Imprimir

Print Friendly and PDF

viernes, 31 de julio de 2015

Pastel inglés de cerdo y calabacín / English pork pie in courgette "crust"

Ya he compartido con vosotros varias recetas de los típicos pasteles ingleses de carne (de cerdo o de ternera) que suelen ir envueltos o tapados con masa quebrada o con hojaldre. Son una delicia y su equivalente de nuestras empanadas. En la receta de hoy se usa calabacín en lugar de masa con lo que el aporte calórico se reduce muy considerablemente. Se come frío y se prepara la víspera. Es ideal para días de piscina o para tener algo fresquito al llegar de la playa. Es de elaboración muy sencilla, casi lo más pesado es pasar el calabacín por la plancha. Lleva un relleno de carne de cerdo picada pero también se podría hacer con ternera o incluso con pechuga de pollo picada.
Ingredientes
3 ó 4 calabacines
aceite de oliva
sal
1 cebolla roja
2 ajos
12 pimientos de piquillo
1 manojo de perejil
1 huevo
la ralladura de 1 limón
50 grms de pan rallado
1/2 kg de carne de cerdo picada dos veces
1 cucharada de pan rallado
pimienta negra molida
1/2 cucharadita de pimienta de cayena
Lavamos los calabacines. Cortamos la parte dura de la base. Con una mandolina los cortamos en lonchas, a lo largo, hasta llegar a la parte en que están las semillas. Podéis usar un cuchillo. Deben ser lonchas finitas. En la foto veis las lonchas finas y la parte central, al fondo, que usaremos para el relleno luego.
Untamos las lonchas de aceite y las marcamos en una sartén de las de hacer filetes a la plancha, con otro poquito de aceite. Se prepara bastante humareda así que abrid bien las ventanas. Las vamos haciendo por tandas y las reservamos en un plato. Deben estar totalmente frías antes de usarlas.
Mientras tanto untamos de aceite la base y las paredes de un molde desmoldable. Recortamos un círculo de papel de horno y lo ponemos en la base.
Pelamos y picamos la cebolla roja
Cubrimos de aceite el fondo de una sartén grande y pochamos la cebolla, con un pellizco de sal, durante 5 minutos
Mientras tanto picamos los ajos
Picamos también los centros de calabacín que habíamos reservado
Una vez pochada la cebolla, añadimos a la sartén el ajo y el calabacín picados y lo mezclamos todo bien
Lo dejamos hacer todo junto, a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que el calabacín está blandito, unos 10 minutos.
Apartamos la sartén del fuego y lo dejamos enfriar totalmente. Mientras tanto cubrimos el fondo del molde que habíamos preparado con tiras de calabacín, colocamos otras de modo que sobresalgan por los bordes y otras alrededor de los laterales
Picamos los pimientos de piquillo, escurridos.
Picamos también el perejil lavado.
 Precalentamos el horno a 180 grados.
En un bol grande batimos un poco el huevo. Le añadimos un pellizco de sal, la ralladura de limón, pimienta negra al gusto y pimienta de cayena.
Lo mezclamos todo bien y añadimos los pimientos rojos y volvemos a mezclar bien
Le añadimos ahora 50 grms de pan rallado y el perejil picado
Volvemos a mezclarlo bien e incorporamos la carne picada. Lo mezclamos todo con las manos como si estuviéramos preparando albóndigas
Y finalmente añadimos la mezcla de cebolla y calabacín (que deberá estar totalmente fría, insisto).  Volvemos a mezclar todo como si estuvieramos preparando albóndigas. Espolvoreamos con la cucharada de pan rallado el fondo del molde que tenemos forrado. Añadimos el relleno con cuidado, apretándolo con una cuchara
Doblamos hacia dentro las lonchas de calabacín que sobresalen. Colocamos el molde en una fuente forrada de papel de aluminio. Al hacerse saldrá líquido del molde y así nos evitaremos tener que andar limpiando la bandeja del horno después.
Y al horno con el pastel durante 1 hora y cuarto
Lo dejamos reposar en el molde durante 15 minutos. Luego lo invertimos sobre un plato y lo dejamos enfriar totalmente antes de meterlo en la nevera
Cuando vayamos a servirlo lo pasamos a una fuente bonita y lo adornamos. Yo prefiero que se atempere unos 15 minutos o media hora fuera de la nevera para apreciar mejor los sabores.
Éste es el aspecto que tiene por dentro
Bon appétit!

miércoles, 29 de julio de 2015

Biryani de gambones / Prawn Biryani

La receta de hoy procede de la cocina india y pakistaní. Biryani puede venir de la palabra para arroz o para freir, no se sabe a ciencia cierta. La primera mención de este tipo de preparación data del siglo XVI. En cierto modo es similar a nuestra paella aunque la manera de hacerlo difiere totalmente. Es un plato de arroz con carne o pescado o verduras en que el arroz se cuece por un lado, los acompañamientos se fríen por otro y termina de hacerse todo junto en el horno. Va aderezado con muchas especias, casi todas ya disponibles en grandes superficies. Ninguna de ellas es picante y podéis aumentar la cantidad al gusto. En esta ocasión lo he hecho con gambones pero también podríais usar langostinos o gambas. Es muy sencillo de preparar y muy distinto a lo que estamos acostumbrados pero rico, rico.
Ingredientes (6 personas como entrada ó 4 como plato principal)
300 grms de arroz basmati
1 cebolla y media
2 ajos
1 trocito de unos 2 cms de gengibre fresco
75 grms de almendras o de anacardos
75 grms de pasas
800 grms de gambones crudos
3 pipos de cardamomo
1 cucharadita de semillas de anís
3 clavos
1 palito de canela
1 cucharadita de cominos en grano
1 cucharadita de hojas de curry
1 hoja de laurel
2 cucharaditas de cúrcuma
3 cebollas rojas
aceite de oliva
50 grms de mantequilla
sal
La cocina india lleva muchas especias y siempre es conveniente reunir primero los ingredientes para tenerlos listos en el momento en que los necesitemos. La elaboración en sí de los platos es sencilla siempre que tengamos todo dispuesto de antemano.
Empezamos preparando en un platito las especias que vamos a utilizar. Como habréis leído lleva hojas de curry
Si no podéis encontrarlas en una gran superficie cercana, pues no las usáis y listo. Provienen del árbol curry o murraya koeningii, no confundirlas con las hojas de la planta del curry (que ahora se puede comprar en viveros) o helychrisum italicum (cuyas hojas se parecen a las de la lavanda). El cardamomo y el cúrcuma son fáciles de encontrar.
Pelamos los gambones y los reservamos en un platito.
Pelamos y picamos la cebolla normal, los ajos y el gengibre
Pelamos y cortamos en lonchas finas la cebolla roja
Y ya estamos listos para empezar. Ponemos a hervir abundante agua con sal en una cazuela. Cuando empieza a hervir añadimos el arroz
Lo dejamos hacerse 9 minutos y lo ponemos a escurrir en un colador
Cubrimos de aceite el fondo de una cazuela y añadimos la mantequilla. 
Cuando la mantequilla se haya derretido y el aceite este caliente, freímos las almendras ( o anacardos) durante un par de minutos, a fuego medio, hasta que empiecen a tostarse
Añadimos la cebolla, el gengibre y los ajos y dejamos que se pochen a fuego bajo, con un pellizco de sal, removiendo de vez en cuando, durante unos 10 minutos o hasta que la cebolla esté transparente. Precalentamos el horno a 180 grados.
Añadimos a la cazuela los gambones, las especias y las pasas
Lo mezclamos todo bien y lo dejamos hacer, a fuego medio, removiendo, durante un par de minutos o hasta que los gambones empiecen a ponerse blancos. Retiramos la cazuela del fuego y rectificamos de sal. Cubrimos con la mitad del arroz escurrido una fuente de horno
Distribuimos por encima el contenido de la cazuela
Y lo tapamos con el resto del arroz
Con un tenedor lo removemos todo con cuidado para que se mezcle un poquitín, con un par de movimientos bastará.
Y al horno con la fuente destapada durante 10 minutos. Mientras tanto echamos un poquitín de aceite en una sartén y freímos la cebolla roja, con un pellizco de sal, hasta que se caramelice
Éste es el aspecto que tiene la fuente recién sacada del horno
Distribuimos por encima la cebolla roja caramelizada y la adornamos con perejil o cilantro
Y listo. Al servir procuramos que se mezcle bien el arroz con el relleno
Bon appétit!

martes, 28 de julio de 2015

Cake del Colibrí /Hummingbird bundt cake

Éste cake es una variación de la Tarta del Colibrí (Hummingbird cake), muy popular en Estados Unidos. Parece que originalmente proviene del Caribe pero se difundió a Norte América a finales de los setenta. El bizcocho lleva plátano y piña y se piensa que el nombre de la tarta viene de que el plumaje de los colibris caribeños se asemeja a su color. Lleva también nueces pecanas que he sustituido por nueces normales. La tarta se monta a capas con una crema de queso y vainilla. Yo la he preparado como bundt cake, por aquello de reducir algo las calorías, ehem, y por encima le he puesto una cobertura de Philadelphia y algo del jugo de la piña. La verdad es no sé qué está más rico, si el cake o la cobertura. Ya me contaréis.
Ingredientes
Cake
14 nueces peladas
300 grms de harina
250 grms de azúcar
1 cucharada sopera de azúcar avainillado
1 sobre de levadura royal
1 cucharadita de canela
1 pellizco de sal
3 huevos batidos
4 plátanos muy maduros
4 rodajas de piña (de bote, en su jugo no en almíbar)
200 grms de mantequilla a temperatura ambiente ( ó 250 cc de aceite)
Cobertura
100 grms de queso Philadelphia
4 cucharadas del jugo de la piña
25 grms de mantequilla a temperatura ambiente
 Pelamos las nueces
Untamos bien de mantequilla el molde. Esto es importante para poder desmoldar el cake al final. Yo usé uno de mis moldes de nordicware pero podéis usar otro cualquiera, incluso uno sin agujero en el centro.
Tamizamos la harina y la levadura sobre un bol grande. Añadimos el azúcar, la sal y la canela
Lo mezclamos bien todo con una cuchara metálica
Precalentamos el horno a 180 grados. Pelamos los plátanos y los aplastamos con un tenedor. Cuanto más maduros estén mejor
Pasamos la piña por la picadora o la picamos muy menudita con un cuchillo
Batimos los huevos. Añadimos al bol los plátanos, la piña y los huevos
Lo mezclamos todo. Podemos utilizar la batidora, a velocidad baja, o una cuchara. Se trata simplemente de que se mezcle todo, no de batirlo. Añadimos entonces las nueces
Le damos unas vueltas con una cuchara y vertemos la masa en el molde que teníamos preparado.
Como veis queda un borde de unos 4 cms. Es necesario porque al cocerse el cake subirá. Y al horno con él durante más o menos una hora. Estará listo cuando insertando un palillo largo(de los de pincho moruno) éste salga seco. Además veréis que el cake empieza a separarse un poco del lateral del molde.
Lo dejamos enfriar en el molde durante 20 minutos y después lo pasamos al plato en que lo vayamos a servir
Lo dejamos enfriar totalmente. Cuando vayamos a servirlo batimos junto el queso, la mantequilla y el jugo de piña. Se lo echamos por encima al cake y listo
Aquí podéis ver el aspecto que tiene por dentro
Y aquí un trocito ya cortado
Bon appéti!

Foodieblogroll