Imprimir

Print Friendly and PDF

jueves, 31 de diciembre de 2015

Ensaladilla crujiente con gambones / Crunchy prawn salad

Y para terminar el año aquí tenéis una festiva ensaladilla, adecuada para fiestones familiares o simplemente porque os apetezca un domingo más florido. Lo de ensaladilla es por la mayonesa, no lleva patata pero sí manzana, piña y apio. Es ligerita. Los adornos, con pimiento de piquillo, están inspirados en mi primísima Marién, cocinera de pro donde las haya.
Ingredientes (6 personas)
3 cogollos de Tudela
18 gambones
12 palitos de surimi
1 rama de apio
1/2 cebolla
1 manzana pink lady o similar
1 latita de piña
10 pimientos de piquillo
mayonesa
sal
pimienta negra
Cocemos los gambones (si vamos a usar crudos), los dejamos enfriar y los pelamos. 
Usando un cortapastas hacemos 12 estrellas de pimiento de piquillo que reservaremos para adornar. Los recortes y los otros pimientos los cortamos en trocitos.
En un bol vamos poniendo 8 gambones cocidos picados, el surimi también picado, la rama de apio lavada y picada, la cebolla pelada y picada, la manzana lavada y cortada en cuadraditos pequeños, 4 rodajas pequeñas de piña picadas, y los pimientos de piquillo picados.
Lo mezclamos todo bien y le añadimos unas tres cucharadas soperas del jugo de la piña, otras tres cucharadas soperas de mayonesa, sal y pimienta negra molida al gusto. Lo volvemos a mezclar todo y rectificamos de sal. Lo colocamos en la fuente en que vayamos a servir la ensalada. La cubrimos con una capita fina de mayonesa y la adornamos con las estrellas de pimiento y con los gambones que teníamos reservados. Alrededor colocamos los cogollos, lavados y cortados en 4. Y a la nevera durante por lo menos 1 hora. Y lista:
Bon appétit"

martes, 29 de diciembre de 2015

Tarta de pasas, orejones y arándanos al whisky / Whisky raisin, apricot and cranberry tart

Mi amiga J. me sugirió esta tarta como postre de Nochebuena y resultó todo un éxito. Queda tan bien, tan bien, que la repetiré en otras ocasiones. Recuerda en su sabor a los cakes de fruta ingleses pero es más suave. Como acompañamiento le va estupendamente bien un poco de nata o helado. Es de elaboración sencilla y tendréis el éxito asegurado.
Ingredientes
1 lamina de hojaldre
100 grms de pasas sultanas
50 grms de orejones
50 grms de arándanos desecados
8 cucharadas de whisky
100 grms de azúcar
100 grms de mantequilla
1cucharada sopera de miel
2 huevos batidos
La ralladura de 1 naranja
La ralladura de 1/2 limón
2 manzanas reineta medianas
50 grms de almendras laminadas
Empezamos untando de mantequilla un molde redondo. Forramos la base con papel de horno y también la untamos de mantequilla
 Colocamos encima la hoja de hojaldre y cortamos los bordes sobrantes
En un cazo ponemos a hervir el whisky durante un par de minutos para que se evapore el alcohol. Le añadimos entonces las pasas, los orejones picados y los arándanos picados. Lo mezclamos todo bien y dejamos que hierva un minuto.
Retiramos el cazo del fuego y lo dejamos enfriar por lo menos un cuarto de hora. La fruta absorberá el whisky.
Mientras tanto pelamos y cortamos en cuadraditos las manzanas.
Precalentamos el horno a 200 grados.
En una cazuela pequeña ponemos la mantequilla, el azúcar y la miel.
A fuego suave, vamos derritiendo la mantequilla y disolviendo en ella el azúcar y la miel. Retiramos la cazuela del fuego e incorporamos los huevos batidos. A continuación añadimos la ralladura de naranja y la ralladura de limón
Incorporamos ahora las pasas, los orejones, los arándanos, las manzanas y la almendra laminada
Lo mezclamos todo bien y lo echamos en el molde que teníamos preparado
Y al horno con la tarta durante una media hora o hasta que los bordes estén doraditos
La dejamos reposar durante unos 20 minutos y la desmoldamos invirtiéndola con cuidado sobre un plato y después sobre la fuente en que vayamos a servirla. Y ya está, lista para comer, a temperatura ambiente, o algo templada.
Bon appétit!

lunes, 28 de diciembre de 2015

Tarta tatin de remolacha y cebolla caramelizada / Beetroot and caramelized onion tarte tatin

Siguiendo con las recetas propias para fiestas y reuniones familiares hoy comparto con vosotros una tarta tatin de remolacha y cebolla caramelizada. Lleva además una cobertura de almendras y ralladura de naranja que se añade justo antes de servirla y que le va maravillosamente bien. Utilicé remolachas frescas pero, ni que decir tiene, también pueden usarse de las ya precocidas. 
Ingredientes
1 lámina de hojaldre
50 grms de mantequilla
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla 
3 remolachas pequeñas
2 cucharadas de azúcar moreno
1 cucharada de vinagre
sal
pimienta negra
50 grms de almendras laminadas
2 cucharadas de perejil picado
la ralladura de 1/2 naranja
2 cucharadas de zumo de naranja
1 cucharada de zumo de limón
2 cucharadas de aceite de oliva
Si usamos remolachas frescas debemos lavarlas y cocerlas en la olla a presión durante 20 minutos. Después las dejamos enfriar, las pelamos y las cortamos en tres rodajas gorditas cada una. Si las usamos precocidas simplemente debemos cortarlas en rodajas gorditas. Pelamos y cortamos la cebolla en cuatro. Luego cortamos en rodajitas cada cuarto.
Precalentamos el horno a 200 grados. 
En un molde para tarta tatin, o en uno que luego pueda ir al horno, ponemos la mantequilla y el aceite.
Una vez derretida la mantequilla, a fuego suave, añadimos la cebolla, las rodajas de remolacha, el azúcar, el vinagre, sal y pimienta negra molida al gusto.
Lo mezclamos todo bien, y metemos el molde en el horno, cubierto con aluminio durante 30 minutos.
Lo sacamos, volvemos a remover todo, y otra vez al horno, tapado, durante otra media hora. Lo sacamos, lo destapamos y lo dejamos templar.
Mientras tanto estiramos con el rodillo la lamina de hojaldre. Distribuimos la cebolla y la remolacha por el molde de modo que las rodajas de remolacha queden en el fondo y la cebolla por arriba. Cubrimos el molde con la lamina de hojaldre y vamos metiendo los bordes alrededor del relleno
Y al horno con la tarta durante unos 20 minutos o hasta que esté dorada.
La dejamos enfriar un par de minutos y la invertimos sobre la fuente en que vayamos a servirla. Se debe tomar a temperatura ambiente.
Preparamos el aliño machacando en el mortero las almendras, el perejil y la ralladura de naranja. Una vez bien machado todo le añadimos el zumo de naranja, el de limón y el aceite. Lo removemos todo y lo distribuimos por encima de la tarta justo cuando vayamos a servirla.
Y a la mesa con ella. Bon appétit!

sábado, 26 de diciembre de 2015

Pastel inglés de cerdo y pollo / Pork & chicken raised pie

Ya os he contado que los ingleses hacen unos pasteles salados buenísimos. No son como nuestras empanadas por el relleno ni por la masa ni por la forma. Generalmente les ponen carne de algún tipo, a veces verduras también, usan manteca de cerdo para la masa y son por lo general más altos. El que hoy comparto con vosotros se come frío, va adornado con arándanos por encima, y con una ensalada es un plato único estupendo. Yo lo he hecho para estas navidades y queda muy vistoso. No os asuste la masa, es realmente sencilla.
Ingredientes
Relleno
1/2 kg de magro de cerdo cortado en cuadraditos
150 grms de panceta cortada en cuadraditos y sin la corteza
1/2 kg de muslos y contramuslos deshuesados y cortados en cuadraditos
100 grms de bacon, sin corteza, y cortado en cuadraditos
1 cucharadita de canela
1/4 de cucharadita de clavo molido
1 pellizco de nuez moscada
1 cucharadita de pimienta blanca molida
1 cucharadita de pimienta negra molida
1 hoja de laurel desmenuzada
8 ó 9 hojitas de tomillo picaditas
3 ramas de perejil picadito
Masa
140 grms de manteca de cerdo
150 ml de agua
1/2 kg de harina
2 pellizcos de sal
1 huevo batido para pintarla al final
Gelatina
200ml de caldo de pollo
2 hojas de gelatina
Adorno
100 grms de arándanos desecados
100 ml de jerez
50 grms de azúcar
Empezamos poniendo las carnes, cortadas en cuadraditos pequeños, en un bol junto con las especias, el tomillo, el laurel y el perejil.
 Lo mezclamos todo bien y lo dejamos macerando, fuera de la nevera, mientras preparamos la masa.
En un cazo ponemos el agua, la sal y la manteca.
Lo calentamos a fuego suave, removiendo de vez en cuando hasta que la manteca se ha derretido.
En un bol echamos la harina y la mezclamos con el otro pellizco de sal. Hacemos un agujero en el centro y añadimos la mezcla de agua y manteca (que deberá estar caliente).
Lo mezclamos todo con una cuchara de madera hasta que se haya absorbido el agua
Como véis, todavía queda harina sin mezclar. Lo volcamos todo en la encimera y lo amasamos hasta que la harina se acabe de incorporar.
Cortamos un tercio de la masa que reservaremos para hacer la tapa del pastel. Estiramos con el rodillo el resto. Debe quedar finita. La colocamos en un molde desmoldable alto (yo usé el que tengo para hacer panetones).
La masa de dentro del molde debe ser más fina que a que aparece por el borde en la foto. Echamos ahora la mezcla de carnes y la apretamos bien para que no queden bolsas de aire.
Precalentamos el horno a 180 grados. Estiramos la masa que teníamos reservada. La colocamos encima de la carne y doblamos hacia adentro los bordes de las paredes del pastel para sellarla. La pintamos con el huevo batido. Le hacemos una cruz en el centro para que salga el vapor. Yo utilicé mi chimenea de Le Creuset.
Y al horno con el pastel. A la media hora bajamos la temperatura a 150 grados. Dejamos que se siga haciendo durante una hora y media o tres cuartos más. Tendrá un aspecto doradito.
Retiramos la chimenea, si la hemos usado, y lo dejamos enfriar mientras preparamos la gelatina.
Ponemos la gelatina a hidratar en agua fría siguiendo las instrucciones del fabricante (yo usé la de Mercadona). En un cazo ponemos a hervir el caldo. Una vez bien hidratada la gelatina, la escurrimos y la añadimos al caldo (ya fuera del fuego). La disolvemos removiendo bien y la dejamos enfriar casi del todo.  Desmoldamos el pastel y, con ayuda de un embudo, vamos echando la gelatina dentro del pastel, reservando 4 cucharadas. Metemos el pastel en la nevera durante por lo menos dos horas para que se cuaje la gelatina.
 Mientras tanto vamos preparando los arándanos. En un cazo ponemos a hervir el jerez. Dejamos que hierva a borbotones durante un par de minutos para que se evapore el alcohol. Le añadimos el azúcar y removemos bien para que se disuelva. Incorporamos ahora los arándanos y dejamos que hiervan, a fuego suave, durante un par de minutos. Los retiramos del fuego y los dejamos enfriar.
 Absorberán prácticamente todo el jerez. 
Una vez trascurrido el tiempo necesario, sacamos el pastel de la nevera y lo adornamos con los arándanos. Echamos por encima las 4 cucharadas de gelatina que teníamos reservadas (tendréis que calentarla un poquito porque se habrá solidificado). Volvemos a meter el pastel en la nevera durante por lo menos una hora para que se cuaje la gelatina de los arándanos. Lo sacamos de la nevera por lo menos un par de horas para que esté a temperatura ambiente. Lo adornamos con canónigos y tomates cherry, por ejemplo, y listo para comer.
Bon appétit!

sábado, 12 de diciembre de 2015

Quiche de cebolla roja y bacon / Red onion and bacon quiche

Hace unos días tuve una reunión con queridos amigos y preparé una quiche con cebolla roja y bacon que quedó la mar de bien. Como andaba algo justa de tiempo utilicé masa quebrada de Mercadona en vez de prepararla yo y la verdad es que sale estupenda. Así que os la recomiendo para días en que estéis más atareadas. De otro modo, ya sabéis, se prepara en casa con facilidad y ya os he indicado cómo en otras recetas de quiche.
Usé una mezcla de cebolla roja y cebolla normal para el relleno. La cebolla roja es algo menos fuerte de sabor que la normal y el contraste con el bacon resulta delicioso. Es muy rápida de elaborar y con una buena ensalada puede ser una cena sencilla estupenda.
 Ingredientes
1 hoja de masa quebrada
1 cebolla roja
1 cebolla normal
150 grms de bacon
100 grms de queso emmental rallado
3 huevos
sal
pimienta negra
1 vasito de leche
aceite de oliva
Pelamos y picamos las cebollas. Cubrimos de aceite el fondo de una sartén. Pochamos las cebollas con un buen pellizco de sal, a fuego medio/bajo, durante unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando. Añadimos entonces el bacon cortado en trocitos
 Lo mezclamos todo bien y lo dejamos hacer a fuego medio bajo, removiendo de vez en cuando, otros 15 minutos. 
Lo ponemos a escurrir en un colador y dejamos que se enfríe totalmente.
Mientras tanto, usando la misma hoja de papel de horno en que viene envuelta la masa, forramos un molde redondo. Colocamos encima la masa, la adaptamos al molde y recortamos los bordes sobrantes.
Precalentamos el horno a 190 grados. Distribuimos por el fondo del molde el queso rallado
Encima colocamos la cebolla y el bacon escurridos (que deben estar totalmente fríos).
En un bol batimos los huevos junto con la leche, sal y pimienta negra molida. Lo echamos en el molde
 y al horno con él durante unos 35 minutos o hasta que la quiche esté doradita.
La dejamos enfriar y la desmoldamos invirtiéndola sobre un plato, retirando el papel de horno y volviendo a invertirla, con cuidado, en el plato en que vayamos a servirla. Y ya está
Bon appétit!

martes, 8 de diciembre de 2015

Cake de Navidad cítrico / Citrus Christmas Cake

Ya van llegando esos días de recetas y recuerdos. Suelo hacer alguna receta nueva, variación de los tradicionales cakes navideños ingleses, pensando en los que fabricábamos mi amiga J. y yo junto con un Christmas pudding. La verdad sea dicha, los cakes tenían mucho más éxito que el pudding (demasiado potente para nosotros). La receta de hoy lleva un montón de pasas, orejones, arándanos, ciruelas y dátiles. Es delicioso con una buena taza de té o con un cafelito y puede durarnos tiempo envuelto en papel y guardado en una caja metálica. Basta con añadirle unas cucharaditas de zumo de naranja una vez cada siete días (dudo que llegue a tanto incólume). Va aromatizado con ralladura de naranja y de limón y con agua de azahar. Lo podéis hacer en un molde más estrecho para que os quede más altito.
Ingredientes
250 grms de pasas sultanas
150 grms de arándanos desecados
150 grms de orejones
100 grms de ciruelas pasas sin hueso
100 grms de dátiles sin hueso
ralladura de 1 naranja
75 ml de zumo de naranja y 3 cucharadas
ralladura de 1 limón
75 ml de zumo de limón
1 cucharada sopera de agua de azahar
175 grms de mantequilla a temperatura ambiente
100 grms de azúcar blanco
100 grms de azúcar moreno
3 huevos
175 grms de harina
75 grms de almendras molidas
2 cucharaditas de canela
Empezamos rallando la naranja y el limón y exprimiéndolos para obtener el zumo necesario. En un bol grande ponemos las pasas, los arándanos, los orejones picaditos, las ciruelas picaditas y los dátiles picaditos. Le añadimos la ralladura de naranja y limón y los zumos.
Lo mezclamos todo bien. Tapamos el bol con un paño y lo dejamos macerar desde la noche anterior. Al día siguiente preparamos el molde (desmoldable) untándolo bien de mantequilla y cubriendo el fondo con papel de horno, que también untaremos de mantequilla.
Precalentamos el horno a 160 grados. En un bol ponemos la mantequilla, el azúcar blanco y el azúcar moreno.
Lo batimos bien, durante 4 ó 5 minutos, rebañando el interior del bol.
Vamos añadiendo los huevos de uno en uno, esperando al que el primero se incorpore antes de añadir el segundo y así sucesivamente. En la foto veis el momento en que añadí el tercero.
Añadimos ahora la harina, las almendras molidas y la canela
Lo mezclamos todo, con movimientos envolventes, con una espátula. 
 Y es el momento de añadir la fruta macerada junto con los juguillos que haya soltado. Lo mezclamos todo bien con una cuchara de palo. Quedará una masa muy espesa. La vamos poniendo en el molde a cucharadas y alisamos la superficie con el revés de una cuchara metálica.
Y al horno con él durante 1 hora y 20 minutos. Bajamos entonces la temperatura a 140 grados y lo dejamos hacer durante otra hora y media. Es conveniente que durante los últimos 45 minutos le pongamos al molde una hoja de aluminio encima. Lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar durante unos 45 minutos. Entonces lo pinchamos con un palillo largo por toda la superficie y le añadimos tres cucharadas más de zumo de naranja. Lo dejamos enfriar totalmente, lo desmoldamos y lo envolvemos en aluminio. Y al día siguiente ya estará listo para comer.
Bon appétit!

Foodieblogroll