Imprimir

Print Friendly and PDF

martes, 18 de junio de 2013

Quiche de espárragos verdes / Green asparagus pie

Siguiendo con las recetas para mis amigos vegetarianos, aquí tenéis una deliciosa quiche con espárragos verdes. Está de muerte tanto recién hecha, caliente, como a temperatura ambiente o al día siguiente. Podéis hacerla como entrada para una comida familiar o como uno de los platos para una cena de picoteo: éxito garantizado. Y no hace falta que os enumere las bondades de los espárragos, poco calóricos, de alto contenido en fibra, etc., etc.  Podéis hacer la masa quebrada casera, como en la receta, o bien utilizar la congelada. Ni que decir tiene que os aconsejo la casera.
Ingredientes
Base
120 grms de mantequilla
225 grms de harina
1 huevo
Relleno
1 manojo de espárragos verdes frescos (unos 300 grms)
250 ml de nata (de la de montar)
2 huevos
50 grms de queso rallado (gruyère o similar)
sal
pimienta negra
Preparamos primero la masa quebrada como ya os he indicado en otras muchas recetas. Esto es, ponemos la mantequilla cortada en trocitos y la harina en el bol del robot de cocina.
Ponemos en marcha el aparato hasta que la mantequilla se mezcle con la harina y tengamos una mezcla de consistencia terrosa. Es importante que la mantequilla esté recién sacada de la nevera. Esto podríamos hacerlo también cortando la mantequilla en la harina con dos cuchillos.
 Añadimos entonces el huevo.
Volvemos a poner en marcha el aparato hasta que la masa se despega de las paredes. Podríamos hacerlo usando un tenedor para mezclar la harina con mantequilla y el huevo.
Pasamos la masa a un plato y la metemos en la nevera durante 20 minutos para que el gluten se asiente.
Mientras tanto cortamos la parte baja, dura del tallo de los espárragos y los lavamos. Ponemos a hervir agua en una cazuela, con un pellizco de sal.
Cortamos los tallos de los espárragos en trocitos de unos dos cms de largo y las puntas algo más largas.
Cuando el agua está hirviendo, echamos los espárragos y los dejamos hacer tres o cuatro minutos. Deberán quedar al dente.
Los escurrimos y los refrescamos bien bajo el grifo del agua fría. En el bol del robot ponemos la nata, los huevos, el queso rallado, pimienta negra molida, al gusto, y un pellizquito de sal. Cuidado con la sal que el queso ya lleva. Añadimos los espárragos, que ya estarán fríos, reservando las puntas en un plato. Ponemos en marcha el aparato y dejamos que se nos haga puré.
Forramos de aluminio la base de un molde de tartas y untamos todo el interior con mantequilla.
Precalentamos el horno a 180 grados. Sacamos la masa de la nevera. Espolvoreamos de harina la encimera y estiramos la masa con ayuda de un rodillo. La colocamos sobre el molde y recortamos los bordes. La pinchamos con un tenedor para evitar que suba al cocerse.
La cubrimos con una trozo de aluminio y colocamos unos garbanzos encima. Y al horno con ella durante 15 minutos. Retiramos el aluminio y los garbanzos y la volvemos a meter al horno otros 5 minutos. La sacamos y la dejamos templar un par de minutos. La rellenamos con el puré de nata, huevos y espárragos. Adornamos la quiche con las puntas que habíamos reservado.
Y al horno con la quiche durante 35 minutos o hasta que esté doradita por encima.
Servimos templada o a temperatura ambiente.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll