Imprimir

Print Friendly and PDF

jueves, 7 de febrero de 2013

Espagueti boloñesa /Bolognese pasta

Yo creo que fue en Inglaterra cuando probé por primera vez los espagueti a la boloñesa hace muuuchos, muchos años. En casa la pasta se solía hacer sólo con tomate o, todo lo más, con algún trocito de chorizo o jamón, y generalmente eran macarrones. Os hablo de mi infancia, que después ya se fueron añadiendo otros ingredientes, otros tipos de pasta y otras maneras de acompañarla. Leo en Internet que la salsa boloñesa, tradicional de la cocina de Bolonia, se sirve allí con tagliatelle, con "cintas", porque consideran que los espaguetti son demasiado finos como para que se adhiera a ellos la salsa. Siempre se aprende algo nuevo. La primera mención que hay de esta salsa de carne es del siglo XVIII y desde entonces, teniendo como base ternera o cerdo picados, con tomate y sin tomate y añadiéndole vino o caldo para cocerla, ha entrado por la puerta grande en las cocinas de muchos países europeos y americanos. En esta ocasión he usado carne de cerdo y vino tinto de Ribera de Duero.
Ingredientes (6 personas)
300 grms de magro picado
1 cebolla picada
1 pimiento rojo lavado y picado
2 ajos picados
2 zanahorias grandes lavadas, peladas y ralladas
3 tomates medianos pelado y picados
1 bolsa de aceitunas verdes, picadas
1 cucharadita generosa de orégano
1 cucharada de azúcar
1 vaso y medio de vino tinto
aceite de oliva
sal
pimienta negra
parmesano rallado
400 grms de espagueti
Prefiero siempre comprar la carne picada en la carnicería y ver cómo la pican delante de mí. Con lo ocurrido ultimamente con las hamburguesas que contenían carne de caballo se entiende muy bien el refrán de mi abueli, "carne en calceta, pa' quien la meta". Aún así, la carne hoy en día suele soltar bastante agüilla así que cuando uso picada, la doro primero en un poquito de aceite y después la escurro antes de seguir con su elaboración. Y eso he hecho también en esta ocasión.
A continuación en una sartén o cazuela grande se pocha la cebolla y el pimiento rojo, a fuego medio, con un buen pellizco de sal, durante 7 minutos o hasta que esté casi transparente. Se añade entonces el ajo picado.
Se le da unas vueltas y se deja hacer durante otros 5 minutos, a fuego suave. Se añaden ahora las zanahorias ralladas.
Se vuelve a mezclar todo y se deja hacer otros cinco minutos. Incorporamos ahora el tomate pelado y picado.
Lo volvemos a mezclar todo y lo dejamos hacer a fuego bajo durante 10 minutos. Le damos una vuelta de vez en cuando, deshaciendo los trozos de tomate con el canto de una cuchara de madera. Mientras tanto picamos las aceitunas verdes.
Es hora de añadirlas a la cazuela junto con el orégano y el azúcar.
Volvemos a mezclarlo todo y lo dejamos hacer un par de minutos. Añadimos ahora la carne que teníamos reservada y el vino tinto. Recordad que cuanto mejor sea el vino  mejor saldrá el guiso.
Lo dejamos hacer a fuego suave durante veinte minutos o hasta que el líquido se haya evaporado casi totalmente. Debe quedar una salsa espesa.
Cocemos la pasta según las instrucciones del fabricante y la escurrimos. Queda más bonito servida en platos individuales. Se cubre de pasta el plato y se coloca encima una porción abundante de salsa y se espolvorea con parmesano rallado.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll