Imprimir

Print Friendly and PDF

martes, 22 de septiembre de 2015

Calabaza con espinacas al queso de cabra / Pumpkin and spinach with goat cheese

¡Es época de calabazas! Debo reconocer que no tengo recuerdos de infancia sobre la calabaza. En casa sencillamente no se usaba. Ya de mayor, la abuela de mi amiga Isabel, canaria de pro y persona encantadora, en una visita a su nieta, nos preparó un maravilloso cocido canario, totalmente distinto al nuestro. Y llevaba calabaza. Desde entonces a veces la he utilizado para cakes y magdalenas pero poco más. Hay una variedad inmensa de todos los tamaños y colores pero en mi tierra sólo se encuentra la tradicional, redonda, o la alargada. En esta ocasión la he preparado como acompañamiento de carnes y aves. El queso de cabra le da vidilla y os garantizo que les encantará incluso a los que odian las espinacas. Es muy sencilla de preparar y podéis aprovechar el horno mientras estáis preparando un guiso o asado.
Ingredientes (6 personas como acompañamiento)
400 grms de calabaza
2 cucharadas de aceite
sal 
pimienta negra molda
300 grms de espinacas
el zumo de 1/2 limón
1/2 rulo de queso de cabra
Precalentamos el horno a 190 grados. Pelamos la calabaza y la cortamos en cuadraditos. La ponemos en un bol junto con el zumo de limón, el aceite, sal y pimienta.
Lo mezclamos todo bien y lo pasamos a una fuente de horno
Y al horno con ella durante 20 minutos. 
Le añadimos el queso de cabra cortado en trocitos reservando dos rodajas cortadas a la mitad para adornar. Le añadimos las espinacas picadas, lo mezclamos todo bien y adornamos con el queso que teníamos reservado.
Y al horno otra vez durante otros 5 minutitos
Y ya está. Lo podéis servir con un asado o en platitos individuales
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll