Imprimir

Print Friendly and PDF

jueves, 31 de julio de 2014

Ensalada de salmón y aguacate / Salmon avocado salad

Y para terminar el mes, aquí tenéis una sencillísima ensalada de salmón ahumado que puede prepararse con bastante antelación. Vamos que es llegar a casa, sacar de la nevera, aliñar y servir. Va aderezada con limón, aceite y un poquito de vinagre de módena.
Y mañana empiezan mis vacaciones lo que quiere decir que podré estar entre fogones todo lo que quiera y más. La lista de recetas que quiero hacer llega de aquí a Pekín así que preparaos. Ah, y también se va a cumplir dentro de nadita el 4º aniversario del blog.
Ingredientes (6 personas como entrada)
1/2 bolsa de ensalada de brotes tiernos
1 aguacate
300 grms de salmón ahumado
24 alcaparras
el zumo de 1 limón
aceite de oliva virgen extra
sal de maldon
vinagre de módena
Cubrimos el fondo de la fuente en que vayamos a servir la ensalada con los brotes lavados y escurridos. Pelamos el aguacate  y lo cortamos en rodajas. Colocamos las rodajas por los bordes de la fuente reservando una media luna para adornar. Cortamos el salmón en trozos de unos 3 x 2 cms y los colocamos en el centro de la fuente. Espolvoreamos las alcaparras por encima. Regamos el aguacate con el zumo de limón.
Cubrimos bien la fuente con film y a la nevera con ella hasta el momento de servir o por lo menos 2 horas.
Aliñamos la ensalada con un buen chorro de aceite y de vinagre de módena. Echamos por encima unas escamas de sal de maldon. Y lista
Bon appétit!

martes, 29 de julio de 2014

Pollo con melocotón y cerezas / Peach cherry chicken

Melocotones, cerezas, nectarinas, platerinas, albaricoques... da gusto ir a la frutería, que sinfonía de colores y aromas hay en esta época del año. Para la receta de hoy he usado tres melocotones de Calanda (ya sé que es casi pecado usarlos así, pero el resultado es espectacular) y unas picotas enormes. He aprovechado un resto de vino de Rioja que quedó de la última reunión. Ya sabéis que cuando mejor sea el vino mejor será el guiso. Merece la pena aprovechar esos culitos que suelen quedar para platos como éste. 
Lo serví tal cual pero con unas patatas fritas o un arroz blanco tendréis un plato único de lujo.
Ingredientes (4 personas)
1/2 pollo cortado en trozos
1 cebolla
1 cucharada de azúcar moreno
3 melocotones
16 cerezas picotas
1 vaso de vino
aceite de oliva
sal
pimienta negra molida
Cubrimos de aceite el fondo de una cazuela o sartén grande y doramos el pollo previamente salpimentado. Como el pollo salta es mejor que la tengáis semitapada. Le vamos dando la vuelta a los trozos de pollo para que se doren uniformemente.
Mientras tanto pelamos la cebolla, la cortamos en cuartos y después cada cuarto en rodajas finas. Una vez dorado el pollo lo reservamos en un plato. En el aceite de freírlo y en la misma sartén empezamos a pochar la cebolla, junto con otro pellizco de sal.
Removemos de vez en cuando. Mientras tanto pelamos los melocotones y los cortamos en trozos medianos. Cuando la cebolla empiece a estar transparente añadimos el azúcar, la mezclamos bien con la cebolla y la dejamos caramelizarse unos cinco minutos más. Añadimos entonces los melocotones.
Lo mezclamos bien e incorporamos las picotas lavadas.
Volvemos a mezclar, con suavidad, para que no se rompa la fruta, e incorporamos el pollo que teníamos reservado con los jugos que hubiera soltado.
Usé un vaso de este vino que tomamos hace unos días
Lo añadí a la cazuela y dejé que diera un hervor de un par de minutos para que se evaporara el alcohol.
 Bajé el fuego y lo dejé hacer, semitapado, durante 15 minutos. Le dí la vuelta a los trozos de pollo, volví a semitapar la cazuela y lo tuve otros 15 minutos.
Y listo para comer
Bon appétit!

jueves, 24 de julio de 2014

Ensalada de patata a la mostaza / Mustard potato salad

Estos días de luz y calor, tan maravillosos, tan esperanzadores siempre, hacen que resulten muy apetecibles las ensaladas y los platos fríos. La receta de hoy está especialmente pensada para días en que no queramos pasar demasiado tiempo en la cocina. Se puede preparar la víspera y el único requisito indispensable es tenerla en la nevera por lo menos un par de horas para que esté fresquita y se mezclen los sabores del aliño.
Ingredientes (6 personas)
2 patatas grandes
150 grms de bacon en una loncha gordita
14 pepinillos
1 cebolla
1 latita de aceitunas rellenas de anchoa
1 ajo
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de pimienta blanca molida
2 cucharaditas de mostaza a la antigua
6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
3 cucharadas de vinagre
sal
Empezamos cociendo las patatas con piel en la olla a presión. Tuve las mías en la olla rápida media horita. Las dejamos enfriar. 
Mientras tanto cortamos el bacon en trocitos. Los freímos en una sartén con un poquito de aceite hasta que estén crujientes. Los pasamos a un plato cubierto con papel de cocina para que se escurra la grasa que suelta el bacon.
Pelamos y cortamos las patatas en trozos irregulares. Los ponemos en un bol. Añadimos la cebolla pelada y picada, 10 pepinillos cortados en trocitos, el bacon y las aceitunas rellenas.
En el mortero majamos el ajo con un pellizco generoso de sal y el azúcar. Añadimos la pimienta molida, la mostaza y el vinagre y lo mezclamos todo bien. Incorporamos ahora el aceite y lo emulsionamos removiendo con una cuchara. Añadimos el aliño al bol y lo mezclamos todo bien. Lo pasamos a la fuente en que vayamos a servir la ensalada y lo decoramos con los 4 pepinillos que teníamos reservados. Y a la nevera durante por lo menos un par de horas o desde la noche anterior.
Bon appétit!

miércoles, 23 de julio de 2014

Pastel de tortillas de setas shiitake y de langostinos / Shiitake mushrooms & prawn omelette pie

Siguiendo con las recetas veraniegas y facilonas aquí tenéis un rico pastel de tortillas hecho con setas shiitake y langostinos. Conocía las setas shiitake desecadas pero nunca las había visto frescas. Las encontré en mi Mercadona y no me pude resistir. Las setas shiitake son habituales en la cocina china, seguro que las habéis probado. Las preparé con una buena cantidad de cebolla pochada y ese fue el relleno de la primera tortilla. Para la segunda usé langostinos que previamente había salteado y pelado. La mezcla quedó estupenda. Puede tomarse tanto recién hecha como fría.
Ingredientes (8 personas como entrada)
24 langostinos crudos
6 huevos
150 grms de setas shiitake
1 cebolla y media
sal
una ramita de albahaca para adornar
Empezamos cubriendo el fondo de una sartén grande con aceite. Salteamos los langostinos con un puñado de sal durante unos minutos, lo justo para que cambien de color. Los pasamos a un plato y los dejamos enfriar.
Mientras tanto, pelamos y picamos la cebolla. La ponemos a pochar en una sartén con un buen pellizco de sal durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando. Aprovechamos este tiempo para preparar las setas. Este es el aspecto que tienen
Las lavamos y las cortamos en cuadraditos
Para entonces la cebolla habrá empezado a tomar color y habrá empezado a ponerse transparente
Incorporamos las setas, mezclamos bien, y lo dejamos hacer todo junto durante otros cinco minutos, removiendo de vez en cuando. Ponemos esta mezcla a escurrir en un colador sobre un bol
Para entonces los langostinos estarán lo suficientemente fríos para poder pelarlos. Los vamos poniendo en un plato, partiendo cada uno en dos o tres trozos según su tamaño. Batimos 3 huevos, los salamos e incorporamos los langostinos. Ponemos un poco de aceite en el fondo de una sartén, mejor antiadherente, y cuando esté caliente añadimos la mezcla de langostinos y huevo. Dejamos que se cuaje, agitando la sartén.
Le damos la vuelta usando un plato, como si fuera una tortilla de patatas. Dejemos que se cuaje por el otro lado y la pasamos a un plato.
Batimos los otros tres huevos y les añadimos la mezcla de setas y cebolla. Rectificamos de sal. Volvemos a poner algo de aceite en la misma sartén y hacemos ahora la tortilla. Como antes esperamos a que se cuaje por un lado agitando la sartén para evitar que se nos pegue.
Con ayuda de un plato le damos la vuelta como si fuera una tortilla de patatas. Volvemos a deslizarla en la sartén y dejamos que se cuaje por el otro  lado. La pasamos al plato en que vayamos a servir el pastel. Colocamos encima la tortilla de langostinos.
Cuando vayamos a servirlo lo adornamos con la ramita de albahaca.
Bon appétit!

lunes, 21 de julio de 2014

Langostinos con mayonesa de lima / Lime mayo prawns

La receta que comparto con vosotros hoy es fácil y resultona. Odio tener que pelar los langostinos en una comida, sea en casa o en un restaurante. No me gusta mancharme las manos, ni aun teniendo una toallita perfumada o el típico cuenco de agua con limón. Tanto es así que si me los sirven he aprendido a pelarlos usando el tenedor y la paleta de pescado. Por eso, cuando los sirvo en casa siempre es de algún modo que me permita presentarlos ya pelados. Vamos que no me importa pelar antes un par de kilos para que cuando estemos a la mesa nadie tenga que mancharse. 
Van acompañados de una mayonesa aromatizada con lima que resulta refrescante y distinta. Seguro que os gustará.
Ingredientes (6 personas como aperitivo)
2 kg de langostinos crudos
3 hojas de laurel
1 cucharadita de cayena
8 granos de pimienta negra
1/2 limón
1 pellizco de sal generoso
8 cucharadas generosas de mayonesa de bote (Heinz o similar)
1/2 yogur natural
la ralladura y el zumo de 1 lima
sal
Ponemos en una cazuela los langostinos, cubiertos de agua fría, con las 3 hojas de laurel, la cayena, la pimienta, el limón cortado en dos y la sal.
Ponemos la cazuela al fuego y cuando rompe a hervir el agua contamos 1 minuto. Separamos la cazuela del fuego y dejamos enfriar los langostinos totalmente en el mismo agua.
Mientras tanto cotamos una rodajita de la lima antes de rallarla y exprimirla. Nos servirá para adornar la mayonesa después. En el vaso de la picadora, o del robot, ponemos la ralladura y el zumo junto con la mayonesa, el yogur y un pellizco generoso de sal.
Lo batimos todo junto y lo pasamos a un cuenco. Lo adornamos con la rodajita de lima y a la nevera. Debe estar bien fresquita antes de servirla, o sea un par de horas de nevera por lo menos.
Cuando los langostinos están fríos, los escurrimos y los pelamos. Los vamos colocando alrededor del borde en un plato grande. También los metemos en la nevera un par de horitas para que estén fresquitos cuando vayamos a tomarlos. Para servirlos colocamos el cuenco de mayonesa en el centro del plato. Y necesitaremos también un buen pan para pringar.
Bon appétit!

martes, 15 de julio de 2014

Empanada de ternera / Veal pie

Poco a poco voy rematando los últimos flecos de este curso, tan espeso, y tratando de volver a las buenas costumbres. Sí, hay vida más allá de las obligaciones.
Me apetecía hacer una buena empanada así que manos a la obra. Va rellena de ternera picada, cebolla, apio y zanahoria rallada, amén de salsa de tomate. Es una verdadera delicia, nada que ver con las industriales. La masa queda crujiente. No lleva levadura. Todo sano y natural. Con una buena ensalada, plato único ideal para estos días de verano.
Ingredientes
Relleno
1/2 kg de ternera picada
1 cebolla
2 ajos
1 ramita de apio
2 zanahorias ralladas
300 ml de salsa de tomate
100 grms de queso rallado (emmental, gouda o similar)
sal
aceite de oliva
Masa
450 grms de harina y un poquito más
200 ml de aceite
80 ml de vino blanco
80 ml de leche
un pellizco generoso de sal
1 huevo batido para pintar la empanada
 Empezamos preparando el relleno porque debe estar totalmente frío antes de poder utilizarlo. Ponemos tres cucharadas de aceite en una sartén grande. Añadimos la carne y un buen pellizco de sal y lo dejamos hacer, deshaciendo la carne con el canto de una cuchara de madera. Mientras tanto vamos preparando la verdura (pelando y picando la cebolla, pelando y picando los ajos, pelando, lavando y rallando la zanahoria y lavando y picando el apio (eliminando las hojas)). Una vez que la carne está frita
la ponemos a escurrir en un colador sobre un bol. Siempre es mejor usar carne que hayan picado delante de tí en la carnicería. La carne que se compra en bandejas en el súper suele aparecer etiquetada como preparado de vacuno o similar. Es decir, a saber qué le habrán metido.  Si es carne de carnicería usaremos 4 cucharadas del líquido que escurra para freír las verduras. Si es carne de súper, tiramos el líquido que se haya escurrido. 
En la misma sartén, en esa 4 cucharadas del líquido de la carne, pochamos la cebolla y el ajo con un buen pellizco de sal durante 5 minutos, a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Añadimos entonces la zanahoria rallada y el apio.
Lo mezclamos bien y lo volvemos a dejar hacer otros 5 minutos, removiendo de vez en cuando.
Añadimos ahora la salsa de tomate y volvemos a mezclar. Esta vez usé salsa ya preparada, de Helio, que sale bastante bien y no lleva demasiada sal. Ni qué decir tiene que podéis usar también salsa de tomate casera.
 Es hora de incorporar el queso rallado
Lo mezclamos todo bien, rectificamos de sal y dejamos enfriar el relleno totalmente.
Una vez frío el relleno preparamos la masa. Usé mi Kitchen Aid pero ya sabéis que podéis hacerla también a mano. Puse en el bol de la Kitchen Aid la harina, mezclada con un pellizco generoso de sal. Añadí el aceite, el vino y la leche.
Puse en marcha el aparato a velocidad 1 para que se mezclara todo y luego subí a velocidad 4 para que se amasara. Añadí otras 3 cucharadas de harina, esperando entre cada una a que se incorporara bien a la masa. Una vez que la masa se despega de las paredes está lista, unos 5 minutos. La cantidad de harina extra que echéis puede variar por eso os he indicado lo de 450 grms y un poco más. Queda una masa blandita pero manejable. 
Precalentamos el horno a 200 grados.
Forramos de aluminio una bandeja de horno
Volcamos la masas en la encimera enharinada
La dividimos en dos trozos, uno más grande para la base y otro más pequeño para la tapa. Estiramos el más grande con un rodillo  y lo colocamos en la fuente. Recortamos los bordes para que tenga una forma regular. Distribuimos por encima el relleno, dejando un borde alrededor de unos dos cms para poder sellar la masa luego.
Estiramos el otro trozo de masa y lo colocamos encima. Vamos apretando el borde de arriba con el de abajo para sellar la empanada. Recortamos lo que sobre y vamos volviendo los bordes hacia arriba. Hacemos algún adorno con la masa sobrante. La pintamos con el huevo batido. Usé mi chimenea de pajarito para que saliera el vapor y no se deformara la empanada al cocerse. Si no tenéis podéis hacerle simplemente unos cortes pequeños o pincharla con un tenedor.
Y al horno con ella durante alrededor de una hora. Ya sabéis que cada horno es un mundo así que vigiladla a partir de los 50 minutos. Cuando esté doradita estará lista.
La dejamos enfriar totalmente, cubierta con un paño. Después la pasamos a la bandeja en que vayamos a servirla y lista para comer:
Bon appétit!

miércoles, 2 de julio de 2014

Ensaladilla de verano / Summery potato salad

Como habréis podido imaginar el mes de junio ha sido espeso. Cada año resulta más complicado y las obligaciones de fin de curso se multiplican y se expanden en el tiempo. Y todavía no he terminado. Me espera un mes de julio agitadito. Suspiro... En fin, intentaré volver a mis pucheros y seguir compartiendo recetas. La de hoy es de una ensaladilla muy apropiada para estos días calurosos y para esas reuniones familiares tan agradables. No resulta tan potente como la ensaladilla tradicional y la zanahoria rallada y la cebolla le dan un toque diferente. Recordad que es importante tenerla en la nevera por lo menos dos horas antes de servirla para que esté bien fría.
Ingredientes (6 personas)
Tres patatas grandes
1/2 cebolla
2 zanahorias
1 latita de maíz dulce
1 lata de bonito en aceite
1 latita de pimientos morrones en tiras
1 tarrito de puntas de espárrago
4 huevos duros
1 tarro de mayonesa Heinz
sal
pimienta negra
En la olla rápida cocemos las patatas con piel. Yo las tuve media hora pero ya sabéis de mi extraña relación con mi olla. Las dejamos enfriar. Mientras tanto cocemos los huevos en abundante agua hirviendo durante 12 minutos a partir del momento en que el agua empieza a hervir. Si le añadís un chorrito de vinagre al agua evitareis que se rompan las cáscaras. También los dejamos enfriar. Una vez frío todo, pelamos las patatas y las cortamos en cubitos. Las ponemos en un bol grande. Pelamos los huevos. Picamos dos en trozos más bien grandes y los añadimos al bol. Reservamos los otros dos para adornar. Picamos la cebolla menudita y también la añadimos al bol. Pelamos, lavamos y rallamos las zanahorias (en el robot de cocina esto se hace en un pis pas) y al bol con ellas. Y añadimos también el maíz escurrido.
Incorporamos ahora el bonito, con su aceite, y el pimiento morrón, con el juguito que haya en la lata (reservamos unas tiras para adornar). Lo salpimentamos y lo mezclamos todo. Incorporamos 5 cucharadas soperas de mayonesa y lo volvemos a mezclar. Heinz es la marca que me gusta más. En verano es mejor usar mayonesas comerciales para evitar la temida salmonela. Rectificamos de sal. Lo pasamos a la fuente en que vayamos a servir la ensaladilla. Distribuimos por encima dos cucharadas más de mayonesa, alisándola con el dorso de una cuchara o con una espátula. Lo adornamos con los huevos duros que habíamos reservado, las puntas de espárrago y unas tiras de pimiento. Y a la nevera durante un par de horas.
Bon appétit!

Foodieblogroll