Imprimir

Print Friendly and PDF

martes, 16 de abril de 2013

Arroz con costilla y almejas / Rib & clams rice

En uno de los capítulos de Un país para comérselo vi una receta de arroz mar y montaña que tenía un aspecto fenomenal. Ésta es una versión más light y más de andar por casa. La original llevaba además nata y las almejas debían ser fresquísimas. Por una vez me decidí a probar almejas congeladas y, qué queréis que os diga, las frescas: mejor. Claro que eso es como lo de aquél que afirmaba que las mañanas frías del mes de marzo eran malas para las bronquitis crónicas... En fin, el resultado ha sido bueno pero hubiera sido mucho mejor con almejas frescas.
 Ingredientes (6 personas)
1/2 kg de costillas adobadas
1/2 pimiento rojo
1 tomate mediano
400 grms de almejas
2 vasos (de los de agua) de arroz
5 vasos (de los de agua) de agua
sal
aceite de oliva
unas hebras de azafrán o 1 cucharadita de Paellero Carmencita
Cubrimos de aceite el fondo de la paellera y doramos bien las costillas por todos los lados.
Las vamos pasando a una cazuela donde tendremos el agua hirviendo suavemente con el azafrán o el Paellero Carmencita.
En la paellera, en el mismo aceite, freímos ahora el pimiento rojo picado, removiendo de vez en cuando durante 5 minutos.
Retiramos algo del aceite sobrante y añadimos el tomate pelado y picado. Lo dejamos hacer, removiendo de vez en cuando y deshaciéndolo con el canto de una cuchara de madera, durante otros cinco minutos.
Éstas son las almejas que usé yo
Como os he dicho, tienen un pasar... Es el momento de añadirlas a la paellera, sin descongelar, y rehogar todo junto durante otros 5 minutos. Si usáis almejas frescas, abridlas al vapor, en una sartén y reservadlas hasta prácticamente el final. Por supuesto, colad en la cazuela de agua el líquido en que se hayan ido abriendo.
Añadimos ahora el arroz y volvemos a rehogar para que el arroz absorba bien los sabores.
Incorporamos el agua de la cazuela, removemos bien y colocamos las costillas. Rectificamos de sal.
Lo dejamos hacer 15 minutos a fuego medio, girando la paellera de vez en cuando para que se haga uniformemente.
Retiramos del fuego. Como veis queda algo de caldo. No importa. Debemos dejar el arroz reposar durante 10 minutos tapado con un paño. Y ya está:
El caldo se ha absorbido.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll