Imprimir

Print Friendly and PDF

domingo, 27 de octubre de 2013

Pavlova de chocolate y frambuesas / Raspberry and chocolate pavlova

Allá por 1983, en mi año de St. Andrews, mi amiga escocesa Jacquie Forbes nos hizo una maravillosa pavlova para uno de los fiestongos gastronómicos que organizábamos. Imaginad, el grupo de amigas incluía inglesas, irlandesas, escocesas, la polaca y yo. Fue un año de lo más variado... Tanto nos gusto la pavlova que Jacquie tuvo que repetirla varias veces. Nunca me había animado a hacerla hasta hace unos días. Es sencilla y admite un montón de variaciones, con y sin chocolate, con otras frutas... Animaos. He tomado la receta de uno de los libros del programa inglés The Great British Bake Off. Os los recomiendo, son buenísimos. Las frambuesas congeladas las he comprado en Lidl, también tienen arándanos congelados. Son una verdadera joya.
Cuenta la historia que esta tarta se hizo por primera vez en honor de la bailarina Anna Pavlova (1881-1931).
Parece ser que el cocinero se inspiró en su tutú. Las frutas pretendían imitar las flores y hojas que llevaba bordadas. Por eso admite una gran variedad de frutas.
Ingredientes 
100 grms de chocolate
3 claras de huevo
1/2 cucharadita de bicarbonato
un pellizquito de sal
175 grms de azúcar
1 cucharadita y media de maizena
2 bricks de 200 ml de nata para montar
1 bolsa de frambuesas congeladas
2 cucharadas de azúcar glas
Ponemos a descongelar las frambuesas en un colador sobre un bol. Esto debemos hacerlo desde la noche anterior o durante varias horas.
Cuando vayamos a hacer la pavlova cortamos el chocolate en trocitos y lo ponemos en un bol pequeño. Lo metemos en el microondas, a temperatura de descongelar y vamos encendiéndolo y apagándolo cada 30 segundo y removiéndolo con una cuchara metálica. Lo reservamos y lo dejamos enfriar. Si no tenéis microondas podéis derretir el chocolate al baño maría.
Precalentamos el horno a 140 grados. Ponemos las tres claras de huevo en un bol grande. Empezamos a batir con la batidora eléctrica durante unos segundos hasta que empiece a tener un aspecto espumoso.
Le añadimos el bicarbonato y la sal. Seguimos batiendo hasta que las claras se empiecen a montar. Esto es, que tengan un color blanco pero que no se hayan endurecido todavía.
Vamos añadiendo el azúcar a cucharadas sin dejar de batir. Con la última cucharada añadimos también la maizena. Nos deben quedar las claras bien montadas y con un aspecto brillante.
Vertemos sobre ellas el chocolate fundido, que estará totalmente frío.
Le damos un par de vueltas con una cuchara metálica.
Forramos la bandeja del horno con aluminio. Volcamos las claras sobre ella.
Con el dorso de una cuchara metálica las vamos aplastando y dándoles una forma redondeada, procurando dejar una zona más hundida por el centro.
Y al horno con ellas durante 1 hora. Apagamos el horno y dejamos enfriar la pavlova dentro. Una vez completamente fría la sacamos del horno. Podemos ahora montar la nata con la batidora eléctrica y guardarla en la nevera hasta el momento de usarla.
Despegamos con cuidado el aluminio y la colocamos en la fuente o plato en que vayamos a sacarla a la mesa. En el último momento, cuando vayamos a servirla, colocamos en el centro la nata montada y la distribuimos dejando un borde ancho. Colocamos encima las frambuesas y las espolvoreamos con el azúcar glas.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll