Imprimir

Print Friendly and PDF

lunes, 11 de noviembre de 2013

Albóndigas de cerdo con pasas y almendras / Raisin almond pork meatballs

Hoy comparto con vosotros una variante de las tradicionales albóndigas que gustará a chicos y grandes. Se pueden congelar y son un fondo de nevera estupendo para esos días en que uno llega tardísimo y con hambre. Las almendras y las pasas le dan un toque distinto y la salsa de tomate las hace ideales para acompañarlas con un arroz blanco o con unas patatas fritas.
Ingredientes (6 personas)
3/4 de kg de carne de cerdo picada
3 dientes de ajo
1 cucharada de perejil
2 cucharadas de pasas sin pipos
1 cucharada colmada de almendras crocanti
sal
pimienta blanca molida
2 huevos
pan rallado
Salsa de tomate (1 cebolla, 3 tomates medianos, 1 cucharadita de azúcar, sal)
Empezamos preparando la salsa de tomate. Peláis y picáis la cebolla. Ponéis tres o cuatro cucharadas de aceite en una cazuela grande y pocháis la cebolla, con un pellizco de sal, a fuego medio/bajo durante 10 minutos. Añadís entonces los tomates lavados y picados.
Lo dejáis hacer todo junto, a fuego medio/bajo, removiendo de vez en cuando, durante 15 minutos. Añadís el azúcar y lo dejáis hacer otros cinco minutos. Separáis del fuego y le añadís un vaso de agua, mezclándolo todo bien.  Reserváis la salsa en la cazuela.
Mientras tanto ponéis en un bol los ajos picados, las pasas picadas, la almendra crocanti, la pimienta blanca, el perejil picado y un buen pellizco de sal.
Añadís los huevos y lo batís bien todo junto.
Añadís ahora la carne y lo mezcláis todo bien con las manos bien limpitas.
Añadís ahora un par de cucharadas de pan rallado y volvéis a mezclarlo todo bien. Se trata de que nos quede una farsa manejable pero no excesivamente compacta. La cantidad de pan rallado depende del tamaño de los huevos.
Precalentáis el horno a 180 grados. Forráis de aluminio una fuente de horno. Vais haciendo albóndigas del tamaño de una pelota de golf. Lo bueno de esta receta es que las albóndigas ni se pasan por harina ni se fríen, por lo que resultan más light. Vais colocando las albóndigas directamente en la fuente.
Y al horno con ellas durante 25 minutos.
Las pasáis a la cazuela donde teníais la salsa de tomate. Las envolvéis bien de salsa.
Las lleváis a ebullición y a fuego medio/bajo, tapadas, las dejáis hacer durante 25 minutos.
Las servís con un arroz blanco o con unas patatitas.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll