Imprimir

Print Friendly and PDF

martes, 31 de diciembre de 2013

Bundt cake al cardamomo / Cardamom bundtcake

Y ésta será la última receta del 2013, la número 135 de este año y la entrada 400 desde que empecé este blog. Tacita a tacita aquí estamos y espero que sigamos juntos muchos años más.
¡Feliz 2014 a todos!
El cake de hoy no es especialmente navideño pero servido con una bola de helado o con una madedonia de frutas es un postre muy festivo. Simplemente con un té o un café es un desayuno o merienda ideal. Aunque pueda resultaros extraño el nombre de la especia que lleva, cardamomo, seguro que identificaréis rápidamente su sabor porque se utiliza frecuentemente en la repostería de nuestros hornos y pastelerías. Pasa un poco como el agua de azahar: todos la reconocemos al tomar un roscón de reyes pero hasta que no nos ponemos a hacer uno no nos damos cuenta de que es lo que le da su sabor especial. El cardamomo se utiliza también mucho en cocina india. Tiene aspecto de pipo de limón, pero es más grande y contiene unas semillas negras muy perfumadas. Ahora se encuentra sin problema en grandes superficies. Las semillas son lo que usaremos en este cake. Ni qué decir tiene que también puede hacerse en un molde redondo o cuadrado pero los moldes bundt siempre resultan más bonitos.
Ingredientes
250 grms de mantequilla a temperatura ambiente
200 grms de azúcar
1 cucharadita de azúcar avainillado
3 huevos a temperatura ambiente
100 cc de nata para montar
190 grms de harina
1 sobre de levadura Royal
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de semillas de cardamomo
azúcar glas para adornar
Empezamos untando bien de mantequilla el molde.
Sobre un bol colocamos un colador y echamos ahí la harina, la sal y la levadura.
Lo tamizamos todo y lo reservamos.
En otro bol ponemos la mantequilla. Es necesario que esté blandita. La batimos con la batidora eléctrica durante unos cinco minutos, rebañando la que quede en los laterales con una espátula de vez en cuando.
Añadimos ahora el azúcar y el azúcar avainillado y volvemos a batir durante otros cinco minutos. Nos quedará una crema clara.
Añadimos ahora los huevos de uno en uno, batiendo bien antes de incorporar el siguiente. Es decir: añadimos un huevo, batimos hasta que se haya incorporado del todo, añadimos otro, volvemos a batir, etc. Añadimos la nata y volvemos a batir.
Precalentamos el horno a 180 grados. Ahora echamos la mezcla de harina, sal y levadura y las semillas de cardamomo. Batimos a velocidad baja lo justo para que se mezcle todo. Quedará una masa espesa. La volcamos en el molde y le damos unos golpes sobre la encimera para evitar que se formen bolsas de aire.
Y al horno con el cake durante alrededor de una hora, hasta que esté doradito y un palillo insertado salga seco.
 Lo dejamos reposar durante un cuarto de hora y lo invertimos en el plato en el que vayamos a servirlo. Lo dejamos enfriar totalmente y lo espolvoreamos con azúcar glas. 
Envuelto en aluminio dura varios días fresco y esponjoso.
Bon appétit!

domingo, 29 de diciembre de 2013

Codillo asado con guarnición de repollo, manzana y uvas / Roast knuckle with a cabbage, apple and grapes side dish

Mi amiga Maricruz me había hablado de este plato que hacía ella y yo nunca había probado el codillo así. Merece la pena. Puede tomarse como plato único porque va acompañado de una guarnición de repollo hecho con manzana reineta y uvas y, además, de un puré de patatas espeso: muy completo y rico, rico. La única pega es que está tan bueno que con 1 codillo sólo tendremos suficiente para 4 personas.
Ingredientes (4 personas)
1 codillo de cerdo
1/2 cebolla
4 clavos
vinagre de módena
aceite de oliva
3 patatas medianas
un chorrito de leche
75 grms de mantequilla
1/2 repollo
1 manzana reineta
12 uvas
sal
agua
Empezamos preparando la guarnición. Ponemos a hervir las patatas con piel en una cazuela con agua.  Estarán listas más o menos en media hora. Mientras tanto, en otra cazuela ponemos el repollo lavado y picado, la manzana reineta pelada y picada, las uvas, sal, 50 grms de mantequilla, y un culito de agua.
Lo dejamos hacer, a fuego medio, semitapado, hasta que el repollo esté blandito, una media hora.
En la olla rápida ponemos el codillo cubierto de agua, la media cebolla y los clavos. Yo lo tuve 45 minutos, pero ya sabéis la relación amor/odio que tengo con mi olla. Al cabo de ese tiempo estaba así.
Precalentamos el horno a 200 grados. Escurrimos el codillo y lo colocamos en una fuente de horno. Le echamos por encima un chorrito de aceite y un chorrito de vinagre de módena. Y al horno con él durante 20 minutos.
Mientras tanto pelamos las patatas cocidas y hacemos un puré espeso con el resto de la mantequilla, un pellizco de sal y un poquito de leche.
Servimos el codillo ya cortado, acompañado del puré de patatas y del repollo y con un poquito de la salsa que haya en la fuente por encima.
Bon appétit!

viernes, 27 de diciembre de 2013

Cake de frutas navideño / Mincemeat cake

No podía faltar en estas fiestas uno de los famosos cakes de frutas que los ingleses hacen tan bien. Son muy distintos a los turrones y polvorones de nuestras tierras pero igualmente indispensables para ellos. El que hoy voy a compartir con vosotros lleva como ingrediente principal el llamado mincemeat. Es una mezcla de pasas, manzana y frutas escarchadas hechas en un almíbar espeso que se macera en algún tipo de licor (nada que ver con mince meat, separado, que quiere decir carne picada). Habitualmente lo usan para rellenar unos pastelitos o tartaletas también típicos de estos días.
Los cakes de frutas suelen ir aderezados con una mezcla de especias que incluye canela, clavo, nuez moscada, etc. Son riquísimos, estupendos mojados en el café o el té.
Ingredientes
Para el mincemeat
50 grms de pasas sultanas
50 grms de pasas doradas
12 orejones, picaditos
50 grms de almendras picadas
1 manzana reineta pelada y picadita
50 grms de mantequilla
el zumo de un limón y su ralladura
100 grms de azúcar moreno
1 cucharadita de canela
1/4 de cucharadita de clavo
1/4 de cucharadita de nuez moscada
4 cucharadas de brandy de jerez
Para el cake
150 grms de mantequilla blandita
150 grms de azúcar moreno
2 huevos
225 grms de harina
1 sobre de levadura royal
100 grms de pasas sultanas
100 grms de pasas doradas
50 grms de almendras crudas
Empezamos preparando el mincemeat. Necesitamos pasas, de dos tipos, sin pipos y orejones. Todo ello se encuentra facilmente en grandes superficies.
En una cazuela ponemos todos los ingredientes del mincemeat menos el brandy.
Lo ponemos a fuego medio bajo y vamos mezclándolo todo con una cuchara. La mantequilla se irá derritiendo y con el azúcar moreno y el juguillo de la manzana irá adquiriendo un bonito todo dorado. Lo dejamos hacer durante 10 minutos, removiendo de vez en cuando.
Añadimos el brandy, subimos el fuego y dejamos que se evapore el alcohol, un par de minutos. Se reducirá el líquido.
Lo separamos del fuego y lo dejamos enfriar totalmente antes de proceder a la elaboración del cake. Cuando vayamos a preparar el cake, untamos de mantequilla un molde desmoldable cuya base habremos forrado de aluminio.
Precalentamos el horno a 170 grados. En un bol batimos la mantequilla con el azúcar. Añadimos un huevo.
Batimos hasta que esté totalmente incorporado y añadimos el segundo huevo. Volvemos a batir hasta que esté totalmente mezclado. Añadimos ahora la harina y la levadura y volvemos a batir. Nos quedará una mezcla espesa.
Echamos ahora en el bol el mincemeat, totalmente frío, y las pasas. 
Batimos a velocidad baja lo justo para que se mezcle todo bien. Echamos la masa en el molde. Lo golpeamos contra el encimera para eliminar bolsas de aire y lo alisamos un poquito. Adornamos la superficie con las almendras crudas.
Y al horno con el cake durante una hora o hasta que un palillo insertado en el centro salga seco.  Fuera del horno lo dejamos reposar 10 minutos, pasamos un cuchillo por los lados y lo desmoldamos. Lo dejamos enfriar totalmente y listo para comer. Bien cubierto con aluminio o en una bolsa dura varios días.
Y éste es el aspecto que tiene por dentro.
Bon appétit!

jueves, 26 de diciembre de 2013

Croquetas de setas / Mushroom croquettes

Tras un paréntesis por las fiestas y por un catarrazo inoportuno que me ha dejado sólo con fuerzas para hacer lo justito, retomo las recetas en este sprint final antes del Año Nuevo. No es que mis fogones hayan estado apagados, es que he tenido poco tiempo y menos ganas de ponerme delante del ordenador.
Estas croquetitas, y uso el diminutivo porque son pequeñas, son estupendas como entrada para cualquier comida de fiesta. Se pueden preparar con antelación, congelarlas y simplemente freírlas cuando nos hagan falta. Las he hecho con un tarro de setas variadas pero pueden utilizarse también setas naturales o congeladas (descongelándolas previamente).
Ingredientes
1 tarro de 1/2 kg de setas variadas
50 grms de jamón serrano
3 cucharadas soperas de harina
1 litro de leche
aceite de oliva
sal
pan rallado
2 huevos batidos
Éste es el tarro de setas que yo usé.
Como véis, contiene alrededor de 1/2 kg de setas variadas. Si vais a hacer las croquetas con setas frescas, calculad un poquito más de ese peso. 
Las escurrí en un colador y las enjuagué bien bajo el grifo del agua fría. Luego volví a dejarlas escurrir bien.
Cubrí de aceite el fondo de la sartén en que luego iba a hacer las croquetas y salteé las setas, a fuego vivo, con un pellizco de sal, durante cinco minutos. 
Volví a ponerlas en el colador, sobre un bol, para aprovechar el aceite en que se habían frito.
Al cabo de un ratito, cuando ya estaban templadas, las pasé por la picadora junto con el jamón serrano.
En la misma sartén, añadí el aceite de saltear las setas y un poquito más. Añadí la harina y, a fuego medio, la deshice dejando que se tostara un poquito.
Añadí entonces la leche, y sin dejar de remover, a fuego medio, hice una bechamel espesa. Tardó en total unos 20 minutos en hacerse. Al principio usé las varillas y cuando se fue espesando utilicé una cuchara de madera. Ya sabéis, se nota que la masa está lista cuando al pasar la cuchara del centro a los bordes la masa se separa y se puede ver claramente el fondo de la sartén.
Añadí entonces las setas picadas y lo mezclé todo bien. Rectifiqué de sal.
Pasé la masa a dos platos y dejé que se enfriara totalmente.
Una vez fría (mejor hecha de víspera) fui haciendo croquetas pequeñas y pasándolas por pan rallado, huevo batido y pan rallado a la manera tradicional. En este momento podríais congelarlas para usarlas otro día. Ya sabéis se ponen en una sola capa en una bandeja y se meten en el congelador. Tras un par de horas se pueden pasar a una bolsa para así almacenarlas más fácilmente. Y cuando las necesitemos las freímos sin descongelar.
En mi caso las freí directamente en abundante aceite caliente, dándoles la vuelta para que quedaran bien doraditas.
Y ya está.
Bon appétit!

lunes, 16 de diciembre de 2013

Flamiche de puerros y bacon / Bacon and leek flamiche

Comparto con vosotros esta receta hoy pensando en los días que rodean a estas fiestas. Con frecuencia se recibe la visita de familiares y amigos también en los días que rodean a los días señalados. Con una buena ensalada y una feria de restos, o una tortilla de patata, ya tenéis montada una comida o cena que gustará a mayores y niños. Es sencilla de preparar y muyyyyy rica. La flamiche es una especie de pizza o quiche, de origen belga y francés. Lleva una base de "pan" y admite una gran variedad de rellenos. El de ésta tiene crema fresca, puerro, cebolla, bacon y jamón york. Evidentemente podéis acortar mucho trecho si utilizáis una base de pizza prefabricada, pero el resultado no será igual, creedme...
Ingredientes
Relleno
150 grms de bacon en tiras gorditas
150 grms de jamón cocido, en 2 lonchas gorditas
1 puerro grande
1 cebolla
150 grms de queso gouda
1 tarrina de 20cl de nata fresca
aceite de oliva
sal
Masa
400 grms de harina de fuerza
10 grms de levadura fresca
250 ml de agua
100 ml de aceite de oliva
un pellizco generoso de sal
Empezamos preparando primero el relleno porque utilizaremos el líquido que escurra para la elaboración de la masa.
Quitamos la corteza del bacon y lo cortamos en cuadraditos. Cubrimos de aceite el fondo de una sartén honda y empezamos a freír el bacon, a fuego medio.
 Mientras tanto cortamos las lonchas de jamón también en cuadraditos. Lavamos y picamos el puerro. Pelamos y picamos la cebolla. Cuando el bacon empiece a estar un poco tostado, añadimos el jamón, el puerro y la cebolla a la sartén, junto con un pellizco de sal.
Lo mezclamos todo bien y lo dejamos hacer durante unos 10 minutos, a fuego medio. Mientras tanto podemos ir rallando el queso, que utilizaremos al final.
En este relleno se utiliza nata fresca, que ahora se encuentra fácilmente en grandes superficies.
Cuando la cebolla esté transparente ponemos el relleno en un colador sobre un bol y dejamos que se escurra muy bien.
Para elaborar la masa, disolvemos la levadura en unas cucharadas del agua que habremos medido. El agua en que disolvamos la levadura deberá estar templada. Le añadimos también un pellizco de sal. Preparé la masa en mi Kitchen Aid, aunque también podéis amasarla del modo tradicional. Puse la harina en el bol de la Kitchen Aid y la mezclé con otro pellizco de sal. Añadí la levadura diluida y el resto del agua. Medí el líquido que se había escurrido del relleno y lo completé con aceite hasta llegar a los 100ml. Puse en marcha el aparato, con el gancho a velocidad 1. Cuando los ingredientes se hubieron mezclado subí a velocidad 2 y dejé que se amasara durante 10 minutos, añadiendo algún pellizco más de harina hasta que la masa se despegó de las paredes.
Tapé el bol con un paño húmedo y lo puse en un lugar cálido, al abrigo de corrientes. Y así estaba al cabo de 1 hora.
Precalenté el horno a 230 grados. Forré de papel de cera una fuente de horno y lo unté de aceite.
Volqué dentro la masa y la extendí con los dedos untados de aceite. Distribuí por encima la nata fresca y, sobre ella, coloqué el relleno.
Espolvoreé el queso rallado.
 Y al horno con la flemiche durante 20 minutos o hasta que los bordes esté dorados.
Se saca del horno y se deja templar durante unos 20 minutos. Luego se pasa con cuidado a la bandeja en que se vaya a servir.
Se sirve templada, y con una ensalada está de lujo.
Bon appétit!

Foodieblogroll