Imprimir

Print Friendly and PDF

sábado, 28 de abril de 2012

Pollo al pimentón / Paprika drumsticks

J. me dio esta receta hace muchos años y la hago con bastante frecuencia. Es sencilla y rápida, ideal para cuando uno llega algo tarde a casa. Casi se hace mientras uno se cambia de ropa y pone la mesa. Se puede hacer con muslitos o con muslos y contramuslos o con un pollo troceado. Acompañado de una buena ensalada es un plato único estupendo.
Ingredientes (4 personas)
8 muslitos de pollo
sal
pimienta
1 cucharada rasa de pimentón (dulce o picante)
aceite de oliva
1 tomate (opcional)
Precalentamos el horno a 190 grados. Ponemos los muslitos en una fuente de horno. Los salpimentamos. Los regamos con un buen chorro de aceite. Espolvoreamos el pimentón por encima. Con las manos untamos bien los muslitos con el aceite y el pimentón. Lavamos el tomate y lo partimos a la mitad, o en cuartos. Asado queda muy rico. Podría ponerse también un pimiento verde o rojo cortado en tiras anchas.
Y al horno durante 40'.
Bon appétit!

domingo, 22 de abril de 2012

Tarta de limón / Lemon Tart

Esta tarta resulta estupenda tanto como postre como para acompañar a un cafelito. No es excesivamente dulce y puede ser algo adictiva. Sí, lleva cinco huevos, de modo que puede ser poco recomendable para los que tengan el colesterol alto. Bueno, ahora dicen que los huevos no aumentan el colesterol...
Ingredientes (8 personas)
Base
175 grms de harina
100 grms de mantequilla fría
25 grms de azúcar
1 huevo
Relleno
5 huevos
125 ml de nata líquida
150 ml de zumo de limón y la ralladura de los limones (3 limones grandes o 4 medianos)
50 grms de azúcar glas para adornar
Preparamos en primer lugar la base de la tarta, de masa quebrada. Como os he contado en otras ocasiones, puede hacerse a mano o, mucho más rápidamente con el robot de cocina. Si se hace a mano, se trata de poner la harina mezclada con el azúcar en un bol. Se añade la mantequilla cortada en cuadraditos y con dos cuchillos se va cortando hasta obtener una mezcla terrosa. Se incorpora entonces el huevo hasta obtener una bola de masa. Yo puse la harina, el azúcar, la mantequilla y el huevo en el robot.
Le dí al botón y....
Con las manos enharinadas saqué la masa, la cubrí con film y la metí en el congelador 20 minutos para poder manejarla mejor después. Mientras tanto unté un molde redondo con mantequilla.
En el vaso del robot puse los ingredientes del relleno y los batí. Esto podría hacerse también con la batidora normal o, incluso, con unas varillas. 
Precalenté el horno a 200 grados. Saqué la masa del congelador. La extendí en la encimera enharinada y forré con ella el molde.
La pinché bien con un tenedor y la metí en el horno durante 15 minutos, hasta que se doró. La saqué del horno y la dejé enfriar. Volví a calentar el horno a 160 grados. Rellené la base de la tarta.
Y al horno durante 30 minutos.
La dejé enfriar y la puse en un plato bonito. Hay que hacerlo con cuidado, como si fuera una tortilla de patatas. Primero de invierte con ayuda de un plato grande y luego se vuelve a invertir en el plato definitivo. También podría servirse en esta misma fuente que es de pyrex y puede sacarse a la mesa. 
Se espolvorea entonces con el azúcar glas (que podéis hacer en casa con azúcar normal molida en el molinillo de café). Le puse un molde de galleta con forma de estrella en el centro para adornarla.
Bon appétit!

miércoles, 18 de abril de 2012

Tortilla guisada / Stewed Spanish Omelette

Mi abueli solía hacernos esta tortilla guisada de vez en cuando con gran éxito. Recuerdo una gran sartén de hierro de dos asas en que le daba la cocción final. A falta de esa sartén, he usado mis peroles habituales y el resultado ha sido muy bueno. La próxima vez le pondré más salsa (incluyo la nueva cantidad en la receta).
Ingredientes (8 personas)
Para la tortilla
1 kg y 1/2 de patatas
1 cebolla
6 huevos
aceite de oliva
sal
Para la salsa
1/4 de cebolla
3 ajos
3 ramitas de perejil
1 cucharada rasa de harina
5 vasos de agua
2 hojas de laurel
aceite de oliva
sal
Empezamos preparando una tortilla al modo tradicional. Esto es: Pelamos, lavamos, secamos y picamos las patatas. Pelamos y picamos la cebolla y la mezclamos con la patata.
Freímos la mezcla en abundante aceite caliente, a fuego medio bajo, removiendo de vez en cuando, durante media hora.
Escurrimos bien la mezcla. Batimos los huevos y los combinamos con la patata. Echamos entonces un pellizco de sal.
Echamos un poco de aceite en una sartén honda y echamos la mezcla. Dejamos hacer, a fuego medio bajo, agitando la sartén para que no se nos pegue y se vaya haciendo uniformemente.
Le damos la vuelta con un plato.
Es mejor que nos quede algo blanda porque al hervirla en la salsa se terminará de hacer.
Picamos la cebolla de la salsa y la freímos en un poco de aceite a fuego bajo durante cinco minutos.
En el mortero majamos los ajos, el perejil y un pellizco generoso de sal.
Lo añadimos a la sartén y le damos unas vueltas. 
Incorporamos entonces la harina y removemos bien para que se fría un poco y no haya grumos.
Añadimos entonces el agua y el laurel y le damos un hervor durante cinco minutos.
En otra sartén grande ponemos la tortilla y la cubrimos con la salsa. La dejamos hervir a fuego medio bajo durante cinco minutos.
Et voilá!
Bon appétit!

lunes, 16 de abril de 2012

Empanada de atún con tomate / Tomato tuna pie

Hoy es Lunes de Aguas, y, siguiendo la tradición, Cefe y yo hemos hecho hornazo. También he preparado esta empanada de atún. Hace muuuuchos años mi entonces vecina Petri me tomó bajo su manto protector y nos  empezamos a juntar para preparar no sólo el hornazo sino también una empanada de atún. Se usaba la misma masa y un rico relleno de cebolla, tomate, atún, huevo duro y, a veces, aceitunas verdes. Hacía siglos que no la hacía y este año me he decidido. Mientras Cefe preparaba el hornazo yo me animé a la empanada con ayuda de mi Kitchen Aid. Cierto es que también se podría hacer amasando al modo tradicional. Ha salido estupenda, receta para repetir, sin duda.
Ingredientes
Relleno
1 cebolla
1 bote de 400 grms de tomate triturado
3 latas pequeñas de pimientos morrones
2 latas grandecitas de atún en aceite
3 huevos duros
aceite de oliva
sal
aceitunas verdes sin hueso (opcionales)
Masa
1 kg de harina
40 grms de levadura
1 mug (taza cilíndrica con asa) de leche
Casi 1 mug de agua
Casi 1 mug de aceite de oliva (incluido el del bonito)
2 huevos a temperatura ambiente
1 huevo para pintar
Empezamos preparando el relleno porque necesita estar frío antes de usarlo. Pelamos la cebolla y la picamos. La freímos con un pellizco de sal en un poco de aceite a fuego medio bajo durante 10 minutos o hasta que esté transparente.
Añadimos entonces el tomate y el jugo de las latas de pimiento. Lo dejamos hacer a fuego bajo, destapado, durante 15 minutos.
Mientras tanto ponemos a escurrir el atún, reservando el aceite de las latas que usaremos luego para la masa.
Añadimos los pimientos morrones, en trocitos, a la salsa. Le damos unas vueltas, sin apagar el fuego. Incorporamos entonces el atún desmenuzado y los huevos duros picados, además de las aceitunas picadas si decidimos usarlas. Yo no lo hice. Lo mezclamos bien, rectificamos de sal y lo dejamos enfriar.
Hacemos ahora la masa. Si se amasa de modo tradicional habría que poner la harina en la encimera, hacer un hueco en el centro, e ir mezclándo el resto de ingredientes poco a poco con la harina hasta obtener una masa manejable que habría que amasar vigorosamente durante, por lo menos 20 minutos. Podéis ver el proceso en la receta del hornazo de Salamanca Como usé mi Kitchen Aid todo fue muchíiisimo más sencillo y cómodo. Metemos el mug de leche en el microondas 30 segundos para que la leche se temple. Disolvemos la levadura en la leche.
Como usé la Kitchen Aid, pusé la harina en el bol. Eché la mezcla de leche y levadura. Añadí el agua templada.
En el mismo mug puse el aceite de las latas de atún y algo más hasta casi llenarlo. Lo eché también al bol.
 Y finalmente, los dos huevos y un buen pellizco de sal. Puse en marcha el aparato a velocidad 1.
Se fue mezclando todo. Subí entonces a velocidad 2 y dejé que la Kitchen Aid trabajara.
Al cabo de 15 minutos la masa estaba lista.
La volqué en la encimera enharinada e hice una bola que volví a poner en el bol.
La cubrí con un paño húmedo y la metí en un sitio cálido al abrigo de corrientes. En mi caso, un armario que tengo en la cocina, por el que pasan los tubos de la calefacción. Al cabo de media hora había subido así.
Volví a ponerla en la encimera enharinada, la amasé un poquitín y la dividí en dos partes, una más grande que otra.
Estiré la más grande con el rodillo y cubrí con ella la fuente en la que  iba a cocer la empanada.
Extendí el relleno.
Estiré con el rodillo la otra bola de masa y la coloqué encima. Fui presionando los bordes para sellar la empanada.
Precalenté el horno a 180 grados. Recorte la masa sobrante dejando como un cm por encima del sellado y fui doblando el borde. Le hice un adorno de celosía con los recortes de masa, pinché la masa con un tenedor y la pinté con huevo batido.
Y al horno 40 minutos. Deliciosa.
Bon appétit!

sábado, 14 de abril de 2012

Tarta Bakewell / Bakewell tart

Los ingleses son magníficos en cuestiones de repostería. Una prueba de ello es esta tarta del norte de Inglaterra, de Derbyshire. No se sabe a ciencia cierta cómo se originó. Cuenta la leyenda que, como en el caso de la Tarta Tatin, se debió a un error por parte de un cocinero. Sea como sea, el resultado es excelente y no excesivamente dulce. Además de la Tarta Bakewell existe también el Pudding Bakewell. Se diferencian en tamaño y tipo de masa. El Pudding es un pastelito escarchado, con una base de hojaldre, que suele adornarse con una cereza en almíbar. La tarta también va escarchada pero la base es de masa quebrada y si se adorna es con almendras tostadas fileteadas.
Ingredientes (8 personas)
Masa
175 grms de harina
1 pellizco de sal
2 cucharadas de azúcar
120 grms de mantequilla fría
1 huevo
Relleno
4 cucharadas de mermelada de frutas del bosque (o de fresa, o de cerezas)
120 grms de mantequilla a temperatura ambiente
75 grms de azúcar
1 huevo
60 grms de harina
1 sobre de levadura Royal
100 grms de almendras molidas
1/2 cucharadita de esencia de almendras (opcional)
Escarchado
75 grms de azúcar glas
2 cucharadas de zumo de limón
Empezamos preparando la base. Es de masa quebrada como la de otras tartas que ya he subido al blog. Se puede hacer a mano o usando un robot de cocina. En esta ocasión he preferido usar el robot. Puse primero la harina, la sal y el azúcar y conecté el aparato unos segundos. Se trataba de mezclar bien estos ingredientes secos. Se puede hacer lo mismo con unas varillas.
 Añadí entonces la mantequilla y puse en marcha el aparato hasta que la mezcla tuvo un aspecto terroso y añadí entonces el huevo para que se formara una masa manejable. Esto puede hacerse cortando primero bien la mantequilla en la harina con dos cuchillos y después añadiendo el huevo batido y mezclando con los dedos.
Envolví la masa en film y la metí al congelador durante 20 minutos. Después la extendí en una superficie enharinada.
Forré con ella un molde redondo, previamente untado con mantequilla y la pinché con un tenedor.
Extendí la mermelada sobre la base, usando el dorso de una cuchara metálica. En casa no nos gustan las cosas excesivamente dulces. Podría haber puesto más mermelada.
Metí en la nevera la base y procedí con el relleno. En el robot puse la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar, el huevo, la harina, la levadura y las almendras molidas. Si vais a usar esencia de almendras es el momento de usar la cucharadita. Las almendras se pueden moler en un mortero o en el molinillo de café. Bueno, ya sabéis que mi molinillo muele de todo menos café. Puse en marcha el robot hasta obtener una pasta.
Precalenté el horno a 180 grados. Saqué la base de la nevera y la rellené, alisando. No importa que se mezcle un poco con la mermelada, al cocer la tarta no se verá.
Y al horno durante 25 minutos. Mientras tanto preparé el escarchado. Mezclé el azúcar glas (azúcar normal molida en mi molinillo de café) con el zumo de limón en un vaso. Debe quedar muy espeso.
Una vez cocida la tarta la dejé enfriar y la desmoldé invirtiéndola en un plato. La adorné con el escarchado. Se puede hacer esto con una manga pastelera con boca muy fina para crear un zig-zag. Yo simplemente la fui echando sobre la tarta. En el momento de servir se puede meter 20 segundos en el micro-ondas para que esté un poquito templada. Resulta estupenda como postre o acompañada de un cafetito. 
Bon appétit!

Foodieblogroll