Imprimir

Print Friendly and PDF

lunes, 2 de diciembre de 2013

Escalibada con queso de cabra / Roast pepper and aubergine salad with feta

Os hablaba hace unos días de mi excursión a Segovia y de unos de los platos que habíamos tomado en La Delegación: una riquísima escalibada con queso de cabra y cebolla caramelizada que nos encantó. Es un entrante estupendo para cualquier celebración y muy apropiado para las fiestas que se avecinan. Podéis preparar casi todos los ingredientes la víspera y presentarlo en porciones individuales o bien como plato para compartir. En la foto está la versión individual, adornada con lechuga y tomate.
Ingredientes (6 personas)
4 pimientos rojos
3 berenjenas
2 cebollas
1 cucharada de azúcar moreno
un chorrito de vinagre
1 rulo de queso de cabra
aceite de oliva
sal
Lechuga y tomate para adornar
Precalentamos el horno a 200 grados. Lavamos los pimientos y los envolvemos, de uno en uno en aluminio. Lavamos las berenjenas. Colocamos todo en la bandeja del horno y lo dejamos hacer durante 1 hora. Como véis en la foto yo asé más pimientos para aprovechar el gasto de horno.
Pasamos los pimientos a un bol y las berenjenas a otro. Dejamos enfríar todo. 
Una vez fríos, pelamos los pimientos y los vamos poniendo, cortados en tiras, en una cazuela junto con parte del agua que sueltan. Añadimos 3 cucharadas de aceite y un pellizco de sal. Lo mezclamos todo bien.
Los ponemos a fuego medio alto y los dejamos hacer 15 minutos, sacudiendo la cazuela de vez en cuando.
Los dejamos enfriar y colocamos los que vayamos a usar en un colador para que se escurran. Podemos usar esta salsa para elaborar un arroz, por ejemplo.
Partimos las berenjenas a la mitad.
Con una cucharita retiramos la pulpa asada y la vamos pasando a un bol. La aderezamos con una cucharada de aceite, 2 cucharaditas de vinagre y un pellizco de sal. La reservamos.
Todo esto podemos hacerlo la víspera. En día de autos nos quedará preparar la cebolla caramelizada. Si pincháis aquí podéis ver el paso a paso.
Para montar el plato necesitaremos uno de esos aros o cuadrados que ahora se pueden encontrar facilmente. En el plato en que vayamos a servirla, colocamos en la base una capa de pimientos y encima otra de berenjenas. Aquí lo tenéis en un molde individual cuadrado.
Y aquí en uno redondo, más grande, si vais a hacer la escalibada para compartir.
Como véis, en ambos casos, la escalibada todavía escurre salsita. Lo dejamos así durante una hora y, con cuidado, inclinamos el plato para que se escurra. Colocamos encima de todo una rodaja de queso de cabra, en el caso de las raciones individuales, o dos cortadas en medias lunas en el caso de las de compartir entre varios.
Como véis sigue quedando en el plato algo del juguillo de los pimientos. No importa porque lo tapará la lechuga. Quitáis el molde con cuidado y metéis el plato 20 segundos en el microondas para que se temple el queso. Le colocáis encima un montoncito de cebolla caramelizada. Rodeáis el pastelito con lechuga y tomate  que aderezaréis con un chorrito de aceite y un chorrito de vinagre y un pellizquito de sal. Y ya está.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll