Imprimir

Print Friendly and PDF

domingo, 16 de junio de 2013

Magdalenas de Raquel / Rachel's muffins

Es un placer y una alegría compartir hoy con vosotros una receta de magdalenas de mi sobrina Raquel, hija de mi queridísima Marién. La saga culinaria continúa en las nuevas generaciones. Su hermana Laura también es una excelente cocinera al igual que mi sobrina Clara. Las tres dignas sucesoras de su bisabuela Carmen. Vaya, se me salta una lagrimilla al escribirlo.
Raquel es la reina de la repostería, no hay tarta, muffin, magdalena o croissant que se le resista. Ya iré compartiendo más recetas de ella. Las magdalenas de hoy van aromatizadas con limón y canela. Unas llevan, además, una pepitas de chocolate y otras un copetillo de azúcar: ricas, ricas.
 Ingredientes (12 magdalenas)
2 huevos (a temperatura ambiente)
175 grms de azúcar
60 ml de leche
190 ml de aceite de oliva
210 grms de harina
1/2 sobrecito de levadura Royal
1 cucharadita de canela
la ralladura de 1 limón
1 pellizco de sal
En un bol ponemos los huevos y el azúcar y batimos durante 3 minutos. La mezcla se espesará y se pondrá de un color más claro.
Añadimos la leche, batiendo a velocidad media y después el aceite, como si estuviéramos haciendo una mayonesa.
Tamizamos la harina y la levadura en un colador grande sobre el bol y añadimos también la canela, el pellizco de sal y la ralladura de limón.
Volvemos a batir, a velocidad baja para que se mezclen los ingredientes. Metemos el bol en la nevera para que repose la masa durante una hora. Al cabo de ese tiempo lo sacamos y le damos unas vueltas a la masa con las varillas.
Precalentamos el horno a 250 grados. Mientras tanto, vamos rellenando los moldes, dejando como un cm para permitir que las magdalenas suban sin desbordarse. Yo los puse en una bandeja para magdalenas para evitar que se deformaran. Las adornamos con un poquito de azúcar, o con una pepitas de chocolate.
Las metemos en el horno y bajamos la temperatura a 210 grados. A partir del minuto 12 vamos mirando si ya están hechas. Ya sabéis que cada horno es un mundo. En mi caso las saqué a los 15 minutos.
Con una cafelito o un té, desayuno o merienda ideal.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll