Imprimir

Print Friendly and PDF

lunes, 31 de agosto de 2015

Magdalenas de queso manchego / Manchego cheese muffins

Sí, a mí también me sorprendió la idea de unas magdalenas de queso y la verdad es que son sorprendentes y riquísimas. En la receta original se utilizaba Cheddar, un queso inglés que ya tienen hasta en Mercadona. Por aquello de variar he preferido un queso semicurado y me ha encantado. Realmente se nota el queso sólamente por el poquitín que se pone encima de la masa una vez rellenos los moldes. Sed aventureros y probad, repetiréis.
Ingredientes (salen 18)
120 grms de queso semi-curado
200 grms de harina
1 sobre de levadura royal
1 pellizco de sal
120 grms de mantequilla a temperatura ambiente
120 grms de azúcar
1 cucharadita de azúcar avainillado
2 huevos a temperatura ambiente
150 grms de leche condensada
Es conveniente sacar la mantequilla y los huevos de la nevera la noche anterior para que estén a temperatura ambiente y nos quede mejor la masa.
Empezamos preparando los moldes. Yo los coloque en unas bandejas ad hoc que tengo y que evitan que las magdalenas se deformen al cocerse.
 Rallamos el queso
En un bol tamizamos juntas la harina y la levadura y le añadimos el pellizco de sal
En otro bol ponemos la mantequilla, el azúcar y el azúcar avainillado. Lo batimos todo junto durante unos minutos. Nos quedará una crema blanca
Añadimos los huevos de uno en uno, batiendo bien hasta que se incorpore el primero antes de añadir el segundo
Precalentamos el horno a 180 grados.
Añadimos la leche condensada y volvemos a batir. Incorporamos entonces la mezcla de harina y levadura, batiendo a velocidad baja lo justo para que se mezcle todo. Incorporamos ahora 3/4 partes del queso. Volvemos a mezcla a velocidad baja lo justo para que se mezcle todo. Nos quedará una masa espesa. Rellenamos los moldes con una manga pastelera o con una cuchara. Espolvoreamos por encima de cada magdalena el queso rallado que habíamos reservado.
Y al horno con ellas durante unos 25 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro salga seco
Las dejamos enfriar y listas para comer
Bon appétit!

sábado, 29 de agosto de 2015

Scones de manzana y pasas / Apple and raisin scones

Sí, ya sé que parezco un poco exagerada, pero estos días finales de agosto, aunque todavía haga calor, ya voy notando en el ambiente el anuncio del otoño. Amanece más tarde, refresca por las noches y hay un je ne sais quoi que me pone algo melancólica. Y qué mejor para animarse que una buena taza de té con scones. Sí, ya sabéis, esos bollitos ingleses que se toman con nata o mantequilla y mermelada. Hay infinidad de variantes y ya he compartido varias recetas con vosotros. El secreto para que queden bien es no trabajar la masa, mezclar los ingredientes SÓLO lo justo. 
Y, como siempre que los hago, un recuerdo para mi primísima Marién. 
 Ingredientes (salen unos 12)
250 grms de harina
1 sobre de levadura royal
2 cucharadas soperas de azúcar
50 grms de mantequilla fría
1 manzana reineta
1 puñadito de pasas
1 huevo
Un poquito de leche
Precalentamos el horno a 220 grados. Pelamos la manzana y la cortamos en daditos.
En el robot de cocina ponemos la harina y la levadura y lo mezclamos todo brevemente. Le añadimos la mantequilla cortada en dados
Ponemos el aparato en marcha y dejamos que se mezcle hasta que tenga un aspecto terroso
Pasamos la mezcla a un bol y le añadimos las pasas y la manzana.
Lo mezclamos todo con una cuchara metálica. Añadimos el huevo batido
Lo mezclamos todo con la cuchara SÓLO lo justo para obtener una masa. La volcamos en la encimera enharinada y la aplastamos con las manos hasta que tenga un grosor de unos 2 cms
Cubrimos de aluminio la bandeja del horno. Cortamos la masa con un cortapastas y vamos colocando los scones en la bandeja
Pintamos de leche los scones usando un dedo bien limpito. Y al horno con ellos durante unos 12 minutos, hasta que empiecen a dorarse
Los dejamos templar y listos para comer
Bon appétit!

viernes, 28 de agosto de 2015

Curry de calabacín y langostinos/ Courgette and prawn curry

Este verano parece que me ha dado por los currys. Ya os he contado en otras ocasiones que lo que llamamos curry es realmente una mezcla de especias. Este plato lleva comino, gengibre, cilantro, y cúrcuma. Siempre podéis tirar por lo fácil y recurrir al curry que se vende ya todo mezclado pero os animaría a que probarais vuestras propias mezclas. 
Se sirve con un simple arroz blanco, si es basmati, mejor que mejor.
Ingredientes (6 personas)
24 langostinos crudos
1/2 kg de calabacines (mejor de los pequeños)
3 ajos grandes picados
1 cucharadita de comino en grano
1 cucharadita de gengibre en polvo ( o un dadito de gengibre fresco, pelado y picado)
1/2 cucharadita de cayena (o menos según os guste de picante)
1 cucharadita de cilantro molido
1/2 cucharadita de cúrcuma
1 bote de tomate natural o 1/2 kg de tomates
sal
Descongelamos los langostinos
 Los pelamos y los reservamos.
Lavamos los calabacines y, sin pelar, los cortamos en rodajas de medio cm de grosor.
 Cubrimos de aceite el fondo de una sartén grande y añadimos los calabacines junto con un pellizco generoso de sal. Los dejamos hacer unos ocho minutos, removiendo de vez en cuando.
Mientras tanto vamos preparando las especias en un platito
Retiramos los calabacines de la sartén, dejando en ella el aceite en que se han frito
Añadimos los granos de comino a la sartén
Dejamos que se frían durante unos 30 segundo y añadimos el resto de especias. Removemos bien y dejamos que se frían hasta que el ajo empieza a dorarse.
Incorporamos ahora el tomate y volvemos a mezclar. Dejamos que se haga todo junto, a fuego medio, durante 15 minutos
Y es el momento de añadir los calabacines y los langostinos. Volvemos a mezclar bien y rectificamos de sal.
Dejamos que se haga todo junto, removiendo de vez en cuando, durante un par de minutos o hasta que los langostinos empiecen a estar blancos.
Y listo! Servimos sobre una cama de arroz blanco.
Bon appétit!

jueves, 27 de agosto de 2015

Cake de ciruelas amarillas de Mari / Mary's yellow plum sponge.

Mi amiga Mari, cocinera de pro donde las haya, me ha pasado esta receta: es una delicia. El contraste del sabor de las ciruelas con el del bizcocho os hará levitar. Es muy fácil de hacer y os pondrá una sonrisa en el momento del desayuno, de la merienda, o cuando quiera que caigáis en la tentación de tomaros un trocito.
Ingredientes
160 grms de harina
1 sobre de levadura royal
1 cucharadita de azúcar avainillado
75 grms de mantequilla a temperatura ambiente
100 grms de azúcar
2 huevos a temperatura ambiente
1 cucharadita de canela
1 yogur griego natural
100 grms de requesón o de queso philadelphia
4 ciruelas amarillas
Azúcar glas para decorar
Empezamos lavando las ciruelas
 Yo usé tres y media pero dependerá del tamaño las que finalmente os hagan falta.
Cubrimos de aluminio el fondo de un molde desmoldable. Lo untamos todo bien de mantequilla.
En un bol tamizamos la harina con la levadura
Precalentamos el horno a 180 grados.
En otro bol ponemos el azúcar, el azúcar avainillado y la mantequilla. Es importante que la mantequilla esté blandita. Lo batimos todo junto durante unos minutos
Añadimos entonces los huevos de uno en uno. Ya sabéis, echáis un huevo, batís, y cuando ya esté bien incorporado añadís el otro
Volvéis a batir y añadís ahora el yogur y el queso. Mari usa requesón pero como no tenía yo le puse queso philadelphia
Volvemos a batir e incorporamos la mezcla de harina y levadura. Lo batimos justo para que se mezcle todo. Echamos la masa en el molde y la cubrimos con ciruelas cortadas, hundiéndolas un poquitín.
Y al horno con el cake durante unos 45 minutos o hasta que un pincho insertado en el centro salga seco. Para evitar que se nos tueste demasiado por encima podemos poner una hoja de aluminio en la rejilla del horno durante los últimos 10 minutos.
Lo dejamos enfriar durante 10 minutos y lo desmoldamos pasándolo a un plato. Una vez totalmente frío lo espolvoreamos con azúcar glas. Las ciruelas tienden a hundirse más al enfriarse el cake.
Bon appétit!!

miércoles, 19 de agosto de 2015

Pechuga de pollo con patatas al curry / Curry potato chicken breast

Hoy comparto con vosotros una receta de inspiración india muy sencilla de preparar. Ya os digo que si el pollo está bueno las patatas están para levitar. Aquí todavía utilizamos poco el curry y habitualmente lo compramos ya preparado en un bote. Sabéis que realmente es una mezcla de especias y en India cada familia tiene su mezcla propia. En esta ocasión lleva cúrcuma, comino, gengibre y cilantro. No es picante en absoluto. Siempre podéis tirar por la calle de enmedio y usar una mezcla ya lista pero os recomiendo que seáis aventureros.
Ingredientes (6 personas)
1 pechuga entera con piel grande (unos 800 grms)
3 patatas grandes
sal
1 limón
1 cucharadita de comino molido
1 cucharadita de cilantro seco (o 4 ramitas de cilantro fresco)
1 cucharadita de gengibre en polvo ( o un trocito de unos 3 cms)
1/2 pimiento rojo
pimienta negra molida
aceite de oliva
En primer lugar pelamos las patatas. Las lavamos y las cortamos en trozos de unos 4 cms. 
Las ponemos en una cazuela y las cubrimos de agua fría. Cuando el agua rompa a hervir añadimos un pellizco de sal. Las dejamos hervir a fuego medio alto durante 10 minutos.
Las escurrimos en un colador y las reservamos
En un bol ponemos las especias (cúrcuma, comino, gengibre y cilantro), la ralladura y el zumo de medio limón (reservamos el otro medio limón), el pimiento lavado y cortado en trocitos pequeños. Si vamos a usar gengibre y cilantro frescos, pelamos y cortamos el gengibre en bastoncitos y picamos el cilantro.
Lo mezclamos todo bien añadiendo un chorrito de aceite de oliva, un pellizco de sal y pimienta negra molida al gusto. Incorporamos la pechuga y la untamos bien con la marinada.
Reservamos a pechuga en un plato. Añadimos ahora las patatas al bol de la marinada y lo mezclamos todo bien.
Precalentamos el horno a 200 grados. Cortamos en rodajas el medio limón que habíamos reservado.
Ponemos las patatas con su marinada en una fuente de horno. Colocamos encima la pechuga y distribuimos las rodajas de limón.
Y al horno con la fuente durante unos 45 minutos.
Servimos la pechuga cortada en lonchas acompañadas de las patatas y con algo de salsita por encima
Bon appétit!

Foodieblogroll