Imprimir

Print Friendly and PDF

martes, 20 de noviembre de 2012

Canelones de carne de cocido / Veal cannelloni

A mi padre le encantaban los canelones (y mi sobrino ha heredado su pasión). Por el tiempo que se tarda en rellenarlos, en casa eramos más de lasaña aunque por aquello del engorde se hicieran, tanto la una como los otros, de Pascuas a Ramos. Yo solía hacerlos con la receta tradicional de carne picada que ya compartiré con vosotros. En esta ocasión he utilizado un resto de carne de cocido con unos puerros y zanahoria rallada y no he puesto salsa de tomate. Evidentemente, es una versión más light pero igualmente riquísima. Ay, qué tendrá la pasta...
Ingredientes (4 personas)
200 grms de carne de morcillo cocida
3 zanahorias
2 puerros picados
2 cucharadas soperas de harina
3/4 de litro de leche
sal
nuez moscada
aceite de oliva
75 grms de queso gouda (o similar) rallado
20 canelones
Cubrimos de aceite el fondo de una sartén y freímos a fuego medio el puerro (lavado y picado).
Mientras tanto pelamos y lavamos las zanahorias y las rallamos en la picadora.
Las añadimos a la sartén, lo mezclamos todo bien y lo dejamos hacer junto otros cinco minutos.
Añadimos la carne desmenuzada, un pellizco de sal y medio vaso de agua. 
Lo dejamos hacer todo junto, removiendo de vez en cuando, a fuego medio/alto hasta que se evapore el agua (alrededor de un cuarto de hora). Lo dejamos enfriar.
Mientras tanto preparamos la bechamel con aceite, la harina, la leche, una pizquita de nuez moscada y un pellizquito de sal. Si pincháis aquí podéis ver el paso a paso de cómo se hace.
Añadimos tres cucharadas de la bechamel a la carne y lo mezclamos todo bien. Rectificamos de sal.
Cocemos la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. La escurrimos y la refrescamos en un colador bajo un chorro de agua fría. Colocamos los canalones sobre un paño limpio para eliminar el resto de agua.
Precalentamos el horno a 200 grados. Cubrimos de bechamel el fondo de una fuente de horno que podamos sacar luego a la mesa.
Rellenamos los canalones con una cucharita y los vamos colocando en la fuente. Echamos encima el resto de la bechamel y espolvoreamos el queso rallado.
Y al horno durante 10 minutos hasta que se ve borbotear a la bechamel, ponemos entonces el grill para que se dore el queso y ya está.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll