Imprimir

Print Friendly and PDF

miércoles, 27 de julio de 2016

Golumpki: Rollitos de repollo rellenos / Golumpki; Stuffed cabbage leaves

Hace muchos, muchos años, casi en otra galaxia, en mis tiempos de estudiante en Escocia, en la Universidad de Saint Andrews, mi buena amiga polaca, Margozata, Margaret allí, me hizo esta deliciosa receta polaca en la cocina de nuestra residencia. Me encantó y un poco con mis recuerdos y otro poco con lo que he encontrado por la red la comparto hoy con vosotros. Ah, los buenos viejos tiempos... Es relativamente fácil de hacer, está estupenda de un día para otro, y gustará incluso a los poco aficionados a la verdura.
Ingredientes (6 personas)
1 repollo pequeño
6 tomates pera
1 cebolla
aceite de oliva
sal
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de orégano
300 grms de carne picada (mitad ternera, mitad cerdo)
Otra cebolla
100 grms de arroz
1 huevo
2 cucharadas de pan rallado
pimienta negra molida
Empezamos quitando las hojas externas feas del repollo y lavándolo. 
 Lo ponemos en una cazuela grande con agua
Cuando rompa a hervir añadimos una cucharadita de sal, tapamos la cazuela y lo dejamos hacer durante unos 45 minutos. Se trata de que las hojas se ablanden, no de que se cuezan totalmente.
Mientras tanto vamos preparando una salsa de tomate. Cubrimos de aceite el fondo de una cazuela o sartén grande. Pelamos y picamos una cebolla. La echamos en la sartén y la dejamos pochar, a fuego medio/bajo, con un pellizco de sal, durante unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando. Cuando la cebolla está transparente añadimos los tomates lavados y cortados en trozos.
Lo mezclamos todo bien y lo dejamos hacer, removiendo de vez en cuando, durante 20 minutos. Añadimos entonces el orégano y el azúcar.
Volvemos a mezclar todo y a los cinco minutos rectificamos de sal y separamos la sartén del fuego. Lo dejamos templar, lo echamos un bol y le pasamos la batidora. Quedará una salsa espesa de tono anaranjado.
En otro bol ponemos la carne y la mezclamos con la otra cebolla picadita, el arroz crudo y un pellizco de sal.
Añadimos ahora el huevo batido, el pan rallado y pimienta negra molida al gusto. Volvemos a mezclarlo todo bien.
Para entonces ya estará listo el repollo. Lo escurrimos en un colador y lo refrescamos bajo el grifo con agua fría.
Vamos separando las hojas del tronco y las vamos dejamdo en una bandeja. 
 Cubrimos de salsa de tomate el fondo de una fuente de horno.
Precalentamos el horno a 180 grados.
Recortamos la parte más gruesa de la vena central de cada hoja. Ponemos dentro de la hoja un puñadito de la mezcla de carne.
Hacemos un paquetito envolviendo la carne en la hoja, plegamos los laterales sobre la carne, y después la parte de arriba y la de abajo. Los vamos poniendo en la fuente, con la parte plegada hacia abajo.
Los cubrimos con el resto de la salsa de tomate.
Y al horno con la fuente durante 45 minutos, hasta que la salsa se empiece a dorar. 
Y ya está:
Bon appétit!

lunes, 25 de julio de 2016

Empanada de salmón ahumado y puerros / Smoked salmon and leek pie

Mi hermano vino de Jaca encantado cantando las maravillas de una empanada de salmón y puerros que había probado por aquellas tierras. Mmmm, manos a la obra. Aquí tenéis una versión sencilla de preparar y estupenda para estos días de relax y comidas frías. Va hecha con hojaldre congelado y el resto es coser y cantar. Ya la he hecho un par de veces y creo que quedará dentro de los platos tradicionales de mi casa.
Ingredientes
2 láminas de hojaldre congelado o fresco (Mercadona, Liddel o similar)
4 puerros hermosos
100 grms de Philadelphia
200 cc de nata líquida
100 grms de salmón ahumado
pimienta negra molida
eneldo seco
aceite de oliva 
1 huevo batido para pintar la empanada
El primer paso es preparar los puerros. Podéis hacerlo en la sartén o en el microondas. Lo he hecho de las dos maneras y casi me gusta más en sartén, pero, realmente como prefiráis. Se lavan y se pican, la parte blanca sólo, en trocitos pequeños. Si lo vais a hacer con el microondas los ponéis en un recipiente adecuado con una cucharada de aceite y lo mezcláis todo bien.
Lo tapáis y lo ponéis 4 minutos a potencia máxima. Destapáis, removéis, tapáis, y otros 4 minutos, y así sucesivamente hasta que estén hechos. En mi micro se hicieron en unos 12 minutos:
Como podéis ver, merman mucho. En sartén, a fuego medio bajo, removiendo de vez en cuando, tardan unos 15 minutos. El líquido se evapora menos por lo que es conveniente ponerlos a escurrir en un colador grande.
En cualquiera de los dos casos es necesario que estén absolutamente fríos antes de usarlos.
Una vez fríos los mezclamos en un bol con el queso Philadelphia. Añadimos entonces el eneldo y pimienta negra molida al gusto. No es necesario añadir sal en ningún momento porque basta con la que tiene el salmón ahumado.
Removemos y añadimos la nata líquida. Volvemos a mezclar todo bien e incorporamos casi todo el salmón, cortado en trocitos. Reservamos una lámina de salmón.
Precalentamos el horno a 180 grados. Colocamos una lámina de hojaldre en papel de horno (podemos utilizar la misma que viene en el paquete). Distribuimos por encima el relleno, dejando un borde como de unos 2 cms para poder pegar después la tapa.
Colocamos encima la otra lámina de hojaldre. Apretamos los bordes y los decoramos con un tenedor. Pinchamos la empanada para que no se desfigure al cocerse. La pintamos con huevo batido. La pasamos a la bandeja del horno
y al horno con ella durante 20 minutos o hasta que el hojaldre esté tostadito. La sacamos y la dejamos enfriar. La pasamos a la bandeja en que vayamos a servirla, se desliza con facilidad.
Y en la foto siguiente podéis ver la que hice hace unos días
Bon appétit!

sábado, 9 de julio de 2016

Tarta de queso con mango / Mango cheese cake

Realmente la combinación de queso y mango en esta tarta resulta sorprendente y refrescante. No necesita horno y es sencilla de realizar. Por lo inesperada y rica os aseguro que triunfaréis sí o sí. Lleva hojas de gelatina, de las de Mercadona. Animaos, merece la pena.

Ingredientes
8 galletas digestive (usé de avena)
70 grms de mantequilla
250 grms de queso Philadelphia a temperatura ambiente
100 grms de azúcar
2 mangos
200 ml de nata para montar
8 hojas de gelatina de Mercadona
Empezamos poniendo las hojas de gelatina en agua para que se hidraten. Las dejamos unos minutos. Mientras tanto ponemos la nata en una cazo y la llevamos a ebullición. La retiramos del fuego. Escurrimos bien las hojas de gelatina y las disolvemos en el cazo con la nata, removiendo con una cucharita. Lo dejamos enfriar mientras vamos preparando las demás cosas.
Para la base usé galletas digestive de avena, una verdadera delicia.
Las pasé por la picadora hasta reducirlas a polvo.
Derretí la mantequilla en el microondas (alrededor de 1 minuto a potencia máxima). La añadí a las galletas y lo mezclé todo bien. Forre de aluminio la base de un molde desmoldable. Distribuí por encima la mezcla de galleta y mantequilla.
Metí el molde en el refrigerador mientras terminaba de preparar el relleno.
Pelé los mangos
Dejé tres rodajitas para adornar después y puse el resto, cortado en trozos en la picadora para obtener un puré.
En un bol grande batí el queso Philadelphia (cuanto más a temperatura ambiente mejor) con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa.
Añadí entonces el puré de mango y volví a mezclarlo todo con la batidora a velocidad baja.
Y finalmente añadí la mezcla de nata y gelatina (que ya estaba totalmente fría) y volví a batir todo junto. Vertí la mezcla en el molde.
Y a la nevera con él durante por lo menos 5 horas. La tarta se cuajará estupendamente. Sólo queda pasar un cuchillo por los bordes y desmoldarla. La adorné con las rodajas de mango que había reservado cortadas en trocitos.
Una delicia.
Bon appétit!

Foodieblogroll