Imprimir

Print Friendly and PDF

lunes, 15 de julio de 2013

Solomillo de cerdo en escabeche / Marinated pork sirloin

Tradicionalmente asociamos el escabeche con pescados como el bonito y las sardinas o con aves como las codornices (si pincháis aquí veréis la receta) o el pollo (pinchando aquí llegaréis a la receta). No se me había ocurrido hacer algo semejante con solomillitos de cerdo y el resultado ha sido estupendo. Es mejor hacerlos la víspera para que la carne absorba bien todos los sabores, con lo que resultan un plato ideal para reuniones familiares o incluso para llevar al campo o a la playa. Además, el escabeche lleva vino blanco además de vinagre con lo que resulta mucho más suave. Con unas patatas cocidas o una ensalada ya tenéis plato único fresquito y rico, rico.
Ingredientes (6 personas)
2 solomillos de cerdo
1 cebolla
1 puerro
4 ajos
1 zanahoria
8 granos de pimienta negra
2 hojas de laurel
3 ramitas de romero
150 cc de vino blanco
150 cc de vinagre
sal
pimienta negra molida
aceite de oliva
Cubrimos de aceite el fondo de una cazuela grandecita y doramos bien los solomillos que habremos salpimentado previamente.
Mientras tanto vamos pelando y picando la cebolla, el puerro y los ajos; pelamos, lavamos y cortamos en rodajas la cebolla. Preparamos los granos de pimienta, el laurel y el romero.
Terminamos de dorar los solomillos por el otro lado, los sacamos de la cazuela y los reservamos.
En la misma cazuela y con el mismo aceite pochamos las verduras con un pellizco de sal durante 5 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando.
Añadimos el vino blanco, lo llevamos a ebullición y dejamos que hierva un par de minutos para que se evapore el alcohol.
Añadimos el vinagre y mezclamos bien. Incorporamos ahora los solomillos, el romero y el laurel.
Volvemos a llevarlo a ebullición, tapamos la cazuela y bajamos el fuego para que se haga lentamente durante 20 minutos.
Pasado ese tiempo le damos la vuelta a los solomillos y los dejamos hacer otros 20 minutos, a fuego lentito. 
Y ya está, los dejamos enfriar, tapados y en su escabeche. Están mejor hechos de víspera pero también se pueden tomar al cabo de un par de horas. Los servimos fríos y cortados en filetes gorditos con las verduras de guarnición (retirando el laurel y el romero) y unas patatas cocidas o una ensalada.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll