Imprimir

Print Friendly and PDF

sábado, 13 de septiembre de 2014

Pavo al pomelo con melocoton/ Grapefruit turkey breast with peaches

Otra receta ligerita para recuperarnos de los excesos vacacionales. Además así aprovechamos el final de la temporada de melocotones. Qué penita me da que se acabe este esplendor de colores, olores y sabores de que hemos disfrutado durante estos meses. Sí, ya sé, ahora entramos en época de castañas y nueces y setas y moras y frambuesas... pero no es igual.
La salsa lleva una base de pomelo y naranja, con un poquitín de azúcar, y le va estupendamente a la guarnición de melocotón. Os lo presento tal cual pero para los que podáis permitíroslo una patatas fritas no le irían nada mal.
Ingredientes (6 personas)
1 pechuga de pavo en filetes
sal
pimienta negra
aceite de oliva
el zumo de 1 pomelo rosa
el zumo de 2 naranjas pequeñas
1/2 vaso de agua
1 cucharadita de azúcar
3 melocotones
Ponemos los melocotones, lavados, en el microondas entre 5 y siete minutos, dependiendo de lo maduros que estén. Se trata de que podamos pelarlos más fácilmente después y que se hagan algo. Los sacamos del microondas y los dejamos enfriar.
Salpimentamos los filetes de pavo. Cubrimos de aceite una sartén o cazuela y los doramos bien. Los reservamos en un plato.
En la misma sartén y con el aceite que haya sobrado echamos el zumo de pomelo y de naranja, el azúcar y el agua. Lo llevamos a ebullición.
Añadimos los filetes y bajamos el fuego. Lo dejamos hacer, semitapado 10 minutos. Mientras tanto pelamos los melocotones y los cortamos en trozos no muy grandes. Pasados los 10 minutos los añadimos a la sartén y los mezclamos con los filetes.
Volvemos a tapar la sartén y lo dejamos hacer otros diez minutos, a fuego medio, hasta que el melocotón esté a nuestro gusto. Y listo para comer:
Bon appétit!

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Pollo asado a la cerveza / Beer roast chicken

Cuando vi por primera vez esta receta en una revista americana que dedicaba un número especial a las barbacoas pensé que era una lástima que no mencionaran si podía hacerse en el horno también. Y paseando por la red vi que sí que era posible. Manos a la obra. El resultado es un pollo asado, delicioso, con un toque completamente distinto al pollo asado tradicional. Por supuesto podéis cambiar las especias a vuestro gusto pero creo que debe mantenerse el toque dulce que puede conseguirse con miel o azúcar moreno. El pollo se asa "sentado" en un bote de cerveza de modo que va adquiriendo los vapores del lúpulo y queda jugoso y en su punto y la piel muy crujiente. Es sencillísimo de preparar y estupendo para domingos o fiestas en que no queremos estar mucho en la cocina.
 Ingredientes
1 pollo
1 lata de cerveza
1 ajo
1 cucharada de cominos
1/2 cucharada de pimentón
1 cucharada de miel
3 cucharadas de aceite
un pellizco generoso de sal
Precalentamos el horno a 200 grados. Abrimos el bote de cerveza con un abrelatas.
 Dejamos en el bote como un tercio de su contenido (el resto podemos utilizarlo para otra cosa o guardarlo para después). En el mortero ponemos el ajo pelado, la sal, los cominos y el pimentón.
Machacamos bien el ajo con las especias. Añadimos el aceite y la miel y lo mezclamos todo bien. Untamos con esta mezcla el pollo por dentro y por fuera. "Sentamos" el pollo sobre el bote de cerveza y lo ponemos en una fuente refractaria. Y al horno durante una hora y media o dos, dependiendo del tamaño del ave. Y ya está listo para trinchar.
Bon appétit!

domingo, 7 de septiembre de 2014

Dip de aguacate y queso azul / Avocado blue cheese dip

La vuelta al cole significa también volver a ver a amigos queridos. Siempre recuerdo esta idea que me hacía más llevadero el volver a la vida cotidiana tras aquellos largos veranos de hace muchos, muchos años. Y sí que eran largos, desde principios de junio hasta mediados/finales de septiembre, y disfrutados minuto a minuto. En fin, que en esta primera reunión del nuevo curso se me ocurrió preparar este dip o crema para untar en pan o tostas. Como ocurre frecuentemente un paseillo por Internet me confirmó que América ya estaba descubierta pero aún así preparé las carabelas a mi estilo. Es sencillo de hacer y resulta muy apetecible.
Ingredientes
50 grms de queso azul
1 aguacate
125 grms de queso Philadelphia
el zumo de un limón
sal
Ponemos todos los ingredientes (el aguacate pelado y cortado en trozos) menos la sal en la picadora o robot de cocina.
Lo batimos todo junto, rebañando los bordes y volviendo a batir si es necesario, hasta obtener una crema homogénea. Rectificamos de sal. Tened en cuenta que el queso azul es muy salado. Lo pasamos al cuenco en que vayamos a servirlo y lo tenemos por lo menos dos horas, o desde el día anterior, en la nevera, para que esté bien frío. Servimos acompañado de un buen pan o de unas tostas.
Bon appétit!

lunes, 1 de septiembre de 2014

Pechuga al estilo tailandés / Thai chicken breast

Llega septiembre y el inicio de un nuevo curso. Y el tiempo sigue pasando, cada vez más rápidamente. Hace unos días se cumplió el 4º aniversario de este blog y más de cuatrocientas recetas compartidas con todos vosotros... Espero seguir por aquí y poder llegar en algún momento a emular a mi admirada Simone Ortega.
En fin, a la receta de hoy. Es sencilla, rápida, rica e incluso se puede dejar prácticamente hecha el día anterior. Vamos que es llegar a casa de trabajar y calentar mientras ponemos la mesa. Es de inspiración tailandesa. Sólo he estado una vez en un restaurante tailandés, hace taitantos años. Me gustó. Es una cocina especiada, a veces picante, pero siempre muy rica. He adaptado las especias a las que pueden encontrarse fácilmente en el súper: canela, cominos, curry, gengibre. Lleva también una especia india de nombre garam masala que se puede comprar en grandes superficies. Más que una especia es una mezcla de especias, lleva canela y clavo entre otras cosas. Si no la conseguís con el resto de ingredientes seguiréis teniendo un plato estupendo y distinto.
Ingredientes (6 personas)
1 kg de pechuga de pollo en filetes
1 cebolla
1 ajo
1 trozo de gengibre fresco (unos 3 cms por 3 cms)
1 cucharadita de garam masala
1 cucharadita de cominos
1 cucharadita de curry
1/2 palo de canela
7 granos de cardamomo
2 hojitas de laurel
sal
pimienta negra molida
aceite de oliva
1 brick de 250 cc de nata para cocinar
1 vaso de agua
el zumo y la ralladura de 1 lima
arroz blanco para acompañar
Empezamos cortando los filetes de pechuga en tiras. Los salpimentamos. Cubrimos el fondo de una sartén grande  con aceite. Doramos las tiras de pechuga por tandas y las vamos reservando en un plato.
Mientras tanto pelamos y picamos la cebolla, el ajo y el gengibre. Una vez doradas las tiras de pechuga, en la misma sartén, y añadiendo un poco más de aceite si hace falta, pochamos la cebolla, el ajo y el gengibre, con un pellizco de sal, a fuego bajo, semitapados.
Preparamos las especias en un platito.
Una vez pochada la cebolla le añadimos las especias.
Lo mezclamos bien y lo dejamos hacer todo junto durante 1 minuto. Incorporamos ahora la nata, el agua y el pollo. Rectificamos de sal.
Cuando rompe a hervir bajamos el fuego y lo dejamos hacer, semitapado, a fuego bajo durante 10 minutos. Si lo vamos a tomar al día siguiente es el momento de dejarlo enfriar y meterlo en la nevera.
Cuando vayamos a comerlo volvemos a calentarlo, retiramos la canela y los granos de cardamomo y añadimos el zumo y la ralladura de lima.
 Mezclamos bien y listo para comer.  Lo servimos sobre una capa de arroz blanco.
Bon appétit!

Foodieblogroll