Imprimir

Print Friendly and PDF

miércoles, 17 de agosto de 2016

Torta Moxil Manchega / Moxil pie from La Mancha, Spain

Este invierno pasado uno de los programas de Masterchef estuvo dedicado a la cocina de Don Quijote. Hicieron una selección de platos que aparecen en la novela, representantes de la cocina manchega de la época. Y éste me llamó mucho la atención. La cosa es que una búsqueda por la red para encontrar una receta que me permitiera hacerla en casa tuvo escasos resultados. Conseguí averiguar que se trata de un plato probablemente de origen árabe. Hay variedad en el modo de preparar las berenjenas, en el tipo de queso que lleva el relleno, en la presentación, en si acompañarla o no de miel. Hoy comparto con vosotros mi propia versión, sin miel. La he hecho un par de veces y es un plato para repetir, os lo aseguro. Antes de mezclar la berenjena con la cebolla he preferido asarla. De este modo, la berenjena, que tiende a absorber mucho aceite cuando se fríe, resulta mucho más ligera. He utilizado una mezcla de queso de oveja viejo, muy fuerte de sabor, con queso semicurado mezcla. Ah, y si está rica el día que se hace, al día siguiente, recalentada en el micro sigue estando divina.
Ingredientes
2 berenjenas
1 cebolla
2 huevos
2 cucharadas soperas colmadas de pan rallado
75 grms de queso de oveja viejo
75 grms de queso semicurado mezcla
sal
pimienta negra molida
orégano
aceite de oliva
Empezamos lavando las berenjenas y envolviéndolas en aluminio. Las asamos en el horno, a 180 grados, durante una hora. Esto lo podemos hacer la víspera, aprovechando que estemos utilizando el horno para un asado o similar. Las dejamos enfriar totalmente, sin desenvolverlas.
Mientras tanto, vamos preparando los quesos. Los rallamos en la picadora.
Ahora pelamos y picamos la cebolla. Cubrimos de aceite el fondo de una sartén grande. Pochamos la cebolla, con un pellizco de sal, a fuego medio/bajo, durante unos 15 minutos, hasta que se ponga transparente. Mientras se hace la cebolla, pelamos las berenjenas asadas y cortamos la pulpa en cuadraditos. La añadimos a la sartén con la cebolla pochada.
Lo mezclamos todo bien, añadimos pimienta negra molida, al gusto, y 1 cucharadita colmada de orégano. Lo dejamos hacer, todo junto, semitapado, a fuego medio/bajo, removiendo de vez en cuando, durante unos 10 minutos. Volcamos la sartén en un colador que habremos puesto sobre un bol. De este modo se escurrirá todo el líquido sobrante. Dejamos enfriar totalmente este relleno.
Precalentamos el horno a 180 grados. 
En otro bol batimos 1 huevo con 1 cucharada de pan rallado y la mitad del queso. Añadimos entonces la mezcla de cebolla y berenjena, que deberá estar ya totalmente fría. Lo mezclamos todo bien.
Untamos de aceite una fuente de horno que podamos sacar después a la mesa. Volcamos en ella la mezcla anterior.
Batimos el otro huevo y lo echamos por encima. Espolvoreamos la torta con la otra cucharada de pan rallado y con el resto del queso rallado.
Y al horno con ella durante 20 minutos o hasta que la superficie esté tostadita.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll