Imprimir

Print Friendly and PDF

viernes, 2 de agosto de 2013

Clafoutis (tarta de cerezas) / Clafoutis (Cherry pie)

En su última visita J. me habló de una tarta francesa hecha con cerezas de nombre clafoutis. Por fin me he decidido a hacerla y ha resultado muy aplaudida por mis comensales. Básicamente es una especie de bizcocho relleno con cerezas que se sirve templado y espolvoreado de azúcar glas. Procede de la región de Limousin y su receta apareció por primera vez en un libro de cocina en 1864. Pueden utilizarse también otro tipo de frutas como moras, manzanas, melocotón, llevar frutos secos o no. En ese caso se le llama flaugnarde. El clafoutis puede hacerse con las cerezas deshuesadas o enteras. Parece ser que los puristas prefieren que  las cerezas lleven el hueso porque así la tarta tiene un sabor más intenso. Yo lo hice con cerezas deshuesadas y algunos de mis invitados me dijeron que quizá las cerezas debieran estar además partidas a la mitad. Es cierto que las cerezas que utilicé eran hermosas. Serví la tarta acompañada de helado casero, también, de cerezas ( si pincháis aquí podréis ver la receta) y la combinación resultó deliciosa.
Ingredientes
400 grms de cerezas deshuesadas
1 cucharada de mantequilla
2 cucharadas de azúcar
60 grms de harina
1 cucharadita de levadura Royal
60 grms de azúcar
1 cucharadita de azúcar avainillado
2 huevos
150 ml de leche
150 ml de nata para montar
azúcar glas para adornar
Lavamos las cerezas en abundante agua fría.
Podemos utilizarlas así, sin los rabitos, o deshuesarlas. Eso hice yo.
En una sartén grande derretimos la mantequilla a fuego medio. Añadimos las cerezas y las salteamos durante dos minutos.
 Añadimos ahora las dos cucharadas de azúcar.
Volvemos a saltear las cerezas a fuego medio hasta que se haya disuelto el azúcar.
Las apartamos del fuego y las dejamos enfriar totalmente.
Mientras tanto ponemos en un bol la harina, la levadura, el azúcar y el azúcar avainillado. Lo mezclamos todo bien.
Echamos los huevos, la leche y la nata y lo batimos para que se mezcle todo. Nos quedará una masa muy líquida.
Debemos dejarla reposar durante 20 minutos. Mientras tanto untamos de mantequilla un molde de horno. Lo espolvoreamos con harina y lo sacudimos bocabajo para eliminar la sobrante.
Precalentamos el horno a 180 grados. Colocamos las cerezas, que ya estarán totalmente frías, en el molde.
Vertemos por encima la masa, que habrá reposado 20 minutos. 
Y al horno con el clafoutis durante 35 minutos o hasta que la superficie esté dorada. Lo espolvoreamos con azúcar glas. Ya sabéis que podéis fabricarlo fácilmente en el molinillo de café. Mucho más barato que comprarlo hecho.
Se sirve templado sólo o acompañado de helado, como fue mi caso.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll