Imprimir

Print Friendly and PDF

lunes, 25 de enero de 2016

Arroz con pavo y chorizo / Turkey and chorizo rice

Con tanta humedad y tanto cambio de temperatura me temo que me he pillado el primer catarrazo del año (segundo de la temporada). Ay, Señor... En fin, al mal tiempo, buen menú. La receta de hoy puede servir perfectamente de plato único. Lleva pavo y chorizo picantito y, además, esta hecha con algo de vino blanco y tomillo. Rico, rico y con fundamento, que diría Arguiñano. 
Ingredientes (6 personas)
1 pechuga de pavo
1 cebolla mediana
1/2 pimiento rojo
2 ajos picados
1 capadura de chorizo picante
2 tomates de pera
1 cucharadita de finas hierbas
150 ml de vino blanco
800 ml de agua
400 grms de arroz
sal
pimienta negra
aceite de oliva
Cubrimos de aceite el fondo de una cazuela grande y añadimos la pechuga de pavo, sin piel y cortada en dados, salpimentada
Vamos dorando el pavo, a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Mientras tanto pelamos y picamos la cebolla, lavamos y picamos el pimiento y pelamos y picamos los ajos.
Una vez dorado el pavo, lo sacamos a un plato y lo reservamos
En la misma cazuela, en el aceite de freír el pavo, echamos las verduras con un pellizco de sal. Las pochamos, removiendo de vez en cuando, a fuego medio/bajo durante 10 minutos. Mientras tanto pelamos la capadura de chorizo y la cortamos en rodajas
También lavamos, pelamos y picamos los tomates. Una vez pochadas las verduras
Añadimos el chorizo y le damos unas vueltas. Lo dejamos hacer junto a fuego medio/bajo durante otro par de minutos.
Añadimos ahora los tomates lo dejamos que se siga haciendo, a fuego medio/bajo, durante otros 10 minutos. Lo removemos de vez en cuando y vamos deshaciendo los trozos de tomate con el canto de una cuchara de madera.
Y es el momento de echar el vino y las finas hierbas. Lo llevamos a ebullición y dejamos que hierva un par de minutos, a borbotones, para que se evapore el alcohol.
Añadimos ahora el agua y el pavo
Volvemos a llevar a ebullición, bajamos el fuego, tapamos la cazuela y dejamos que se haga todo, durante media hora. Transcurrido ese tiempo añadimos el arroz, lo mezclamos todo bien y rectificamos de sal.
Una vez que rompe a hervir, lo dejamos hacer, destapado, a fuego medio, durante 15 minutos
Apagamos el fuego, tapamos la cazuela y lo dejamos reposar 10 minutos. El caldo se absorberá.
Y listo para comer
Bon appétit!

domingo, 24 de enero de 2016

Bundt cake de granada y limón / Pomegranate and lemon bundt cake

En este domingo atípico, con niebla pero con temperatura estimada a mediodía de 17 grados (si es que no se equivocan) comparto con vosotros una receta más de bundt cake. Son esos bollos o bizcochos que reciben su nombre del molde en que se hacen. Ni qué decir tiene que se pueden hacer también en moldes normales. Por primera vez he usado granadas en un plato cocinado. Además de como postre sí las había añadido a ensaladas o a decoración de platos, pero siempre en crudo. Y la verdad es que el resultado ha sido estupendo y sorprendente. El cake lleva además zumo de granada y ralladura y zumo de limón. No es que se deje comer, es que se devora.
Ingredientes 
1 granada
2 cucharaditas de azúcar
1 cucharadita de maizena
200 grms de harina
1 sobre de levadura royal
un pellizco de sal
125 grms de mantequilla a temperatura ambiente
200 grms de azúcar
3 huevos
120 ml de leche
la ralladura y el zumo de 1 limón
Empezamos preparando el molde untándolo bien de mantequilla. Ya sabéis que esto es básico para poder desmoldarlo luego con facilidad.
En el exprimidor, le sacamos el zumo a media granada. En un bol pequeño ponemos las semillas de la otra media granada, 1 cucharada del zumo, dos cucharaditas de azúcar y la cucharadita de maizena. Lo mezclamos bien y lo dejamos macerando mientras preparamos el resto del cake.
 Tamizamos la harina con la levadura en un bol mediano
Le añadimos el pellizco de sal.
En otro bol batimos la mantequilla y el azúcar durante 3 ó 4 minutos, hasta obtener una mezcla cremosa. Por eso es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente.
Añadimos entonces los huevos, también a temperatura ambiente, de 1 en 1. Esto es, añadimos uno, batimos hasta que se incorpore, añadimos el siguiente, etc. 
Precalentamos el horno a 180 grados.
A continuación vamos incorporando la harina y la leche, alternativamente, batiendo a velocidad baja, hasta obtener una mezcla espesa. Es preferible batir lo menos posible, sólo para que se mezclen los ingredientes. Es el momento de añadir la ralladura y el zumo de limón, y el zumo de granada que teníamos reservado.
Lo mezclamos todo bien. Ponemos la granada que teníamos macerando en el fondo del molde
Vertemos por encima la masa
Y al horno con el cake durante alrededor de una hora, o hasta que un palillo largo insertado en el centro salga seco. Ya veréis como el cake empieza a separarse un poquito de las paredes del molde
Lo dejamos reposar unos diez minutos y lo invertimos con cuidado en el plato o fuente en que vayamos a servirlo.
Lo dejamos enfriar totalmente y listo para comer. En la foto siguiente podéis ver mejor como queda la granada
Bon appétit!

lunes, 18 de enero de 2016

Pastel de repollo y ternera con crema de tomate al orégano /Beef cabbage pie with oregano tomato cream

Mi amiga J. me recomendó las recetas que suelen aparecer en The Guardian y siguiendo su consejo lo miro online de vez en cuando. Me llamó la atención ésta de un pastel de repollo que me recordó algo a unos paquetitos de repollo rellenos de carne y arroz que hacía mi amiga polaca Margaret Wojtalik. Así que, dicho y hecho. La he adaptado a los ingredientes españoles y le he añadido una rica crema de tomate y cebolla al orégano: para repetir. Gustará incluso a los que no les va el repollo, os lo garantizo. Ah, y además tiene muy poquitas calorías, ideal para dietas y muy sana.
Ingredientes (6 personas como entrada, ó 4 como plato principal)
1 repollo rizado pequeño
aceite de oliva
sal
pimienta negra molida
pimienta de cayena molida
300 grms de ternera picada
1 cebolla
2 ajos
2 tomates medianos
1 cucharadita de orégano
1 cucharadita de azúcar
Empezamos preparando la crema de tomate al orégano. Pelamos y picamos la cebolla y los ajos y lo ponemos a pochar en 3 cucharadas de aceite, con un pellizco de sal y el orégano, a fuego medio/bajo. Lo removemos de vez en cuando hasta que la cebolla esté transparente ( unos 5 minutos)
Añadimos entonces los tomates lavados, pelados y cortados en cuadraditos
Lo mezclamos todo y lo dejamos hacer, a fuego medio/bajo, removiendo de vez en cuando, durante 20 minutos.
Mientras tanto, cortamos las 7 primeras hojas del repollo y las lavamos. Ponemos a hervir agua en una cazuela. Cuando rompa a hervir añadimos un buen pellizco de sal. Echamos ahora las hojas de repollo
Las dejamos hervir durante 2 minutos y las sacamos a un escurridor. Las refrescamos con agua fría y las reservamos
Cortamos el resto del repollo en 4 trozos
Los lavamos y los ponemos en la cazuela en que habíamos hervido las hojas enteras. Los dejamos hervir 5 minutos. Los pasamos a un colador y los dejamos enfriar.
Untamos de aceite un molde de horno redondo. Colocamos en el centro la hoja de repollo más grande
Distribuimos por encima las otras seis hojas, dejando que sobresalgan en parte por los bordes del molde.
En un bol ponemos 3 cucharadas de aceite, un buen pellizco de sal, 1 cucharadita de pimienta negra molida y pimienta de cayena molida al gusto. Lo mezclamos todo bien.
Una vez que los 4 trozos de repollo estén templados, los apretamos para que estén bien escurridos. Los picamos en trozos menudos. Lo añadimos al bol y lo mezclamos todo. 
Precalentamos el horno a 180 grados.
Ponemos 1/3 de esta mezcla en el fondo del molde
Distribuimos por encima la mitad de la carne. La salpimentamos
Echamos por encima otro tercio del repollo picado aliñado
Y encima la otra mitad de la carne. La salpimentamos también
Y la cubrimos con el resto del repollo aliñado
Cerramos el pastel con los bordes colgantes de las hojas de repollo
Untamos la superficie con un poquito de aceite. Y al horno con el pastel durante unos 45 minutos. 
Mientras tanto ya estará casi lista la crema de tomate. Le añadimos 1 cucharadita de azúcar y lo removemos bien. La dejamos hacer otro par de minutos y la pasamos por la batidora. Quedará una crema espesa.
Al hacerse, el pastel soltará más líquido. Sacamos el molde del horno y, con cuidado, escurrimos el líquido sobrante.
Invertimos el pastel sobre el plato o fuente en que vayamos a servirlo. Lo adornamos con unas cucharaditas de crema y servimos el resto aparte. Como veis intenté hacer que parecieran las frutas de un árbol. Y ya está
Éste es el aspecto que tiene el corte
Y éste el que tiene ya servido
Bon appétit!

jueves, 14 de enero de 2016

Quiche de espárragos trigueros en tartaleta de nueces / Green asparagus quiche in walnut crust

Día lluvioso otra vez pero el finde ya está cerca. Hoy comparto con vosotros otra quiche más, o tarta salada, como prefiráis llamarla. En esta ocasión la masa lleva nueces. Como relleno, unos espárragos trigueros y queso parmesano. Para chuparse los fingueretes!. Con una buena ensalada ya tenéis un excelente plato único dominguero o una entrada de picoteo.
Ingredientes
175 grms de harina
8 nueces
60 ml de aceite de oliva
1 huevo
sal
pimienta negra molida
5 huevos batidos
75 grms de parmesano rallado ( o de gouda rallado)
1 manojo de espárragos trigueros
1 cucharadita de tomillo
Empezamos preparando la base. Untamos de aceite un molde. Cubrimos el fondo con papel de horno y lo untamos de aceite también.
En el robot de cocina reducimos a polvo las nueces (ya peladas). Añadimos la harina y un pellizco generoso de sal y volvemos a poner en marcha el aparato para que se mezcle todo bien.
Añadimos ahora el aceite y el huevo. Volvemos a poner en marcha el aparato. Debe quedarnos una bola de masa. Si es necesario podemos añadir un poco de agua fría, a cucharadas.
Volcamos la masa en un trozo de film, en la encimera, y la aplastamos con cuidado hasta obtener un círculo. Lo envolvemos con el film.
Y a la nevera durante media horita. Una vez transcurrido el tiempo precalentamos el horno a 190 grados. Colocamos la masa sobre la encimera enharinada y la estiramos con el rodillo. La envolvemos en el rodillo para pasarla al molde.
Forramos con ella el molde que teníamos preparado, recortando los bordes sobrantes.
Pinchamos la base con un tenedor y al horno con ella durante 15 minutos.  La sacamos del horno y la dejamos enfriar. Mientras tanto, en el robot (no hace falta limpiarlo después de hacer la masa) ponemos los cinco huevos y los batimos. Añadimos el queso rallado, el tomillo y un pellizco de sal y volvemos a poner en marcha el aparato para que se mezcle todo. Lavamos los espárragos. Cortamos los tallos y los ponemos en la base de la tarta (que ya estará prácticamente fría).
Añadimos la mezcla de huevos y queso y colocamos encima las puntas de los espárragos.
Y al horno con ella (también a 190 grados) durante una media hora, o hasta que esté doradita.
La dejamos reposar durante unos 20 minutos y la desmoldamos invirtiéndola con cuidado en un plato y después otra vez en la fuente en que vayamos a servirla. Y ya está, puede tomarse templada o a temperatura ambiente
Bon appétit!

Foodieblogroll