Imprimir

Print Friendly and PDF

miércoles, 23 de enero de 2013

Sopa de albóndigas al parmesano / Parmesan meatball soup

Ayer tuvimos la primera nevada del año. Mini-nevada, más bien, pero fue un día desagradable con lluvia, viento, aguanieve y, finalmente nieve. Es la época, qué le vamos a hacer. Para reconfortarnos y enfrentarnos al frío aquí tenéis esta sopa de albóndigas. Es un plato único fenomenal, sano y rico, rico. Yo la hice con carne picada mezcla de pollo y pavo pero, por supuesto, también admite picada de cerdo o de ternera.
 Ingredientes (8 personas)
400 grados de pavo y pollo picados
2 ajos
sal
1 cucharadita de pimienta negra molida
1 cucharadita de orégano
unas ramitas de perejil
1 huevo
el zumo de 1/2 limón
75 grms de parmesano rallado
2 cucharadas soperas de concentrado de tomate
1 litro y medio de agua
1 ramita de apio
2 puerros
1 zanahoria grande
1 patata pequeña
2 hojas de laurel
aceite de oliva
Ponemos en el mortero los ajos, un pellizco de sal, la pimienta negra, el orégano y el perejil cortado en trocitos.
Lo majamos bien y lo añadimos a un bol donde habremos batido el huevo. Echamos también el queso rallado y el zumo de limón y lo mezclamos todo bien.
Incorporamos ahora la carne y, con las manos bien limpitas, lo mezclamos todo.
 Lo dejamos reposar mientras preparamos las verduras. Pelamos y lavamos la zanahoria. Lavamos los puerros y les quitamos la parte verde. Quitamos las hojas de la rama de apio.
Rallamos la zanahoria en la picadora o con el rallador. Si no tenéis, podéis cortarla en cuadraditos pequeños.
Cortáis los puerros a lo largo por la mitad. Después volvéis a cortar cada mitad en dos, y si son grandes, cortáis cada cuarto en otros dos, siempre a lo largo. Luego vais cortando los cuartos u octavos en trocitos para que quede bien picado. Hacéis los mismo con el apio. Peláis la patata y la cortáis en cuadraditos. La carne habrá reposado ya lo suficiente. Hacéis con ella bolitas de unos dos cms de diámetro. Cubrís el fondo de una cazuela grande con aceite y las vais friendo por tandas. Las vais dejando en un plato sobre papel de cocina para que se absorba el aceite sobrante.
Vamos a usar ahora el concentrado de tomate. Se encuentra fácilmente en grandes superficies y es estupendo para sopas o para mejorar la salsa de tomate. Yo lo compré en Mercadona.
Retiráis prácticamente todo el aceite de la cazuela. Añadís el agua y dos cucharadas de concentrado de tomate.
Lo lleváis a ebullición y dejáis que hierva, a fuego lento, durante 20 minutos. Añadís entonces las verduras y las dos hojas de laurel y volvéis a dejar que hierva, al chup-chup, durante 15 minutos.
Incorporáis ahora las albóndigas y volvéis a dejar que hierva, a fuego lento, durante otros 10 minutos. Las albóndigas se hincharán.
Y ya está.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll