Imprimir

Print Friendly and PDF

martes, 15 de julio de 2014

Empanada de ternera / Veal pie

Poco a poco voy rematando los últimos flecos de este curso, tan espeso, y tratando de volver a las buenas costumbres. Sí, hay vida más allá de las obligaciones.
Me apetecía hacer una buena empanada así que manos a la obra. Va rellena de ternera picada, cebolla, apio y zanahoria rallada, amén de salsa de tomate. Es una verdadera delicia, nada que ver con las industriales. La masa queda crujiente. No lleva levadura. Todo sano y natural. Con una buena ensalada, plato único ideal para estos días de verano.
Ingredientes
Relleno
1/2 kg de ternera picada
1 cebolla
2 ajos
1 ramita de apio
2 zanahorias ralladas
300 ml de salsa de tomate
100 grms de queso rallado (emmental, gouda o similar)
sal
aceite de oliva
Masa
450 grms de harina y un poquito más
200 ml de aceite
80 ml de vino blanco
80 ml de leche
un pellizco generoso de sal
1 huevo batido para pintar la empanada
 Empezamos preparando el relleno porque debe estar totalmente frío antes de poder utilizarlo. Ponemos tres cucharadas de aceite en una sartén grande. Añadimos la carne y un buen pellizco de sal y lo dejamos hacer, deshaciendo la carne con el canto de una cuchara de madera. Mientras tanto vamos preparando la verdura (pelando y picando la cebolla, pelando y picando los ajos, pelando, lavando y rallando la zanahoria y lavando y picando el apio (eliminando las hojas)). Una vez que la carne está frita
la ponemos a escurrir en un colador sobre un bol. Siempre es mejor usar carne que hayan picado delante de tí en la carnicería. La carne que se compra en bandejas en el súper suele aparecer etiquetada como preparado de vacuno o similar. Es decir, a saber qué le habrán metido.  Si es carne de carnicería usaremos 4 cucharadas del líquido que escurra para freír las verduras. Si es carne de súper, tiramos el líquido que se haya escurrido. 
En la misma sartén, en esa 4 cucharadas del líquido de la carne, pochamos la cebolla y el ajo con un buen pellizco de sal durante 5 minutos, a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Añadimos entonces la zanahoria rallada y el apio.
Lo mezclamos bien y lo volvemos a dejar hacer otros 5 minutos, removiendo de vez en cuando.
Añadimos ahora la salsa de tomate y volvemos a mezclar. Esta vez usé salsa ya preparada, de Helio, que sale bastante bien y no lleva demasiada sal. Ni qué decir tiene que podéis usar también salsa de tomate casera.
 Es hora de incorporar el queso rallado
Lo mezclamos todo bien, rectificamos de sal y dejamos enfriar el relleno totalmente.
Una vez frío el relleno preparamos la masa. Usé mi Kitchen Aid pero ya sabéis que podéis hacerla también a mano. Puse en el bol de la Kitchen Aid la harina, mezclada con un pellizco generoso de sal. Añadí el aceite, el vino y la leche.
Puse en marcha el aparato a velocidad 1 para que se mezclara todo y luego subí a velocidad 4 para que se amasara. Añadí otras 3 cucharadas de harina, esperando entre cada una a que se incorporara bien a la masa. Una vez que la masa se despega de las paredes está lista, unos 5 minutos. La cantidad de harina extra que echéis puede variar por eso os he indicado lo de 450 grms y un poco más. Queda una masa blandita pero manejable. 
Precalentamos el horno a 200 grados.
Forramos de aluminio una bandeja de horno
Volcamos la masas en la encimera enharinada
La dividimos en dos trozos, uno más grande para la base y otro más pequeño para la tapa. Estiramos el más grande con un rodillo  y lo colocamos en la fuente. Recortamos los bordes para que tenga una forma regular. Distribuimos por encima el relleno, dejando un borde alrededor de unos dos cms para poder sellar la masa luego.
Estiramos el otro trozo de masa y lo colocamos encima. Vamos apretando el borde de arriba con el de abajo para sellar la empanada. Recortamos lo que sobre y vamos volviendo los bordes hacia arriba. Hacemos algún adorno con la masa sobrante. La pintamos con el huevo batido. Usé mi chimenea de pajarito para que saliera el vapor y no se deformara la empanada al cocerse. Si no tenéis podéis hacerle simplemente unos cortes pequeños o pincharla con un tenedor.
Y al horno con ella durante alrededor de una hora. Ya sabéis que cada horno es un mundo así que vigiladla a partir de los 50 minutos. Cuando esté doradita estará lista.
La dejamos enfriar totalmente, cubierta con un paño. Después la pasamos a la bandeja en que vayamos a servirla y lista para comer:
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll