Imprimir

Print Friendly and PDF

martes, 29 de diciembre de 2015

Tarta de pasas, orejones y arándanos al whisky / Whisky raisin, apricot and cranberry tart

Mi amiga J. me sugirió esta tarta como postre de Nochebuena y resultó todo un éxito. Queda tan bien, tan bien, que la repetiré en otras ocasiones. Recuerda en su sabor a los cakes de fruta ingleses pero es más suave. Como acompañamiento le va estupendamente bien un poco de nata o helado. Es de elaboración sencilla y tendréis el éxito asegurado.
Ingredientes
1 lamina de hojaldre
100 grms de pasas sultanas
50 grms de orejones
50 grms de arándanos desecados
8 cucharadas de whisky
100 grms de azúcar
100 grms de mantequilla
1cucharada sopera de miel
2 huevos batidos
La ralladura de 1 naranja
La ralladura de 1/2 limón
2 manzanas reineta medianas
50 grms de almendras laminadas
Empezamos untando de mantequilla un molde redondo. Forramos la base con papel de horno y también la untamos de mantequilla
 Colocamos encima la hoja de hojaldre y cortamos los bordes sobrantes
En un cazo ponemos a hervir el whisky durante un par de minutos para que se evapore el alcohol. Le añadimos entonces las pasas, los orejones picados y los arándanos picados. Lo mezclamos todo bien y dejamos que hierva un minuto.
Retiramos el cazo del fuego y lo dejamos enfriar por lo menos un cuarto de hora. La fruta absorberá el whisky.
Mientras tanto pelamos y cortamos en cuadraditos las manzanas.
Precalentamos el horno a 200 grados.
En una cazuela pequeña ponemos la mantequilla, el azúcar y la miel.
A fuego suave, vamos derritiendo la mantequilla y disolviendo en ella el azúcar y la miel. Retiramos la cazuela del fuego e incorporamos los huevos batidos. A continuación añadimos la ralladura de naranja y la ralladura de limón
Incorporamos ahora las pasas, los orejones, los arándanos, las manzanas y la almendra laminada
Lo mezclamos todo bien y lo echamos en el molde que teníamos preparado
Y al horno con la tarta durante una media hora o hasta que los bordes estén doraditos
La dejamos reposar durante unos 20 minutos y la desmoldamos invirtiéndola con cuidado sobre un plato y después sobre la fuente en que vayamos a servirla. Y ya está, lista para comer, a temperatura ambiente, o algo templada.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll