Imprimir

Print Friendly and PDF

miércoles, 27 de julio de 2016

Golumpki: Rollitos de repollo rellenos / Golumpki; Stuffed cabbage leaves

Hace muchos, muchos años, casi en otra galaxia, en mis tiempos de estudiante en Escocia, en la Universidad de Saint Andrews, mi buena amiga polaca, Margozata, Margaret allí, me hizo esta deliciosa receta polaca en la cocina de nuestra residencia. Me encantó y un poco con mis recuerdos y otro poco con lo que he encontrado por la red la comparto hoy con vosotros. Ah, los buenos viejos tiempos... Es relativamente fácil de hacer, está estupenda de un día para otro, y gustará incluso a los poco aficionados a la verdura.
Ingredientes (6 personas)
1 repollo pequeño
6 tomates pera
1 cebolla
aceite de oliva
sal
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de orégano
300 grms de carne picada (mitad ternera, mitad cerdo)
Otra cebolla
100 grms de arroz
1 huevo
2 cucharadas de pan rallado
pimienta negra molida
Empezamos quitando las hojas externas feas del repollo y lavándolo. 
 Lo ponemos en una cazuela grande con agua
Cuando rompa a hervir añadimos una cucharadita de sal, tapamos la cazuela y lo dejamos hacer durante unos 45 minutos. Se trata de que las hojas se ablanden, no de que se cuezan totalmente.
Mientras tanto vamos preparando una salsa de tomate. Cubrimos de aceite el fondo de una cazuela o sartén grande. Pelamos y picamos una cebolla. La echamos en la sartén y la dejamos pochar, a fuego medio/bajo, con un pellizco de sal, durante unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando. Cuando la cebolla está transparente añadimos los tomates lavados y cortados en trozos.
Lo mezclamos todo bien y lo dejamos hacer, removiendo de vez en cuando, durante 20 minutos. Añadimos entonces el orégano y el azúcar.
Volvemos a mezclar todo y a los cinco minutos rectificamos de sal y separamos la sartén del fuego. Lo dejamos templar, lo echamos un bol y le pasamos la batidora. Quedará una salsa espesa de tono anaranjado.
En otro bol ponemos la carne y la mezclamos con la otra cebolla picadita, el arroz crudo y un pellizco de sal.
Añadimos ahora el huevo batido, el pan rallado y pimienta negra molida al gusto. Volvemos a mezclarlo todo bien.
Para entonces ya estará listo el repollo. Lo escurrimos en un colador y lo refrescamos bajo el grifo con agua fría.
Vamos separando las hojas del tronco y las vamos dejamdo en una bandeja. 
 Cubrimos de salsa de tomate el fondo de una fuente de horno.
Precalentamos el horno a 180 grados.
Recortamos la parte más gruesa de la vena central de cada hoja. Ponemos dentro de la hoja un puñadito de la mezcla de carne.
Hacemos un paquetito envolviendo la carne en la hoja, plegamos los laterales sobre la carne, y después la parte de arriba y la de abajo. Los vamos poniendo en la fuente, con la parte plegada hacia abajo.
Los cubrimos con el resto de la salsa de tomate.
Y al horno con la fuente durante 45 minutos, hasta que la salsa se empiece a dorar. 
Y ya está:
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll