Imprimir

Print Friendly and PDF

lunes, 1 de julio de 2013

Tagliatelle con almejas / Clam tagliatelle

Me apetecía cambiar un poco el chip de tartas, asados, ensaladas y vi esta receta en Le Cordon Bleu. Me suelen desanimar sus propuestas porque son excesivamente elaboradas y complicadas y eso que soy una artista de la adaptación. En este caso, salvo por el hecho de que ellos habían elaborado sus propios tagliatelle, la receta era factible. ¡Manos a la masa! Compré una bolsita de 300 gramos de almejas japonesas, unos nidos, un buen vino blanco y: a cocinar. El resultado: rico, rico, estupendo como plato único, sencillo y rápido de preparar.
Ingredientes (4 personas)
300 grms de tagliatelle (cintas o nidos)
1/2 cebolla
3 ajos
200 ml de vino blanco
1 bolsa de 300 grms de almejas
30 grms de mantequilla
2 cucharadas soperas de perejil picado
el zumo de 1 limón
aceite de oliva
sal
Ya sabéis que es conveniente tener las almejas en un bol con agua fría durante varias horas para que suelten las arenillas que puedan llevar dentro. Yo las tuve toda la noche.
En unos veinte minutos podemos tener el plato preparado. Empezamos hirviendo los tagliatelle en abundante agua con un pellizco de sal siguiendo las instrucciones del fabricante. Los removemos de vez en cuando con un tenedor para que se separen las cintas.
Mientras tanto pelamos y picamos la cebolla y los ajos.
Una vez cocida la pasta la ponemos a escurrir en un colador. Cubrimos de aceite el fondo de la cazuela en que hemos cocido la pasta. Añadimos la cebolla, el ajo y un buen pellizco de sal y pochamos todo durante 5 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando.
Añadimos entonces el vino. Ya sabéis, cuanto mejor sea el vino, mejor saldrá el guiso. Lo llevamos a ebullición y lo dejamos hervir un par de minutos para que se evapore el alcohol.
Añadimos las almejas escurridas y tapamos la cazuela. Seguimos a fuego medio. Destapamos a los 3 minutos y retiramos cualquier almeja que no se haya abierto.
Añadimos el zumo de limón, la mantequilla y el perejil picado.
Removemos con cuidado, siempre a fuego medio, hasta que se deshaga la mantequilla. Rectificamos de sal y añadimos los tagliatelle. Los salteamos un par de minutos y: ¡a la mesa!
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Mi lista de blogs

Foodieblogroll