Imprimir

Print Friendly and PDF

jueves, 2 de mayo de 2013

Tarta de queso de naranja / Orange cheesecake

Empezamos el mes de mayo florido y hermoso, esperemos que con buen tiempo. Y empiezo también una nueva centena, vamos que ésta es ya la receta 300 que comparto con vosotros. O sea, ¡Feliz 300 aniversario!
He visto uno de los programas de Master Chef de la 1. Conocía ya la versión americana, que, dicho sea de paso, me gustaba más que ésta. Deberían detenerse más en las recetas y menos en las personalidades de los cocineros. Vamos que están haciendo una especie de Gran Hermano culinario en vez de un programa de cocina. En fin, l'air du temps. En cualquier caso, en el programa una de las pruebas era hacer una tarta de queso con la posibilidad de escoger entre queso de tetilla, queso manchego, queso crema o una mezcla de los tres. Y me dije, pues vamos a intentarlo: aquí tenéis una tarta de queso hecha con queso de tetilla y queso crema al aroma de naranja. ¡Toma ya!
 Ingredientes
450 grms de queso de tetilla
1/2 tarrina de queso crema light
150 grms de azúcar
la ralladura y el zumo de una naranja grande
1 yogur natural
4 huevos
2 cucharadas soperas de harina
1 sobre de levadura Royal
1 hoja de hojaldre congelado
mantequilla para embadurnar el molde
Utilicé un queso de tetilla que compré en Mercadona.
Una vez quitada la corteza pesaba 474 grms. Usé también el queso crema light de Mercadona aunque podríais sustituirlo por el Philadelphia habitual.
Puse primero el queso de tetilla pelado y cortado en trozos en el robot. Quedó una crema espesa.
Añadí la mitad de la tarrina de queso crema, el yogúr, el azúcar y la ralladura de naranja.
Volví a batir y fui añadiendo los huevos de uno en uno sin dejar de batir. Una vez que quedaba bien incorporado uno añadía el siguiente. Y a continuación eché la harina y la levadura.
Finalmente incorporé, batiendo, el zumo de naranja.
Precalenté el horno a 180 grados. Unté generosamente de mantequilla un molde desmoldable.
Descongelé el hojaldre siguiendo las instrucciones del fabricante. Lo desenrosqué de la hoja de papel de cera en que venía envuelto. Apoyando en la misma hoja lo estiré un poco con el rodillo de modo que tuviera suficiente para forrar con él el molde. Recorte la masa sobrante.
Eché la masa. Es importante que queden un par de dedos libres porque al cocerse la tarta sube.
Y al horno durante una hora.
Como veis el relleno sube y los bordes de hojaldre se encogen. Se deja enfriar durante 20 minutos en el mismo horno con la puerta entreabierta trabada con una cuchara de madera.
Luego se saca del horno y se deja enfriar totalmente en el mismo molde.
 Se pasa un cuchillo de postre por los laterales para separar el hojaldre del molde. Y ya está:
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll