Imprimir

Print Friendly and PDF

viernes, 7 de diciembre de 2012

Carne de cerdo con setas al limón / Lemon mushroom pork casserole

Los que me conocéis ya sabéis a qué se ha debido este paréntesis de una semana. No he tenido ánimo para seguir con mis recetas. La vida sigue, the show must go on, y andar entre pucheros siempre me ha ayudado.
La receta de hoy gustará a los aficionados a las setas y al limón. La carne va suavemente especiada con gengibre y cilantro. Unas patatas asadas o fritas resultan un complemento ideal para un plato único de fiesta.
 Ingredientes (8 personas)
1/2 kg de carne de cerdo en trozos
2 cucharadas soperas colmadas de harina
2 cucharaditas de comino en polvo
2 cucharaditas de gengibre en polvo
2 cucharaditas de cilantro en polvo
sal
pimienta negra
2 cebollas cortadas en rodajas finas
2 cucharaditas de azúcar
1 vaso (de los de agua) de vino blanco
2 limones
350 grms de setas
aceite de oliva
En un bol ponemos la harina, el comino, el gengibre, el  cilantro, un buen pellizco de sal y pimienta negra al gusto.
Lo mezclamos bien y añadimos la carne. Con las manos embadurnamos los trozos de carne para que queden bien enharinados. Esto podría hacerse también poniendo la mezcla de harina y especias en una bolsa de plástico limpia, metiendo la carne dentro, cerrando la bolsa y agitándola.
Cubrimos el fondo de una sartén grande con aceite de oliva y doramos la carne, removiendo de vez en cuando para que quede frita por todas partes.
La sacamos a un plato y la reservamos. En la misma sartén echamos la cebolla con un pellizco de sal.
La pochamos a fuego medio, moviendo de vez en cuando, durante diez minutos.
Añadimos entonces el vaso de vino y el azúcar. Recordad que cuanto mejor sea el vino, mejor saldrá el guiso, nada de usar Don Simón.
Subimos el fuego y lo dejamos hervir todo, borboteando, durante 5 minutos, hasta que el líquido se haya reducido casi totalmente.
Precalentamos el horno a 200 grados. Cortamos los limones en rodajas finas y forramos con ellas el fondo de una fuente de horno honda. Es mejor utilizar una de las que tienen tapadera pero si no tenéis podéis recurrir a 2 hojas de papel de aluminio para poder taparla herméticamente.
Cubrís las rodajas de limón con las cebollas.
Distribuís la carne por encima, con los juguillos que haya podido soltar.
Tapáis la fuente.
Y al horno con ella durante 20 minutos. La sacáis del horno y la destapáis con cuidado.
Cubrís la carne con las setas lavadas y cortadas en trozos no muy grandes.
Volvéis a meter la fuente en el horno, esta vez destapada, durante otros veinte minutos.
Las setas habrán mermado de tamaño y habrán soltado bastante líquido. Removéis todo con un tenedor.
Y volvéis a meter en el horno otros 20 minutos. Y ya está.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll