Imprimir

Print Friendly and PDF

viernes, 6 de febrero de 2015

Pastel de calabaza y zanahoria de Cefe / Cefe's pumpkin carrot pudding

Empezamos este frío mes de febrero con una receta que me ha pasado Cefe. Se trata de una especie de flan de calabaza y zanahoria cubierto con una deliciosa crema que también las incluye, todo ello especiado con canela. Se hace el día anterior de modo que resulta muy cómodo para reuniones familiares. La adorné con una fresa pero en la receta original llevaba también algo de nata montada por encima distribuida con una manga pastelera. Pensé en hacer una versión más light usando sólo esa fresa para darle colorido y no aumentar  las calorías. 
Ingredientes
1/2 kg de calabaza pelada y sin pipas
300 grms de zanahorias
Caramelo
4 cucharadas soperas colmadas de azúcar
Flan
1/2 litro de leche
150 grms de leche condensada
1/2 barra de pan del día anterior
3 huevos
Crema
4 cucharadas soperas de azúcar glas
1 cucharada sopera de mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharada sopera de queso Philadelphia
2 cucharaditas de canela en polvo
Pelamos las zanahorias, las lavamos y las cortamos en rodajas. Pelamos y cortamos la calabaza en dados. Ponemos todo en una cazuela y lo cubrimos de agua fría
Lo llevamos a ebullición y lo dejamos hacer a fuego medio durante unos 15 minutos o hasta que esté blandito. Lo escurrimos y lo ponemos en un colador para que acabe de perder el agua. Lo dejamos enfriar totalmente.
Mientras tanto preparamos el caramelo. Echamos el azúcar en un molde y lo ponemos al fuego.
Pronto empezará a humear y a formarse el caramelo. Ya sabéis que debemos tener cuidado porque las quemaduras de caramelo amén de ser serias son muy dolorosas. Vamos moviendo el molde hasta que el azúcar se caramelice totalmente. Distribuimos el caramelo por el fondo y los laterales del molde, inclinándolo a un lado y a otro con cuidado. Ni se os ocurra tratar de distribuirlo con una cuchara (se pegaría a la cuchara).
Templamos la leche en un cazo y le añadimos la leche condensada. Removemos hasta que se disuelva. Retiramos el cazo del fuego y añadimos el pan cortado en trozos. Dejamos que el pan se empape totalmente hasta que la mezcla esté fría.
Hacemos un puré con la zanahoria y la calabaza. Podemos usar la batidora o simplemente un tenedor.
Ponemos la mitad de este puré en un bol. Le añadimos el azúcar glas, el queso, la mantequilla y la canela. Lo pasamos por la batidora hasta obtener una crema. No hace falta que os recuerde que el azúcar glas se hace estupendamente en el molinillo de café.
Metemos el bol en la nevera hasta el momento de montar el pastel. 
Precalentamos el horno a 190 grados.
Añadimos al pan con leche la otra mitad del puré de calabaza y zanahoria y los tres huevos.
Lo batimos todo bien y lo vertemos en el molde caramelizado.
Este flan debe cuajarse al baño maría. Os aconsejo que lo metáis en una fuente honda. Después ponéis la fuente en la bandeja del horno. Y en ese momento añadís agua hirviendo a la fuente. De esta manera evitareis accidentes.  Más o menos a los 20 minutos el flan estará listo.
Lo dejáis reposar diez minutos y lo pasáis al plato en que se vaya a servir. Ya sabéis, colocáis el plato encima del molde y lo invertís. Lo dejáis enfriar totalmente y entonces distribuís por encima la crema que teníais en la nevera. Y otra vez a la nevera con todo hasta el momento de servir al día siguiente.
Bon appétit!

Foodieblogroll