Imprimir

Print Friendly and PDF

martes, 27 de octubre de 2015

Pollo al estilo indio/ Indian style chicken breast

Con este otoño lluvioso que estamos teniendo van apeteciendo más platos coloridos que nos compensen del gris y de los días tan cortos. La receta de hoy es sencilla y rica rica. Es de inspiración hindú, lo que quiere decir que lleva mezcla de especias, todas ellas disponibles en grandes superficies (o habituales en casa si, como yo, sois forofos de la cocina india). Podéis hacerlo más o menos picante en función de la cayena que le pongáis. Va acompañado de un sencillo arroz blanco aromatizado con canela y anís. ¡¡¡Repetiréis!!!
Ingredientes (6 personas)
Para el pollo
1 cebolla
2 ajos
aceite de oliva
sal
pimienta negra molida
1 cucharadita generosa de gengibre molido
1 cucharadita de hojas de curry
1 cucharadita de semillas de mostaza
1 cucharadita generosa de garam masala
cayena
1 cucharadita de cúrcuma
1 pechuga grande de pollo
1 bote de tomate triturado
1/2 vasito de agua
Para el arroz
2 vasos de arroz
1 ramita de canela
1 cucharadita de anises
aceite de oliva
4 vasos de agua
sal
Empezamos pelando y picando la cebolla y los ajos
 Cubrimos de aceite el fondo de una cazuela grande. Añadimos la cebolla y los ajos junto con un pellizco de sal y lo dejamos pochar todo, a fuego medio/bajo, removiendo de vez en cuando durante 10 minutos. Mientras tanto preparamos las especias en un platito.
Quitamos la piel de la pechuga, la cortamos en dados y la salpimentamos.
Una vez pochada la cebolla, añadimos las especias
Lo mezclamos todo bien, y lo dejamos hacer a fuego medio/bajo durante 2 minutos
Añadimos entonces el pollo
Lo rehogamos bien durante cinco minutos
Es el momento de añadir el tomate triturado y medio vasito de agua
 Lo mezclamos bien y lo dejamos hacer 20 minutos, a fuego medio/bajo, semitapado.
Mientras tanto vamos preparando el arroz. Cubrimos de aceite el fondo de una cazuela pequeña. Añadimos la canela y los anises y los rehogamos durante un minuto
Añadimos el arroz y volvemos a rehogarlo todo junto
Se añade entonces el agua, que deberá estar caliente, y un pellizco de sal. Lo llevamos a ebullición.
Lo dejamos hervir a fuego medio durante 15 minutos. Lo retiramos del fuego, tapamos la cazuela con un paño y lo dejamos reposar 5 minutos.
Para entonces ya estará listo nuestro pollo.
Lo servimos acompañado del arroz
Bon appétit!

viernes, 23 de octubre de 2015

Bundt cake de chocolate y vino tinto/ Red wine and chocolate bundt cake

Cómo se nota que está siendo un mes espeso entre clases y cosas. No es que no haya dedicado tiempo a mis pucheros, es que luego no he podido subir recetas, y la cola se va haciendo ya larga. La de hoy es de un cake que preparé para un querido amigo. Me llamó la atención la mezcla de vino tinto y chocolate, no la había visto nunca. El resultado merece la pena. Como siempre, os recomiendo que utilicéis un buen tinto. Es una pena estropear algo bueno por usar vino de brick. Suelo guardar como oro en paño para estos menesteres lo que queda de alguna cena de amigos.  Ni qué decir tiene que podéis utilizar un molde de horno normal, no necesariamente para bundt cake. En fin, a la receta. Repetiréis.
Ingredientes
200 grms de harina
2 cucharadas de cacao en polvo
1 sobre de levadura Royal
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 pellizco de sal
225 grms de mantequilla a temperatura ambiente
220 grms de azúcar
1 cucharada de azúcar avainillado
4 huevos a temperatura ambiente
200 grms de chocolate
125 ml de leche
125 ml de buen vino tinto
Azúcar glas para adornar
Empezamos untando bien de mantequilla el molde. Esto es importante para poder desmoldarlo bien después. 
Ponemos el chocolate cortado en trozos, con 1 cucharada de leche, en un bol. Lo metemos en el microondas, a potencia máxima. Al cabo de 1 minuto abrimos el microondas y lo removemos con una cuchara. Repetimos la operación, cada 30 segundos, removiendo, hasta que el chocolate esté fundido. Es importante que comprobemos cada 30 segundos para evitar que se nos queme. También podemos utilizar el método tradicional de derretirlo al baño de María. Lo reservamos y lo dejamos enfriar totalmente.
Mientras tanto tamizamos la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal en un bol.
En otro bol batimos la mantequilla y el azúcar más el azúcar avainillado durante tres o cuatro minutos. Nos quedará una crema de tono blanquecino. Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente.
Precalentamos el horno a 180 grados.
Vamos incorporando los huevos de uno en uno. Añadimos uno, batimos hasta que esté bien incorporado, añadimos otro y así sucesivamente. También es importante que estén a temperatura ambiente.
Mezclamos ahora el chocolate fundido, que deberá estar totalmente frío
Y añadimos la mezcla de harina y cacao, batiendo a velocidad baja sólo lo justo para que se mezcle
Finalmente incorporamos la leche y el vino mezclados, batiendo a velocidad baja sólo para que se mezcle. Vertemos la masa en el molde enmantequillado. Cuidad que quede por los menos un borde de 2 cms o más libre. La masa tiende a subir. 
Y al horno con el molde durante unos 45 minutos.  Estará listo cuando un palillo largo insertado en el centro salga limpio. Lo dejamos reposar fuera del horno durante 10 minutos. Lo desmoldamos invirtiendo el molde sobre un plato.
Lo dejamos enfriar totalmente y lo espolvoreamos con azúcar glas. Y listo.
Bon appétit!

domingo, 11 de octubre de 2015

Pasta con salsa de tomate y espinacas hecha en una sola cazuela / One pot pasta

Ya estamos con el curso empezado y con las prisas de siempre. La receta de hoy es ideal para esos días en que llega uno tarde y cansado o para esos otros en que apetece estar poco en la cocina. Apenas se manchan cacharros porque se hace hace todo en el mismo recipiente y en una media horita podemos estar sentados delante de la tele. Está tomada de la revista inglesa Delicious Magazine, una verdadera joya que he descubierto hace poco. Os la recomiendo totalmente. En fin, al asunto. Habitualmente cuando cocinamos pasta hacemos la salsa por un lado y cocemos la pasta por otro. Cuando vi esta receta me pareció un cuento chino. Pues no, se puede hace todo en la misma cazuela, con un resultado magnífico. En esta ocasión la salsa es de tomate y espinacas pero puede adaptarse a cualquier otra que penséis y sale de cine. La hice con espaguetti pero puede utilizarse cualquier tipo de pasta. No sé si será muy ortodoxo el método pero funciona.
Ingredientes (4 personas)
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla morada
2 dientes de ajo
Sal
6 tomates pera
1 cucharadita generosa de orégano
250 grms de espinacas
1/2 litro de agua
400 grms de espaguetti
Parmesano rallado (opcional)
Empezamos pelando y picando la cebolla y los ajos
Ponemos el aceite en una cazuela grande y añadimos la cebolla, los ajos, un pellizco de sal y el orégano.
Lo mezclamos bien y lo dejamos hacer a fuego medio, removiendo de vez en cuando durante 5 minutos. Mientras tanto lavamos, pelamos y picamos los tomates
Para entonces la cebolla ya estará pochada. Le añadimos el tomate y volvemos a mezclar bien
Lo dejamos hacer a fuego medio, removiendo de vez en cuando durante unos 10 minutos. Añadimos entonces el agua y llevamos a ebullición. Rectificamos de sal.
Añadimos ahora la pasta
Esperamos un poco para que empiece a ablandarse y podamos meterla toda en la cazuela. En mi caso, para que estuviera al dente debía cocer 7 minutos. Debéis consultar el tiempo de cocción que os indique la que uséis vosotros. Una vez ya metidos los espaguetti en la cazuela les dais unas vueltas para que no se peguen unos a otros
Los dejáis hacer semitapados durante 7 minutos (o los que os indique el paquete). Cada tres minutos los removéis un poco.
Mientras se lavan y se pican las espinacas. Pasados los 7 minutos se añaden a la cazuela
Se mezcla todo. Las espinacas se hacen en un pis-pas. Se separa la cazuela del fuego
Se deja reposar 5 minutos y listo para comer. Podéis servirla con algo de parmesano rallado
Bon appétit!

Foodieblogroll