Imprimir

Print Friendly and PDF

viernes, 31 de mayo de 2013

Tarta de chocolate blanco y negro / Black and white chocolate cake

Llevaba tiempo con ganas de hacer esta tarta de chocolate blanco y chocolate negro pero no llegaba la ocasión adecuada. Y por fin se presentó hace unos días para celebrar un encuentro familiar muy deseado. Es de elaboración sencilla aunque lleva su tiempo, es mejor prepararla la víspera. El paso a paso que os cuento es detallado y ya veréis que podréis hacerla sin ningún problema.
 Ingredientes
Bizcocho
250 grms de harina
1 sobre de levadura Royal
1 cucharadita de bicarbonato
1/4 de cucharadita de sal
150 grms de mantequilla a temperatura ambiente
225 grms de azúcar
1cucharadita de azúcar avainillado
3 huevos
1 yema de huevo
1 yogur natural
Relleno de chocolate negro
1/2 litro de leche
4 yemas de huevo
6 cucharadas de azúcar
1 cucharada de Maizena
1/4 de cucharadita de sal
200 grms de chocolate de fundir
50 grms de mantequilla
Relleno de chocolate blanco
180 grms de chocolate blanco
300 ml de nata para montar
Adornos
150 ml de almíbar (de una lata de melocotón, por ejemplo)
50grms de chocolate negro
Empezamos preparando el bizcocho. Necesitaremos dos moldes desmoldables del mismo tamaño (22 cms de diámetro). Forramos las bases con aluminio, los untamos de mantequilla y los espolvoreamos de harina, sacudiendo el exceso.
Precalentamos el horno a 180 grados. Batimos la mantequilla durante 3 minutos. Es importante que la tengamos a temperatura ambiente para que quede cremosa. Rebañamos los bordes de cuenco en que la estamos batiendo. Añadimos el azúcar y el azúcar avainillado.
Batimos todo durante unos tres minutos, rebañando las paredes del cuenco con la espátula cuando sea necesario.
Incorporamos los huevos y la yema batiendo bien. Es decir, echamos un huevo, batimos hasta que se haya incorporado bien, añadimos otro huevo, volvemos a batir, etc.
Tamizamos la harina junto con la levadura, el bicarbonato y la sal con un colador grande.
Vamos batiéndola con la mezcla de mantequilla, azúcar y huevos alternándola con cucharadas de yogur. Esto es, añadimos tres cucharadas de harina, batimos, añadimos la mitad del yogur, batimos, añadimos otras tres cucharadas de harina, batimos, añadimos el resto del yogur, batimos y finalmente el resto de la harina.
 Dividimos la masa entre los dos moldes, alisando la superficie con la espátula.
 Y al horno durante 20 minutos. Entonces colocamos una hoja de aluminio encima y los dejamos hacer otros diez minutos. Están listos cuando un palillo largo insertado en el centro sale seco.
Los dejamos reposar en el molde, fuera del horno, durante 5 minutos y luego los desmoldamos invirtiéndolos sobre la rejilla del grill que habremos puesto sobre la encimera. Retiramos el aluminio y los dejamos enfriar totalmente.
 Mientras tanto vamos preparando los rellenos. Yo usé chocolate de fundir de Nestlé normal y blanco. Salen estupendamente. En primer lugar se pone el chocolate negro, partido en trozos, en un cuenco pequeño con un chorrito de leche. Se mete en el microondas durante 1 minuto. Se saca y se va removiendo para que el chocolate que hecho una crema. Si es necesario se vuelve a meter al microondas unos segundos más. Cuidado porque el chocolate se quema facilmente.
 En un bol batimos las yemas con el azúcar y la maizena.
 Calentamos la leche en una cazuela hasta que empieza a humear. Sin dejar de batir la vamos incorporando en un chorrito muy fino, poquito a poco, a la mezcla de azúcar, maizena y huevos. Echamos la mezcla en la cazuela y la dejamos calentarse a fuego medio sin dejar de batir. Cuando empieza a hervir la seguimos batiendo un minuto y la retiramos del fuego. Se habrá espesado.
 Ya fuera del fuego le añadimos el chocolate fundido y volvemos a batir. Añadimos entonces la mantequilla y lo mezclamos bien. Dejamos enfriar esta crema totalmente antes de usarla.
Preparamos ahora la crema de chocolate blanco. En un bol ponemos el chocolate en trocitos con un chorrito de leche. Como hicimos antes, lo metemos al microondas un minuto. Le damos vueltas con una cuchara metalica hasta que se nos funda del todo.
 Ponemos 100 ml de nata en otro bol. Lo metemos unos 40 segundos en el microondas. Echamos esta nata en el bol del chocolate blanco fundido y lo mezclamos bien. Lo dejamos enfriar hasta que está a temperatura ambiente y después lo metemos una media hora en la nevera. Debe estar frío.
 Una vez que ya está bien fría la mezcla de chocolate blanco y nata, batimos el resto de la nata hasta que empieza a montarse.
 Le añadimos el chocolate y volvemos a batir para que se acabe de montar. La metemos en la nevera durante 1 hora por lo menos.
Y por fin llegó el momento de montar la tarta. Con un cuchillo largo, puede ser el del pan, cortamos los dos bizcochos por la mitad. Ponemos una mitad, con el lado por el que se ha cortado hacia abajo, en el plato en que vayamos a presentar la tarta. Le echamos unas cucharaditas de almíbar. Así el bizcocho quedará más jugoso. Lo cubrimos de crema de chocolate con ayuda de una espátula.
Tapamos con otra capa de bizcocho, siempre con la parte cortada hacia abajo. La recubrimos de crema de chocolate blanco.
 Repetimos la operación, alternando crema de chocolate negro y crema de chocolate blanco. Untamos los laterales de crema de chocolate negro (nos sobrara algo). Decoramos al gusto.
 Para sacar virutas de chocolate, metemos un trocito en el micro unos segundos para que se ablande un poco y vamos sacando virutillas con ayuda de un pelapatatas. Las espolvoreamos por la superficie y metemos la tarta en la nevera durante por lo menos tres horas o durante toda la noche.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll