Imprimir

Print Friendly and PDF

lunes, 1 de septiembre de 2014

Pechuga al estilo tailandés / Thai chicken breast

Llega septiembre y el inicio de un nuevo curso. Y el tiempo sigue pasando, cada vez más rápidamente. Hace unos días se cumplió el 4º aniversario de este blog y más de cuatrocientas recetas compartidas con todos vosotros... Espero seguir por aquí y poder llegar en algún momento a emular a mi admirada Simone Ortega.
En fin, a la receta de hoy. Es sencilla, rápida, rica e incluso se puede dejar prácticamente hecha el día anterior. Vamos que es llegar a casa de trabajar y calentar mientras ponemos la mesa. Es de inspiración tailandesa. Sólo he estado una vez en un restaurante tailandés, hace taitantos años. Me gustó. Es una cocina especiada, a veces picante, pero siempre muy rica. He adaptado las especias a las que pueden encontrarse fácilmente en el súper: canela, cominos, curry, gengibre. Lleva también una especia india de nombre garam masala que se puede comprar en grandes superficies. Más que una especia es una mezcla de especias, lleva canela y clavo entre otras cosas. Si no la conseguís con el resto de ingredientes seguiréis teniendo un plato estupendo y distinto.
Ingredientes (6 personas)
1 kg de pechuga de pollo en filetes
1 cebolla
1 ajo
1 trozo de gengibre fresco (unos 3 cms por 3 cms)
1 cucharadita de garam masala
1 cucharadita de cominos
1 cucharadita de curry
1/2 palo de canela
7 granos de cardamomo
2 hojitas de laurel
sal
pimienta negra molida
aceite de oliva
1 brick de 250 cc de nata para cocinar
1 vaso de agua
el zumo y la ralladura de 1 lima
arroz blanco para acompañar
Empezamos cortando los filetes de pechuga en tiras. Los salpimentamos. Cubrimos el fondo de una sartén grande  con aceite. Doramos las tiras de pechuga por tandas y las vamos reservando en un plato.
Mientras tanto pelamos y picamos la cebolla, el ajo y el gengibre. Una vez doradas las tiras de pechuga, en la misma sartén, y añadiendo un poco más de aceite si hace falta, pochamos la cebolla, el ajo y el gengibre, con un pellizco de sal, a fuego bajo, semitapados.
Preparamos las especias en un platito.
Una vez pochada la cebolla le añadimos las especias.
Lo mezclamos bien y lo dejamos hacer todo junto durante 1 minuto. Incorporamos ahora la nata, el agua y el pollo. Rectificamos de sal.
Cuando rompe a hervir bajamos el fuego y lo dejamos hacer, semitapado, a fuego bajo durante 10 minutos. Si lo vamos a tomar al día siguiente es el momento de dejarlo enfriar y meterlo en la nevera.
Cuando vayamos a comerlo volvemos a calentarlo, retiramos la canela y los granos de cardamomo y añadimos el zumo y la ralladura de lima.
 Mezclamos bien y listo para comer.  Lo servimos sobre una capa de arroz blanco.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll