scones. Son unos bollitos que se comen con mantequilla y mermelada, o con la famosa clotted cream del suroeste de Inglaterra (aquí se puede sustituir por nata montada, en casa) y fresas. Cuantos recuerdos... He vagado por mis numerosos libros de cocina, he hecho memoria (hacía siglos que no los hacía, a mi padre le encantaban) y éste ha sido el resultado
Son deliciosos y muy rápidos de hacer.
Ingredientes (para 4 personas, 2 por barba)
250 grms de harina (mejor de la que ya lleva levadura)
1 sobre de levadura
1 cucharadita de sal
100 ml de leche
50 grms de mantequilla
1 huevo
40 grms de azúcar
40 grms de pasas

Precalentar el horno a 220 grados.
Ahora es fácil encontrar harina que ya lleva levadura. Yo la usé pero le añadí también un sobre de levadura Royal. La harina que ya lleva levadura en España no es igual que la inglesa. En un bol se mezcla la levadura, con la harina, el azúcar y la sal. Con dos cuchillos se va cortando la mantequilla y mezclando con lo anterior hasta que adquiere una apariencia terrosa. Yo use mi pastry blender comprado en las américas hace muchos años pero los dos cuchillos funcionan estupendamente.
Se añaden a esto las pasas.
En un bol aparte se bate el huevo y se le añade la leche.


Se va echando sobre la harina y se va mezclando todo con ayuda de un tenedor. Éste es el truqui de los scones: se trata de, simplemente, mezclar los elementos sólidos con los líquidos, pero sin amasar, y rápidamente. En cuanto se ha incorporado todo el líquido se translada el producto resultante a una superficie enharinada. Se espolvorea con harina para poder manejar la masa y se aplasta con el rodillo hasta que tenga un espesor como de un cm. Luego se procede a cortar los scones. Yo utilicé el biscuit cutter que me regaló mi amiga Molly hace muchos años:
Pero también se puede usar, simplemente, un vaso. Se colocan los scones  sobre una hoja de papel de aluminio que luego se pondrá sobre la bandeja del horno
Quince minutos y, ya están. Se comen templados, por eso es mejor hacerlos casi al momento de ir a servirlos. Se pueden desayunar al día siguiente, ligeramente recalentados en el microondas.
Cuando se los hice a Maricruz y a Tomás quedaron encantados
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll