Imprimir

Print Friendly and PDF

lunes, 26 de diciembre de 2011

Ensaladilla rusa deconstruida /"Deconstructed" potato salad

Espero que hayáis tenido todos una Feliz Noche y un estupendo día de Navidad. Yours truly ha pasado ambos eventos moquero en mano, víctima de un feroz resfriado. Esta mañana parece que me he levantado algo más católica pero  todavía "pichís-pichás". Gué malida esdoy y gué bogo me guejo.
En fin, pese a mi estado y con la inestimable ayuda de M. & F., pudimos reunirnos todos chez moi el día de Navidad. Uno de los entrantes fue esta ensaladilla rusa deconstruida, variante de la Tarta de ensaladilla que hice hace algunos meses.
Ingredientes (8 personas)
3 patatas hermosas
1 lata de bonito en aceite (250 grms)
2 zanahorias
1 bote pequeño de guisantes
3 huevos duros
1 bote de mayonesa (250 grms, sobrará)
aceitunas negras para adornar
remolacha rallada para adornar
sal
aceite de oliva virgen extra
Cocemos las patatas con piel en abundante agua caliente durante media hora. Dejamos enfriar. Las pelamos, las picamos y las ponemos en un bol junto con un buen chorro de aceite y un pellizco de sal. Con ayuda de un "potato masher" o de un tenedor las vamos machacando. Dividimos en dos partes.
En la fuente en que vayamos a servir la ensaladilla colocamos la parte de arriba de un molde desmoldable. Pintamos el fondo de la fuente de mayonesa. Colocamos encima una capa de patatas.
La pintamos de mayonesa y colocamos encima el bonito escurrido y cortado en trozos. Echamos un poquito más de mayonesa y encima la zanahoria pelada, picada y rallada. También podría ponerse la zanahoria cocida y en rodajitas. Personalmente me gusta más que cruja al comerla y, además, no resulta tan dulzona.
Añadimos otro poco más de mayonesa. No podremos extenderla porque nos llevaríamos por delante la zanahoria. Con poner varias cucharaditas aquí y allá basta. Picamos las claras de los huevos cocidos y reservamos las yemas. Escurrimos bien los guisantes. Distribuimos las claras picadas y los guisantes por encima de la mayonesa.
Colocamos encima la otra mitad de las patatas que teníamos reservada con cuidado de no aplastar el relleno. Pintamos la superficie con mayonesa. Pensé en hacer unos adornos con la yema de huevo picada usando un molde en forma de estrella.
Pero el resultado no fue bueno de modo que opté por usar la yema picada como fondo de toda la superficie y usar remolacha rallada y aceitunas para decorarla. Y a la nevera hasta el momento de servir.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll