Imprimir

Print Friendly and PDF

viernes, 8 de marzo de 2013

Patatas huecas / "Hollow" potatoes

Distintas obligaciones laborales me han mantenido apartada de mis fogones. Espero poder retomar ahora las buenas costumbres con nuevos bríos. 
Cefe me ha pasado la receta que comparto con vosotros hoy. Después de hacerla, documentándome en la web, he visto que las patatas huecas forman parte de la cocina tradicional aragonesa y que también se hacen en Zamora y en La Mancha. Qué cosas, y yo las desconocía por completo. Son una manera distinta de tomar las patatas. Me supongo que la receta tendrá su origen en épocas de escasez en que la inventiva de las cocineras produjo platos estupendos con los que calmar el hambre con poco gasto. Por aquello de innovar algo, Cefe y yo hicimos algunas con un relleno de chichas y quedaron también estupendas. Podría metérseles dentro también un trocito de queso, o añadir jamón picado a la masa, la imaginación al poder. Son un buen acompañamiento para cualquier guiso o pescado, o per se con una ensalada o como tapa.
 Ingredientes (salen unas 24)
3 patatas medianas
2 huevos
sal
1 sobre de levadura Royal
100 grms de harina
150 ml de leche
aceite de oliva
Empezamos lavando y cociendo las patas con piel. En cazuela tardan alrededor de media hora y en la olla algo menos. Las dejamos enfriar un poco y las pelamos.
Las machacamos con un tenedor o con un "potato masher".
En un bol batimos bien los huevos, salamos y añadimos la leche. Incorporamos las patatas, mezclándolo todo con un tenedor o unas varillas.
Añadimos ahora la levadura y la harina y volvemos a mezclar. Debe quedar una masa espesa. 
Con las manos untadas de harina vamos formando bolitas de unos tres cms de diámetro. Si las vamos a rellenar éste es el momento de hacerlo. Simplemente se trata de coger un trozo de masa, colocar el relleno en el centro y plegar la masa sobre él, girando la bola resultante entre las manos enharinadas como si estuviéramos haciendo albóndigas. Las freímos por tandas en aceite caliente, dándoles la vuelta con un tenedor para que se frían por todos los lados.
 Las vamos poniendo sobre un plato cubierto con papel de manos para que escurran el aceite sobrante.
Y ya están. Aquí tenéis una muestra, con y sin relleno.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll