Imprimir

Print Friendly and PDF

viernes, 3 de julio de 2015

Tarta de queso de piña / Pineapple cheesecake

La receta de hoy es facilíiiiiisima y rápida de hacer. Es muy fresquita y tiene la ventaja de que se prepara la víspera, con lo que resulta ideal para reuniones familiares o con amigos. Se hace con piña de bote en su jugo pero yo creo que también quedaría estupenda con melocotón. Tengo que probar a hacerla.

Ingredientes
Para la base
12 galletas maría
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de canela
75 grms de mantequilla
Para el relleno
3 latitas de piña en su jugo 
6 hojas de gelatina neutra
300 grms de queso Philadelphia
2 bricks de 200 cc de nata para montar
100 grms de azúcar
Empezamos preparando la base. Precalentamos el horno a 200 grados. Mientras tanto en la picadora o en el mortero pulverizamos las galletas. Les añadimos el azúcar y la canela y lo mezclamos todo bien. En un bol ponemos la mantequilla y la derretimos totalmente en el microondas (con 1 minuto o menos bastará). Mezclamos el polvo de galletas y la mantequilla derretida y lo mezclamos bien. Forramos con esta mezcla el fondo de una fuente honda y la metemos al horno unos 10 minutos.
La dejamos enfriar totalmente.
Escurrimos las rodajas de piña reservando el jugo en un bol. Ponemos un par de rodajas en un plato para poder adornar luego la tarta. Pasamos el resto de la piña por la batidora o la picadora y ponemos el puré resultante a escurrir en un colador sobre el bol en que teníamos reservado el jugo de piña.
 Una vez bien escurrida, ponemos el bol (él solito, sin la piña) 1 minuto en el microondas o hasta que humee. Disolvemos las hojas de gelatina en el bol removiendo bien con una cuchara. Dejamos enfriar totalmente esta mezcla.
Mientras tanto ponemos el queso, la nata y el azúcar en un bol.
Lo batimos todo bien hasta obtener una mezcla cremosa
Le añadimos la piña triturada y la gelatina disuelta (insisto, debe estar totalmente fría). Lo mezclamos todo bien y lo vertemos en la fuente con la base de galleta. Y a la nevera durante por lo menos cuatro horas o desde la noche anterior. Necesitamos ese tiempo para que la gelatina cuaje y la tarta esté firme. Un ratito antes de servirla adornamos la tarta con las rodajas de piña que habíamos reservado cortadas en trocitos. Y ya está
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll