Imprimir

Print Friendly and PDF

miércoles, 23 de marzo de 2016

Pavlova de canela con arándanos y frambuesas / Cinnamon pavlova with blueberries and raspberries

Tras un largo intervalo motivado por ese virus catarral de este año más clases, casos y cosas, retomo las buenas costumbres compartiendo con vosotros esta deliciosa pavlova. Ya sabéis se trata de una tarta de merengue que inspiró el tutú de la famosa bailarina. Ésta lleva canela y vainilla en el merengue. La nata montada del relleno va rebajada con yogur y así es un poco más ligera aunque igualmente rica. Y, hacedeme caso, daos un homenaje y usar arándanos y frambuesas frescas, merece la pena.
Ingredientes
3 claras huevo
1 pellizco de sal
150 grms de azúcar
1 cucharadita generosa de azúcar avainillado
1 cucharadita generosa de canela
200 ml de nata para montar
50 grms de azúcar
125 grms de yogur griego natural
1 tarrina de arándanos frescos
1 tarrina de frambuesas frescas
Empezamos poniendo en un plato el azúcar, con la canela y el azúcar avainillado.
Lo mezclamos bien y lo reservamos. En el bol de la batidora ponemos las claras de huevo (cuanto más frías estén mejor) y un pellizco de sal. Las batimos con la batidora hasta que se pongan blancas y la batidora empiece a hacer dibujos. Añadimos entonces la mezcla de azúcares y canela. Seguimos batiendo durante unos 8 minutos, las claras se montarán totalmente y adquirirán un tono brillante.
Precalentamos el horno a 150 grados.
Forramos con papel de cocina una fuente de horno. Echamos en el centro las claras montadas y le damos forma circular con una espátula.
Y al horno con la tarta durante unos 45 minutos.
Mientras tanto montamos la nata que debe estar bien fría. La batimos bien y cuando ya está casi montada le añadimos el azúcar y lo mezclamos todo bien. En este momento podemos guardarla en la nevera hasta el momento de montar la tarta.
Una vez cocido el merengue lo dejamos enfriar totalmente y lo pasamos al plato o fuente en que vayamos a servirlo. Debemos hacerlo con cuidado pra evitar que se nos rompa.
Lavamos y escurrimos las frutas. Las frambuesas son muy delicadas así que, cuidadito.
Con una espátula mezclamos la nata y el yogur. Y montamos la tarta: simplemente se trata de poner la mezcla de nata y yogur en el centro de la base de merengue y colocar encima la fruta. Y ya está, a la nevera hasta el momento de servir:
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll