Imprimir

Print Friendly and PDF

lunes, 9 de septiembre de 2013

Pastel de espinacas y bonito / Spinach tuna pie

Cefe me ha pasado la receta que comparto con vosotros hoy. Ella la hace con acelgas pero yo soy más aficionada a las espinacas. Queda riquísima y gustará a niños y mayores. Aprovechamos además productos de temporada, como el tomate. Evidentemente podéis fabricarla con tomate frito de bote y bechamel de bric pero... Yo usé unos tomates magníficos, que me habían regalado, para hacer la salsa. E hice una bechamel casera. El pastel puede tomarse caliente, recién sacado del horno, e incluso a temperatura ambiente.
 Ingredientes (6 personas)
600 grms de espinacas
2 latas de 240 grms de bonito en aceite
Salsa de tomate
2 tomates grandes
1/2 cebolla
1 ajo
sal
1 cucharadita de azúcar
Bechamel
2 cucharadas y media de harina
3/4 de litro de leche
sal
1/2 cucharadita de nuez moscada
aceite de oliva
50 grms de queso gouda rallado
En una cazuela grande ponemos a fuego fuerte la mitad de las espinacas lavadas.
En un par de minutos, removiéndolas, las tendremos listas.
Las pasamos a un escurridor y repetimos la operación con la otra mitad de las espinacas. Las dejamos enfriar y depués las apretamos bien para eliminar el líquido que llevan.
Mientras se enfrían, preparamos la salsa de tomate. Cubrimos de aceite el fondo de una sartén y pochamos la cebolla con un pellizco de sal durante 5 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando.
Añadimos el tomate pelado y cortado en trozos pequeños y lo mezclamos todo.
Lo dejamos hacer a fuego medio durante 15 minutos y le añadimos el azúcar. Lo mezclamos bien y lo seguimos friendo otros 5 minutos. Rectificamos de sal.
En esta ocasión lo pasé por el pasapurés pero también podéis pasarlo por la batidora o dejarlo tal cual.
Hacemos una bechamel tal y como os explico aquí.
Precalentamos el horno a 200 grados. Cubrimos con 3 cucharadas de bechamel el fondo de una fuente de horno que luego podamos sacar a la mesa. Distribuimos por encima la mitad de las espinacas bien escurridas  y ponemos por encima una de las latas de bonito (bien escurrido).
Echamos por encima 5 cucharadas de salsa de tomate.
Lo cubrimos con la mitad de la bechamel.
Colocamos encima otra capa de espinacas, bonito y tomate.
Lo cubrimos con el resto de la bechamel y lo espolvoreamos con el queso rallado.
Y al horno durante 20 minutos, hasta que la superficie esté tostadita.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll