Imprimir

Print Friendly and PDF

jueves, 11 de abril de 2013

Bundt cake de limón / Lemon bundt cake

Ya os conté hace unos meses que me había comprado un molde especial para hacer bundt cakes que son unos bizcochos con una forma muy molona (pinchando aquí podéis ver algo más sobre estos moldes). La verdad es que lo he usado poco hasta ahora pero merece la pena, de verdad. Ya no es sólo que los bizcochos queden riquísimos, es que se comen con los ojos y tienen un aspecto absolutamente profesional. El de hoy es de limón y es una maravilla tanto con un café como para postre con unas fresas y un poco de helado.
 Ingredientes
225 grms de mantequilla a temperatura ambiente
375 grms de harina
1 pellizco de sal
1 sobre de levadura Royal
325 grms de azúcar
La ralladura de 4 limones grandes
4 huevos a temperatura ambiente
1 yogur natural
Empezamos untando bien el molde de mantequilla y espolvoreándolo con harina. Sacudimos la harina sobrante. Este paso es importante para poder desmoldar el cake luego sin problemas.
En un bol ponemos el azúcar y la ralladura de limón.
Lo mezclamos con los dedos.
Añadimos la mantequilla y lo batimos todo con la batidora eléctrica durante 4 minutos. Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente. Si se nos ha olvidado sacarla de la nevera podemos ablandarla en el micro-ondas, en la posición de descongelar, comprobando cómo va cada 20 segundos para evitar que se nos funda. 
En un bol distinto mezclamos la harina, la levadura y el pellizco de sal. Rebañamos las paredes del bol con la crema de azúcar y mantequilla para que la mezcla quede en el centro. Vamos añadiendo los huevos de uno en uno: añadimos uno, batimos con la batidora hasta que esté incorporado del todo, añadimos otro, etc.
Precalentamos el horno a 180 grados. Ahora se trata de ir incorporando, batiendo a velocidad baja, la mezcla de harina, levadura y sal, y el yogur a la mezcla de mantequilla, azúcar y huevos. Echamos un poco de la harina, batimos, añadimos una cucharada de yogur, batimos, otro poco más de harina, batimos, etc., etc. Vertemos la mezcla en el molde enmantequillado y enharinado y le damos unos golpes contra la encimera para que no queden bolsas de aire.
Y al horno durante unos 50 minutos. A la media hora será conveniente tapar el molde con una hoja de aluminio para evitar que se nos tueste. El cake está listo cuando insertando un palillo (más cómodos los largos de pincho moruno) sale seco y los bordes del cake empiezan a separarse del molde.
Lo dejamos reposar diez minutos y lo invertimos en un plato donde lo dejaremos enfriar totalmente.
Maravilloso para desayunos y meriendas. Y como os decía, con unas fresas y un poco de helado, un postre de lo más apañado.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll