Imprimir

Print Friendly and PDF

miércoles, 7 de enero de 2015

Lebkuchen o galletas de gengibre alemanas/ Lebkuchen cookies

Empezamos el nuevo año con unas riquísimas galletas alemanas. Son típicas de la ciudad de Nürnberger. Esto de tener a parte de la familia por aquellas tierras me está haciendo conocer una cocina distinta. Debo decir que ya desde hace muchos años Alemania me ha robado el corazón por sus gentes, por sus paisajes, por su arte y, cómo no, por su cocina. Ay.... En fin, a la receta. Los dos ingredientes especiales de estas galletonas son, por un lado, las almendras molidas y, por otro, una mezcla de especias que suele comprarse ya preparada aunque también se puede fabricar en casa. Lleva canela, clavo, nuez moscada, cilantro, cardamomo, gengibre y anís. Como tengo enchufe, jejejeje, a mí me regalaron un tarrito de las especias ya mezcladas, ehem, ehem. Son fáciles de hacer y pueden durar (si se esconden) varios días. Nosotros más que galletas las llamaríamos pastas pero no tienen una consistencia dura sino más bien algo abizcochada.
Ingredientes (Para unas 30 galletas)
120 grms de mantequilla a temperatura ambiente
200 grms de azúcar
4 huevos (a temperatura ambiente)
350 grms de harina
6 gramos de especias para galletas Lebkuchen 
2 cucharaditas de cacao en polvo
1 sobre de levadura royal
225 ml de leche a temperatura ambiente (mejor leche entera)
150 grms de azúcar molido.
Es conveniente preparar primero los ingredientes. Como resulta importante que tanto la mantequilla como los huevos estén a temperatura ambiente, os recomiendo dejar ambas cosas fuera de la nevera la noche anterior, o por lo menos unas horas antes. Ya os he indicado que la mezcla de especias se vende ya preparada. Aquí tenéis mi tarrito:
Podéis preparar en casa vuestro propio bote con 2 cucharadas de canela, dos cucharaditas de clavo molido, 1/2 cucharadita de nuez moscada molida, 1/2 cucharadita de semillas de cilantro molidas, media cucharadita de semillas de cardamomo molidas, 1/2 cucharadita de gengibre en polvo y media cucharadita de anís en polvo. Obtendréis suficiente mezcla para varias tandas de galletas o para utilizar como condimento de otros bollos.
Precalentamos el horno a 190 grados. En un bol mezclamos la harina, las especias, el cacao y la levadura royal.
En otro bol batimos la mantequilla con el azúcar durante unos cinco minutos, hasta obtener una crema.
Vamos añadiendo los huevos de uno en uno, batiendo bien después de añadir cada uno. En la foto veis cómo queda justo al añadir el cuarto:
Una vez incorporado el cuarto huevo vamos añadiendo la mezcla de harina, batiendo a velocidad baja y alternando la adición de harina con la incorporación de la leche. Una vez mezclado todo añadimos las almendras molida y lo mezclamos todo con suavidad.
Forramos de papel de horno las bandejas que vayamos a usar. Hay que hacerlas en varias tandas. Vamos colocando la masa a cucharadas, procurando dejar varios centímetros entre galleta y galleta. Con una cucharada de masa por galleta basta. A mí me quedaron algo grandes y creo que es mejor que sean algo más pequeñas. Y al horno durante 15 ó 20 minutos, hasta que están tostaditas:
Las dejamos enfriar  y listas. Envueltas en papel de aluminio duran varios días fresquisimas.
Bon appétit!

4 comentarios:

  1. Me temo que ni escondiéndolas. Las huelo ;)

    ResponderEliminar
  2. Riquísimas, mis mejores deseos para este Nuevo Año desde estas tierras sorianas♡

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que te gusten. Muy feliz año.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Mi lista de blogs

Foodieblogroll