Imprimir

Print Friendly and PDF

martes, 22 de septiembre de 2015

Calabaza con espinacas al queso de cabra / Pumpkin and spinach with goat cheese

¡Es época de calabazas! Debo reconocer que no tengo recuerdos de infancia sobre la calabaza. En casa sencillamente no se usaba. Ya de mayor, la abuela de mi amiga Isabel, canaria de pro y persona encantadora, en una visita a su nieta, nos preparó un maravilloso cocido canario, totalmente distinto al nuestro. Y llevaba calabaza. Desde entonces a veces la he utilizado para cakes y magdalenas pero poco más. Hay una variedad inmensa de todos los tamaños y colores pero en mi tierra sólo se encuentra la tradicional, redonda, o la alargada. En esta ocasión la he preparado como acompañamiento de carnes y aves. El queso de cabra le da vidilla y os garantizo que les encantará incluso a los que odian las espinacas. Es muy sencilla de preparar y podéis aprovechar el horno mientras estáis preparando un guiso o asado.
Ingredientes (6 personas como acompañamiento)
400 grms de calabaza
2 cucharadas de aceite
sal 
pimienta negra molda
300 grms de espinacas
el zumo de 1/2 limón
1/2 rulo de queso de cabra
Precalentamos el horno a 190 grados. Pelamos la calabaza y la cortamos en cuadraditos. La ponemos en un bol junto con el zumo de limón, el aceite, sal y pimienta.
Lo mezclamos todo bien y lo pasamos a una fuente de horno
Y al horno con ella durante 20 minutos. 
Le añadimos el queso de cabra cortado en trocitos reservando dos rodajas cortadas a la mitad para adornar. Le añadimos las espinacas picadas, lo mezclamos todo bien y adornamos con el queso que teníamos reservado.
Y al horno otra vez durante otros 5 minutitos
Y ya está. Lo podéis servir con un asado o en platitos individuales
Bon appétit!

sábado, 19 de septiembre de 2015

Bundt cake de melocotón y zanahoria / Peach and carrot bundt cake

Para aprovechar los últimos melocotones de la temporada, que suelen estar algo duros porque los cogen antes y los guardan en cámara, hoy comparto con vosotros este bundt cake hecho en un molde que me acabo de mercar. Ni que decir tiene que podéis hacerlo también en cualquier otro tipo de molde, redondo, cuadrado, alargado. Lo importante es que queden tres o cuatro cms libres por arriba, porque tiende a subir, y que untéis bien de mantequilla el molde. 
Ingredientes
8 nueces
3 melocotones medianos
3 zanahorias
300 grms de harina
200 grms de azúcar
115 grms de aceite
115 grms de leche
2 huevos
1 cucharadita de bicarbonato
1 sobre de levadura royal
1 cucharadita de canela
1/2 cucharadita de nuez moscada molida
1/2 cucharadita de sal
azúcar glas para adornar
 Empezamos lavando los melocotones y poniéndolos en un plato hondo
Los ponemos en el microondas, potencia máxima, unos 10 ó 12 minutos. Dependerá de cómo estén de maduros. Se trata de que podamos pelarlos con facilidad y de que el melocotón quede blandito. Después hay que dejarlos enfriar totalmente antes de usarlos.
A continuación pelamos las nueces
Untamos de mantequilla el molde. Esto es muy importante para que después no tengamos problemas al desmoldarlo.
Lavamos y pelamos las zanahorias y las rallamos en el robot de cocina
Una vez fríos, pelados y deshuesados los melocotones, los ponemos en el robot, junto a la zanahoria y ponemos el aparato en marcha lo justo para que se mezcle y nos quede un puré espeso.
Precalentamos el horno a 190 grados.
En un bol grande tamizamos la harina, la sal, la canela, la levadura, el bicarbonato y la nuez moscada.
Añadimos el azúcar y lo mezclamos todo bien. Echamos ahora en el bol el aceite, la leche y los huevos
Lo batimos justo lo suficiente para que se mezcle. Incorporamos ahora el puré de melocotón y zanahorias y las nueces
Volvemos a mezclar justo para que se mezcle todo. Vertemos con cuidado la masa en el molde
Y al horno con él durante unos 70 minutos. Cuando lleve como una media hora será conveniente poner encima (sin que lo toque) una hoja de aluminio para evitar que se nos tueste demasiado. Cuando un palillo largo insertado en el centro salga seco ya estará.
Lo dejamos reposar 10 minutos y, con cuidado, lo invertimos en el plato en que vayamos a servirlo
Lo dejamos enfriar totalmente y lo espolvoreamos con azúcar glas (ya sabéis que podéis conseguirla facilmente moliendo azúcar normal en el molinillo de café).
Bon appétit!

jueves, 17 de septiembre de 2015

Pechugas rellenas de espinacas y queso Philadelphia/ Spinach and Philadelphia stuffed chicken breast

Y seguimos con recetas de entretiempo. Yo estoy convencida de que a pesar de estos días de lluvia, viento y frío que llevamos todavía nos llegarán otros cálidos antes de meternos de lleno en el túnel. Estas pechugas rellenas se pueden tomar tanto recién sacadas del horno como templadas, cortaditas en rodajas. Con una buena ensalada son un plato único estupendo.Requieren muy poquito tiempo de preparación así que os las recomiendo para el finde, cuando queráis dejar que el horno trabaje mientras vosotros hacéis otras cosas.
Ingredientes (4 ó 6) personas
100 grms de queso Philadelphia
150 grms de espinacas 
1/2 cebolla
2 ajos
1/2 de cucharadita de cayena (o al gusto)
sal
pimienta negra
2 pechugas de pollo
4 quesitos de El Caserío
Pan rallado
50 grms de parmesano rallado
sal
pimienta negra molida
1 cucharadita de finas hierbas
2 huevos
Preparamos primero el relleno. Pelamos y picamos la cebolla muy menudita. Pelamos y picamos los ajos, también menuditos. Lavamos y picamos las espinacas. En un bol pequeño ponemos la cebolla, los ajos, las espinacas, un pellizco de sal, la cayena y pimienta negra molida al gusto
Lo mezclamos bien, añadimos el queso Philadelphia y lo volvemos a mezclar
En un plato mezclamos unos 100 grms de pan rallado, con el parmesano, las finas hierbas, un pellizco de sal y una cucharadita de pimienta negra molida
En otro plato batimos los huevos. Forramos la bandeja de horno con papel. Precalentamos el horno a 200 grados.
Pedimos en la carnicería que nos preparen las pechugas en libro, para rellenar. También podemos hacerlo nosotros en casa con un cuchillo bien afilado: se divide cada pechuga en dos, a lo largo, y luego cada mitad se abre en tres. Si no habéis visto cómo se hace es mejor que pidáis que os lo haga un profesional.
Vamos rellenando las pechugas poniendo un cuarto del relleno en el centro y encima un quesito de El Caserío
 Enrollamos las pechugas y las pasamos por huevo
Después las pasamos por el pan rallado
Las cerramos con unos palillos y las vamos colocando en la bandeja de horno
Y al horno con ellas durante unos 40 minutos. Si es necesario podéis poner el grill los últimos 5 minutos para que queden tostaditas por fuera
Retiramos los palillos y las dejamos reposar 5 minutos. Pueden servirse acompañadas de una ensalada (en la foto, de aguacate, tomate y balsámico) 
O bien cortaditas en rodajas (en este caso hay que dejarlas enfriar para poder cortarlas bien)
Bon appétit!

martes, 15 de septiembre de 2015

Arroz con pollo indio al horno / Indian oven rice chicken

Y nos hemos metido en frío, viento y lluvias. Ay, aquellos días en que nos quejábamos del calor... La receta de hoy os reconfortará. Es India pero no demasiado especiada. Similar a nuestro arroz con pollo pero nada más en el aspecto. El cúrcuma le da un suave toque amarillento, ya sabéis, lo llaman el azafrán de los pobres, y el gengibre y el poquito de cayena le proporcionan vidilla. Yo lo hice con muslos y contramuslos troceados pero podéis usar cualquier otra parte del pollo.
Ingredientes (6 personas)
1 cebolla morada 
1 cucharadita de cúrcuma
1/4 de cucharadita de cayena
1 cucharadita de gengibre molido (o 1 trocito de unos 2 cms de gengibre fresco, pelado y rallado)
sal
pimienta negra
3 muslos y contramuslos partidos en trozos
75 grms de almendras laminadas
1 puñadito de pasas
350 grms de arroz largo
750 ml de agua
aceite de oliva
Pelamos y picamos la cebolla. Cubrimos de aceite el fondo de una sartén o cazuela que luego podamos meter en el horno. Añadimos la cebolla, cúrcuma, cayena, gengibre y un pellizco de sal
Lo dejamos hacer a fuego suave, removiendo de vez en cuando, durante 5 minutos
Añadimos los trozos de pollo salpimentados
Los doramos bien por todos lados. Este paso es importante porque después sólo estarán 20 minutos en el horno. Una vez bien dorados, añadimos las pasas y las almendras
Volvemos a remover bien todo junto durante otros 5 minutos. Añadimos ahora el arroz
Lo rehogamos bien todo junto durante 2 ó 3 minutos. Precalentamos el horno a 200 grados.
Añadimos el agua, que deberá estar caliente. Rectificamos de sal y lo llevamos a ebullición
Tapamos la cazuela
Y al horno con ella durante 20 minutos
Lo servimos adornado con perejil o cilantro
Bon appétit!

sábado, 12 de septiembre de 2015

Lebkuchen, galletas alemanas de gengibre 2 / Lebkuchen 2. German ginger cookies

Hace unos meses compartí con vosotros una receta de lebkuchen, o galletas alemanas de gengibre (podéis verla pinchando aquí). Ya sabéis que en Alemania, Inglaterra y Estados Unidos son tradicionales las galletas y pastas navideñas que pueden llevar multitud de decoraciones. Todavía no me he atrevido a pasar del azúcar glas, pero todo se andará. En esta ocasión mis lebkuchen llevan miel y he usado la mezcla de especias que me trajeron de Alemania. Os incluyo también las cantidades de especias individuales que debéis utilizar los que no tengáis un tarrito de las ya mezcladas.
Ingredientes (para 24 galletas)
250 grms de harina 
85 grms de almendras crudas molidas
1/2 cucharadita de bicarbonato
2 cucharaditas de levadura royal
2 cucharaditas colmadas de especias para lebkuchen (o 1 cucharadita de canela molida, 1 cucharadita de gengibre molido, un pellizquito de clavos molidos, otro de nuez moscada molida y otro de pimienta negra molida)
la ralladura de 1 limón
85 grms de mantequilla
150 ml de miel
azúcar glas para decorar
Podemos moler nosotros mismos almendras crudas en el robot de cocina
 Después a las almendras molidas les añadimos la harina, el bicarbonato, las especias, la ralladura de limón y la levadura. 
 Yo usé mi bote de especias ya mezcladas
Ponemos el aparato en marcha lo justo para que se mezcle todo. Lo pasamos a un bol.
En un cazo ponemos la mantequilla y la miel. 
Lo ponemos a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que se derrite la mantequilla
Lo añadimos al bol en que teníamos la mezcla de almendras, harina, levadura y especias y lo mezclamos todo
Nos quedará una masa espesa. La dejamos enfriar totalmente (por lo menos una hora). Precalentamos el horno a 180 grados. Forramos de aluminio la bandeja del horno. Vamos haciendo bolas de unos tres cms y las aplastamos un poquito entre las manos. Las colocamos en la bandeja de horno dejando un espacio de unos 5 cms entre ellas
Y al horno con ellas durante 15 minutos. Necesitareis hacerlas en 2 tandas. Se sacan del horno
Se pasan a una rejilla y se dejan enfríar totalmente
Una vez frías se espolvorean de azúcar glas (que podéis fabricar fácilmente usando el molinillo de café)
Bon appétit!!

Foodieblogroll