Imprimir

Print Friendly and PDF

sábado, 25 de febrero de 2012

Cake de manzana 1,2,3/ 1,2,3 Apple cake


Cefe es la autora de este rico bizcocho de manzana. Su nombre viene de que se utiliza como medida para los ingredientes un bote de yogur: 1 medida de aceite, 2 medidas de azúcar y 3 medidas de harina. Es muy sencillo de hacer y riquísimo de comer en desayunos o meriendas. He añadido al final una foto de cómo le salió a mi queridísima Marién.
Ingredientes
1 yogur natural
3 huevos
1 medida (usar el bote de yogur vacío) de aceite de oliva
2 medidas de azúcar
3 medidas de harina
1 sobre de levadura Royal
1 limón
2 manzanas reineta medianas
mantequilla
En un bol batimos el yogur y los huevos. Añadimos el aceite y volvemos a batir. Echamos el azúcar, la harina, la levadura y la ralladura y el zumo del limón.
Lo batimos todo bien. Pelamos las manzanas. Picamos la mitad en trozos pequeños y la otra mitad en gajos.
Precalentamos el horno a 190 grados. Enmantequillamos un molde de esos a los que se le puede quitar la base. Echamos la mitad de la masa y distribuimos encima los trozos de manzana.
Echamos por encima el resto de la masa y adornamos con los gajos de manzana.
Y al horno con el bizcocho durante 40 minutos o hasta que al insertar un palillo (mejor de los de pincho moruno, que son más largos y cómodos de usar) salga seco.
Bon appétit!
Así de de estupendo le quedó a mi Marién..

lunes, 20 de febrero de 2012

Albóndigas al estilo indio (Koftas) / Indian style meatballs (Koftas)

Ay, qué abandonadito tengo el blog. Están siendo unas semanas de no parar y, aunque sigo cocinando, se me pasan los días sin tiempo material de subiros las recetas. 
La de hoy es una receta india. Ya sabéis que la cocina india se caracteriza por las muchas especias que se utilizan en los platos. Hablamos de cocina india pero la verdad es que hay muchíiisimas variedades dependiendo de la región. Es lo mismo que cuando pensamos en cocina española pero teniendo en cuenta lo distinta que es la cocina gallega de la andaluza o de la catalana o de la canaria, balear, manchega, castellana, asturiana, cántabra, extremeña, aragonesa, navarra, vasca, etc., etc. India es mucho más grande que España así que os podéis imaginar la variedad gastronómica.
Esta receta se suele hacer con carne de cordero picada, como otros muchos platos de este país. Recordad que las vacas son sagradas. Yo prefiero hacerla con ternera picada porque el sabor no es tan idiosincrático como el del cordero. Lleva muchas especias algo raras pero, no os asustéis, ahora se encuentran fácilmente en las grandes superficies, y el resultado final merece la pena. Al ser de tamaño pequeño y poder hacerlas de víspera, son adecuadas también para meriendas, sirviéndolas templadas y ensartadas individualmente en palillos.
La receta procede de un libro de cocina india que me regalaron J. & J. hace muchos años. Fue mi bautizo culinario en esta gastronomía. J. y yo nos hicimos prácticamente todas las recetas del libro. Están explicadas paso a paso, algo poco común en aquella época, y eso nos permitió lograr unos resultados excelentes incluso desconociendo totalmente el plato.
Aquí tenéis el libro. Os lo recomiendo totalmente.
Ingredientes (4 personas u 8 si es para una merendola)
Para las albóndigas
1/2 kg de ternera picada
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de comino molido
1 cucharadita de cilantro molido
1/2 cucharadita de canela
1/2 cucharadita de clavo molido
1/2 cucharadita de nuez moscada
1/2 cucharadita de cayena (o más si os gusta el picante)
3 cucharadas de yogur natural
Para la salsa
5 dientes de ajo pelados
1 cucharadita de gengibre molido (o un trozo pelado y picado de unos 2 cms y medio)
2 vasos de agua
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de comino molido
1 cucharadita de cilantro molido
1 cucharadita de pimentón dulce
1/2 cucharadita de cayena 
5 cucharadas de aceite de oliva
1 palito de canela en rama
6 granos de cardamomo
6 clavos enteros
100 grms de cebolla picadita
1 bote pequeño de tomate triturado
4 cucharadas de yogur natural
Todas las especias de la receta se encuentran ya en Mercadona, Eroski y, por supuesto, El Corte Inglés. La combinación le da a las albóndigas un sabor perfumado delicioso. Cuando hacemos cocina de este tipo es conveniente tener preparados los ingredientes antes de empezar a cocinar.
Empezamos preparando las albóndigas. Colocamos todos los ingredientes en un bol. Los mezclamos bien con las manos y vamos haciendo bolitas como de 2 cms de diámetro. Las reservamos.
 Preparamos ahora la salsa. Calentamos el aceite en una sartén grande, a fuego medio alto. Añadimos entonce el palito de canela, los granos de cardamomo y los clavos y les damos unas vueltas durante 3 ó 4 segundos.
Añadimos entonces la cebolla picada y la vamos friendo, moviendo con frecuencia, hasta que empieza a tostarse.
Mientras tanto majamos en el mortero el ajo, el gengibre (bien picado si es fresco), el comino, el cilantro molido, el pimentón y la cayena. Le añadimos cuatro cucharadas de agua y mezclamos bien.
Una vez que la cebolla está tostada le añadimos el contenido del mortero y le damos unas vueltas. 
Incorporamos el bote de tomate. Lo dejamos hacer a fuego medio, moviendo con frecuencia, durante unos 10 minutos.
Vamos añadiendo el yogur cucharada a cucharada. 
Se echa una cucharada, se remueve bien hasta que está totalmente incorporado a la salsa. Se echa otra cucharada y así sucesivamente.
Se añaden entonces los 2 vasos de agua y la sal. Se mezcla bien y se lleva a ebullición. Se incorporan entonces las albóndigas que teníamos preparadas. No, no hay que freirlas con anterioridad como se hace con las albóndigas tradicionales. Hay que ponerlas en una sola capa, de ahí la conveniencia de usar una sartén grande.
Las dejamos hacer, destapadas, a fuego medio, durante 1/2 hora. La salsa se irá evaporando y se espesará.
Como podéis ver en la foto, el aceite se va concentrando en las orillas de la sartén. Si las vais a utilizar para merendola, insertándolas individualmente en palillos, es conveniente dejarlas hacer 5 minutos más a fuego fuerte para que la salsa se reduzca aún más.
Se pueden servir, como plato principal, acompañadas de arroz blanco. Idealmente sería arroz basmati. El día que las hice se me había acabado y utilicé arroz de grano redondo.
Bon appétit!

domingo, 5 de febrero de 2012

Budin de coliflor y atún / Cauliflower tuna pie

Estos días fríos me hacen recordar otros días, también de invierno, de hace muchos años. Y me ha venido a la mente Toli a la que, ahora, veo muy de tarde en tarde porque goza de su jubilación.  Me dió la receta de hoy una mañana de bajo cero, junto con el "buenos días" sonriente de siempre. En casa se convirtió en un plato tradicional. Fue la única manera de que mis sobrinos comieran coliflor. Cefe se ha acordado y la hemos vuelto a hacer. Gracias, Toli, y, gracias, Cefe.
Ingredientes (6 personas)
1/2 coliflo
1/2 cebolla picada
3 patatas medianas
25 grms de mantequilla
1 chorrito de leche
250 grms de bonito en aceite
2 huevos
sal
pimienta blanca
100 grms de queso rallado (gouda, cheddar o manchego)
Empezamos lavando y cortando la coliflor. La ponemos a hervir en agua, unos 20 minutos en cazuela, 5 minutos en la olla. Cuando está blandita la escurrimos y la reservamos.
Lavamos las patatas y las cocemos, 30 minutos en cazuela, 10 minutos en olla. Las pelamos y las reservamos.
Mientras tanto, pelamos y cortamos la cebolla en trozos pequeños. La freímos en aceite, a fuego medio/bajo, removiendo de vez en cuando hasta que está transparente (unos 20 minutos).
 Con el potatoe masher, o con un tenedor, hacemos puré las patatas, añadiéndoles un pellizco de sal,  los 25 grms de mantequilla y el chorrito de leche.
Añadimos a la cebolla frita el bonito escurrido y le damos unas vueltas, a fuego bajo, para mezclarlo todo bien.
En la olla en que hemos cocido las patatas, ponemos el puré de patatas y lo mezclamos con la coliflor, que también habremos desecho con el tenedor. Incorporamos la cebolla y el bonito y le damos unas vueltas a todo a fuego bajo.
Lo dejamos templar y añadimos, entonces, los huevos batidos, poco a poco, removiendo tras cada chorrito de huevo batido. Se trata de que el huevo no se cuaje.
Se calienta el horno a 200 grados. Se pasa todo, entonces, a una fuente de horno, previamente untada de aceite o de mantequilla.  Se cubre con el queso. Y al horno durante 20 minutos o hasta que  superficie esté tostadita.

Bon appétit!

Foodieblogroll