Imprimir

Print Friendly and PDF

domingo, 6 de diciembre de 2015

Albondigas suecas / Swedish style meatballs

Trasteando por Internet he encontrado esta receta de albóndigas al estilo sueco. Son parecidas a las nuestras pero más pequeñas y la salsa es ciertamente más potente. Será que como allí el frío es mucho más intenso necesitan las calorías extra. No son para todos los días pero un homenaje de vez en cuando sí que nos podemos dar, digo yo. Son sencillas de hacer y con un buen puré de patatas devuelven el calorcito al organismo.
Ingredientes (6 personas)
1/2 kg de carne de cerdo picada
1 huevo
1 cebolla roja
80 grms de pan rallado
1 cucharadita de mixed spice o de canela en polvo
aceite de oliva
1 cucharada de mantequilla
1 cucharada sopera rasa de harina
1/2 litro de agua
sal
pimienta negra molida
Empezamos pelando y picando finamente la cebolla. La ponemos en un bol.
Podemos utilizar mixed spice (que es una mezcla de canela, clavo y otras especias) o bien canela. Esta mezcla es de origen inglés.
La añadimos al bol junto con un pellizco generoso de sal, pimienta negra molida y el huevo.
 Lo mezclamos todo bien y añadimos la carne y el pan rallado.
Volvemos a mezclar todo bien, con las manos bien limpitas, hasta obtener una masa homogénea. Vamos formando bolitas como del tamaño de una canica grande. Estas albóndigas son más pequeñas que las nuestras.
Cubrimos de aceite el fondo de una sartén grande o de una cazuela y doramos las albóndigas, por tandas, dándoles las vuelta para que queden fritas por todas partes. Las vamos reservando en un plato.
Retiramos prácticamente todo el aceite de la sartén, que queden como un par de cucharadas. Añadimos la cucharada de mantequilla.
Una vez que se haya derretido incorporamos la harina. Le damos vueltas con una cuchara de madera hasta que empiece a tostarse. Añadimos ahora el agua y otro pellizco generoso de sal y más pimienta negra. Lo dejamos hacer todo junto, removiendo constantemente, como si estuviéramos preparando una bechamel. Se irá espesando. 
A los cinco minutos añadimos las albóndigas. Las movemos con cuidado para se se cubran de la salsa. Lo dejamos hacer todo junto otros diez minutos.
La salsa se reducirá y quedará envolviendo las albóndigas.
Y ya está. Las servimos acompañadas de puré de patatas, por ejemplo.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll