Imprimir

Print Friendly and PDF

sábado, 13 de junio de 2015

Albóndigas en salsa de calabacín (De Maricruz) / Meatballs in courgette sauce (Maricruz style)

Con tanta tormenta y tanta bajada de temperaturas después de los calores de este principio de junio la verdad es que unas albóndigas como las de hoy no estarán de más. Están hechas en una salsa de calabacín y puerro que les da un toque distinto. Se pueden congelar por lo que resultan estupendas para guardar y sacar uno de esos días en que llega uno tardísimo y sin nada preparado. Yo las serví con arroz pero seguro que con unas patatas fritas estarían de muerrrrteee.
Ingredientes (unas 40 albóndigas)
1 kg de carne picada (mitad cerdo, mitad ternera)
150 grms de jamón serrano picado
1 huevo
1/2 barra de pan
leche
harina
3 puerros grandes
1 calabacín mediano
aceite de oliva
2 vasos de agua
sal
pimienta negra
1 cucharadita de orégano
Ponemos el pan en un bol cubierto de leche para que se empape bien.
En otro bol ponemos la carne salpimentada, el jamón, el huevo y el pan escurrido. 
Ponemos harina en un plato. Vamos haciendo bolas de carne, de unos 2 cms de diámetro, y las pasamos por la harina del plato. Las vamos poniendo en una fuente.
Una vez preparadas todas las albóndigas cubrimos de aceite el fondo de una sartén grande o de la cazuela en que las vayamos a preparar. Vamos friendo las albóndigas en tandas.
 Las vamos dejando en otro plato cubierto con papel de cocina para que se escurra el aceite sobrante.
Mientras tanto lavamos y picamos bien los puerros.
 También lavamos el calabacín y lo cortamos en cuadraditos ( sin pelar)
 Una vez fritas las albóndigas retiramos casi todo el aceite. Añadimos el puerro y lo dejamos pochar 5 minutos. Añadimos entonces el calabacín y el orégano.
 Lo mezclamos todo bien y lo dejamos hacer, removiendo de vez en cuando, otros 10 minutos, hasta que el calabacín esté blandito.
 Pasamos esta mezcla a un bol, añadimos 1 vaso de agua, y lo trituramos con la batidora. Quedará un puré más o menos espeso. Lo echamos en la cazuela junto con otro vaso de agua. 
Removemos bien y vamos poniendo encima las albóndigas en una capa. 
Subimos el fuego y cuando rompa a hervir, lo bajamos y cubrimos la cazuela con una tapadera. Lo dejamos hacer a fuego lento, agitando la cazuela de vez en cuando, durante media hora.
Y ya está. 
Yo las serví con un arroz de pimentón (ya sabeis, arroz blanco al que se le añade una cucharadita de pimentón al rehogarlo justo antes de echar el agua).
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll