Imprimir

Print Friendly and PDF

lunes, 14 de enero de 2013

Mejillones en salsa picante / Hot sauce mussels

En casa los mejillones se solían hacer al vapor en una salsa ligerita con pimentón. Ya os pasaré la receta. He recordado estos días otros que tomábamos, allá a principios de los ochenta, en una mejillonería que había junto a la Plaza del Ejército, al principio de la Avenida de Alemania. Tiempos aquéllos... Llevaban una salsa como de tomate, algo espesita y bien picante. Buscando por Internet he encontrado distintas recetas para unos que sirven en Zamora a los que llaman "tiberios" y entre mis recuerdos y los "tiberios" aquí tenéis mis mejillones en salsa colorá.
Ingredientes
1 kg de mejillones
1/2 cebolla picada
1/2 pimiento rojo picado
un pellizco de sal
1 tomate maduro, pelado y picado
1 cucharadita de pimentón
pimienta de cayena molida al gusto
1 cucharada rasa de harina
1 vaso del agua de hervir los mejillones
1/2 vasito de vino blanco 
aceite de oliva
Empezamos limpiando los mejillones bajo el grifo, con agua fría, para quitarles las barbas. Ponemos a hervir el vaso de agua y añadimos los mejillones.
Tapamos la cazuela y cuando haya pasado un minuto destapamos la cazuela y los vamos sacando según se vayan abriendo. Los ponemos a escurrir en un colador sobre un bol. Cuando se hayan templado retiramos una de las valvas y los reservamos junto con el agua colada en que se han hecho.
Cubrimos de aceite el fondo de la misma cazuela y pochamos la cebolla y el pimiento con un pellizco de sal durante cinco minutos, a fuego medio/bajo, removiendo de vez en cuando.
Añadimos entonces el tomate pelado y picado.
Lo dejamos hacer a fuego medio durante otros cinco minutos, deshaciendo el tomate con el canto de una cuchara de madera.
Bajamos el fuego. Añadimos la cayena y el pimentón, removemos e inmediatamente (para que no se queme el pimentón) añadimos la harina. Volvemos a remover para que se deshaga la harina e incorporamos el agua de hervir los mejillones y el vino. Mezclamos bien con una cuchara de madera y subimos el fuego para que hierva a borbotones y se evapore el alcohol.
Retiramos la cazuela del fuego y pasamos la salsa por la batidora con cuidado de no quemarnos. Echamos los mejillones con su valva y los dejamos hacer a fuego medio un par de minutos para que se calienten.
Y servimos acompañados de un buen pan para pringar.
Si sobra algo de salsa se puede utilizar al día siguiente para preparar unos espagueti o unos macarrones.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll