Imprimir

Print Friendly and PDF

sábado, 25 de enero de 2014

Bundt cake Guinness de chocolate / Guinnes chocolate bundt cake

No todo va a ser dieta en esta vida... Hoy toca tentación para los chocoadictos: un cake de chocolate hecho con cerveza negra, Guinness. Creedme cuando os digo que es uno de los más ricos que probareis nunca. Pelín calórico sí que es, pero, un día es un día. Su color tan oscuro se debe no sólo al chocolate y al cacao que lleva sino también a la cerveza, al azúcar moreno y a la miel que lo componen. Es una verdadera delicia. 
Ya sabéis que en este tipo de masas es importante que tanto la mantequilla como los huevos estén a temperatura ambiente. Es buena idea dejar ambas cosas fuera de la nevera la noche anterior.
Ingredientes
300 cc de cerveza negra (Guinness)
115 grms de miel
215 grms de harina
200 grms de cacao en polvo
1 sobre de levadura Royal
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de sal
250 grms de mantequilla a temperatura ambiente
300 grms de azúcar moreno
4 huevos a temperatura ambiente
175 grms de pepitas de chocolate
Empezamos untando bien de mantequilla el interior del molde y espolvoreándolo de cacao. También podríais hacerlo en otro tipo de molde, aunque la forma no quedará tan bonita. Hay que tener en cuenta siempre que subirá al hacerse.
En un cazo ponemos la cerveza y la miel. Lo ponemos a fuego fuerte, removiendo para que se deshaga la miel. En unos segundos veremos que empezará a hacer espuma y ya estará listo. Separamos el cazo del fuego y dejamos templar la mezcla mientras seguimos preparando la masa.
En un bol mezclamos la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal.
En otro bol ponemos la mantequilla. Es muy importante que esté blandita, a temperatura ambiente. La batimos a velocidad alta durante 2 minutos, raspando los laterales con una espátula de vez en cuando. Tiene que quedar cremosa.
Añadimos ahora el azúcar moreno y volvemos a batir a velocidad alta, rebañando los bordes durante vez en cuando, durante 3 minutos.
Una vez esté todo bien mezclado
Volvemos a repasar los bordes con la espátula y echamos un huevo
Batimos bien hasta que el huevo se haya incorporado. Rebañamos los laterales del modo, añadimos otro huevo, volvemos a batir y así sucesivamente hasta haber incorporado los 4 huevos.
A continuación, con la batidora a velocidad media, vamos añadiendo la mezcla de harina a cucharadas, alternándola con chorritos de la mezcla de cerveza. Necesitaremos repasar los bordes del bol con la espátula de vez en cuando. Al final añadimos las pepitas de chocolate y las mezclamos con la espátula.
Quedará una masa bastante líquida.  La echamos en el molde
Lo metemos en el horno precalentado a 180 grados. Y a los 50 minutos estará listo (cuando un palillo insertado salga practicamente seco, quizá con algún granito de masa pegado).
Lo dejamos reposar en el molde durante 15 minutos y después lo desmoldamos invirtiéndolo sobre un plato.
Lo dejamos enfriar totalmente y listo para comer. Es un cake para comer con cucharita.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll