Imprimir

Print Friendly and PDF

viernes, 26 de octubre de 2012

Tarta de manzana y pasas /Raisin apple pie

Estamos en otoño y es el mejor momento para las manzanas reinetas. Son ideales para la elaboración de tartas y están divinas simplemente asadas (aunque sea en el microondas). En esta ocasión van acompañadas de unas pasas maceradas en un poquito de vino de Oporto. La tarta de hoy es de estilo inglés o americano. Está cubierta de masa quebrada por arriba y por abajo, lo que permite que las manzanas se hagan en su propio jugo. Resulta deliciosa tomada a temperatura ambiente o templada.
 Ingredientes
Masa
300 grms de harina
1 pellizco de sal
1 cucharada rasa de azúcar
200 grms de mantequilla
120 ml de leche
Relleno
3 manzanas reinetas grandes
100 grms de azúcar moreno
50 grms de azúcar blanco
1 cucharadita de canela
1/2 cucharadita de nuez moscada
2 cucharadas rasas de harina
1 puñado de pasas
vino de Oporto
leche para pintar la tarta
azúcar para espolvorear por encima
Empezamos poniendo las pasas en un cuenco y cubriéndolas con el Oporto. Las reservamos. 
La masa quebrada resulta muy fácil de hacer en un robot de cocina pero también puede fabricarse a mano. Mezclamos en el bol del robot ( o en bol normal) la harina, la sal y el azúcar. Le añadimos la mantequilla fría y ponemos en marcha el aparato. En unos segundos tendremos una mezcla de consistencia arenosa. Esto podemos hacerlo también con dos cuchillos, deshaciendo así la mantequilla en la harina.
Añadimos poco a poco la leche hasta obtener una masa blanda. Si lo hacemos a mano, vamos amasando y mezclando justo hasta tener una bola de masa manejable.
Volcamos la masa en un plato, cubrimos con film transparente y a la nevera con ella mientras vamos preparando el relleno. Al enfriarse en la nevera nos resultará fácil después estirarla con el rodillo para preparar la base y la cubierta de la tarta. 
En otro bol mezclamos el azúcar moreno, el azúcar blanco, la canela, la nuez moscada y la harina.
Pelamos las manzanas y las cortamos en lonchas de un cm de grosor. Con las manos, las embadurnamos bien con la mezcla anterior.
Le añadimos las pasas escurridas y volvemos a mezclar. 
Untamos de mantequilla un molde o fuente de horno que luego podamos llevar a la mesa.
Sacamos la masa de la nevera y la dividimos en dos trozos, uno más grande para la base y otro más pequeño para la tapa. En la encimera enharinada estiramos el más grande con el rodillo. Cubrimos con ella la fuente de modo que quede algo de masa colgando por los bordes.
Rellenamos con las manzanas.
Precalentamos el horno a 180 grados. Estiramos la otra bola de masa y cubrimos las manzanas. Sellamos los bordes, apretando la masa superior sobre la inferior. Pasamos el rodillo por encima de la fuente de modo que nos resulte fácil eliminar la masa sobrante. Doblamos hacia el interior el reborde que nos haya quedado. Con los recortes podemos hacer unos adornos usando un cortapastas. Pintamos de leche y espolvoreamos de azúcar. Le hacemos unos cortes para que no se nos deforme al cocerse.
Y al horno durante 45 minutos o hasta que la superficie esté dorada.
 Servimos templada con nata, con helado, o solita.
Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y trataré de darte una respuesta pronto.
He activado la moderación de comentarios para evitar que personas con poco que hacer traten de remediar su aburrimiento descargando aquí su mal humor.
Disculpad las molestias.

Foodieblogroll