Imprimir

Print Friendly and PDF

miércoles, 2 de enero de 2013

Empanada de chistorra, cebolla y pimiento verde /Chorizo, onion and green pepper pie

Mis mejores deseos para todos en este 2013 recién estrenado. Muchas gracias a los que habéis visitado el blog (casi 35.000 páginas vistas desde que empecé), a los que os habéis hecho seguidores oficiales y a los que volvéis regularmente. Un saludo especial a ese seguidor o seguidora de Dublín que pasa por aquí casi a diario. Espero que las recetas de este año os sigan interesando y os animo a dejar vuestros comentarios.
Empezamos enero con esta empanada de chistorra, cebolla y pimientos verdes, ideal para merendolas o entradas. La chistorra es una especie de chorizo delgado para freir que ahora se encuentra fácilmente en grandes superficies. La masa está basada en una de las de La Cocina de Lechuza, maestra "masera" donde las haya. No lleva levadura y tiene una sabor y una textura excelentes. La serví ayer, como entrada en la comida familiar de Año Nuevo, de ahí los adornos alusivos.
Ingredientes
Relleno
3 cebollas peladas y picadas
2 pimientos verdes italianos (los que son alargados y en forma de cuerno)
150 grms de chistorra
100 grms de jamón serrano
1 cucharadita de pimentón
aceite de oliva
sal
Masa
450 grms de harina normal
125 ml de aceite de oliva
125 ml de leche 
125 ml de vino blanco
un pellizco de sal
1 huevo batido para pintar la empanada
Empezamos preparando el relleno porque debe estar totalmente frío antes de usarlo. Cubrimos el fondo de una sartén grande con aceite de oliva. Añadimos la cebolla picada y un pellizco de sal. Lo dejamos hacer a fuego medio durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando.
Añadimos los pimientos verdes lavados y picados en trozos pequeñitos. Lo mezclamos todo bien y lo dejamos hacer otros cinco minutos, removiendo de vez en cuando. Echamos entonces la chistorra.
Volvemos a mezclar y lo dejamos hacer un par de minutos para que la chistorra sude y eche su grasita. Añadimos entonces el jamón picado.
Lo mezclamos bien, a fuego medio/bajo, para que los trocitos de jamón se separen, durante otro par de minutos. Apartamos la sartén del fuego y añadimos la cucharadita generosa de pimentón.
Removemos el conjunto y ponemos todo el relleno a escurrir en un colador sobre un bol.
Vamos a usar todo el líquido que escurra para la elaboración de la masa. 
Forramos una fuente de horno con aluminio y la untamos de aceite.
Reunimos los ingredientes de la masa. Yo la hice con mi Kitchen-Aid pero  se puede amasar también a mano fácilmente. Ponemos la harina en un bol con un buen pellizco de sal. Añadimos los 125 ml de leche y los 125 ml de vino blanco. En el vaso medidor echamos el líquido que haya escurrido el relleno y completamos los 125 ml con aceite de oliva. Lo vertemos sobre lo anterior.
Si vamos a hacer la masa a mano, lo mezclamos todo con una cuchara de madera hasta que tenga una consistencia amasable. Lo volcamos sobre la encimera enharinada y amasamos durante cinco minutos hasta obtener una masa blanda y manejable, añadiendo, si es necesario, alguna cucharada más de harina. Si la preparamos en la Kitchen Aid ponemos el gancho de amasar y lo mezclamos todo a velocidad 1 durante un par de minutos. Subimos luego a velocidad 6 y dejamos que la máquina se encargue de amasar durante otros 3 ó 4 minutos o hasta que se forme una bola que se despegue de las paredes del bol. Añadimos algo más de harina, a cucharadas, si es necesario.
Precalentamos el horno a 180 grados. Volcamos la masa sobre la encimera enharinada. Con un cuchillo la dividimos en dos, una parte más grande para la base de la empanada y otra más pequeña para la tapa.
Estiramos la más grande con el rodillo enharinado y la colocamos en el molde forrado.
Distribuimos el relleno, que ya estará totalmente frío.
Estiramos la otra bola de masa y la colocamos sobre la empanada. Presionamos la masa alrededor del relleno y recortamos la masa sobrante dejando unos dos centímetros a partir de los bordes unidos. Doblamos los bordes hacia adentro y los apretamos con un tenedor. Con la masa que hemos recortado hacemos unos adornos. Pintamos la superficie con el huevo batido y la pinchamos con un tenedor o con un cuchillo para que el vapor que suelte el relleno se escape.
Y al horno con ella durante 45 minutos o hasta que la superficie esté dorada.
La tapamos con un paño de cocina limpio y la dejamos enfriar totalmente. Ponemos encima una bandeja normal y le damos la vuelta como si fuera una tortilla. Retiramos el papel de aluminio. Le colocamos encima un paño bonito y otra bandeja y la volvemos a invertir. Y lista para servir.
Bon appétit!

2 comentarios:

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll